Loading...
Gestión Empresa

10 signos que indican que tienes un jefe tóxico, según Google

¿Crees que en tu oficina hay un ambiente poco saludable porque sospechas que tienes un jefe tóxico? En este artículo te contamos cómo identificarlos según el proyecto Oxygen de Google, que se dedica a identificar a los buenos y malos directivos dentro de la compañía.

Un jefe tóxico es aquel que trata mal a sus empleados sin ningún motivo aparente, que no valora a sus trabajadores y que hace que los demás se sientan mal cuando van a la oficina.

En ocasiones lo hacen por el mero hecho de “sentirse respetados”, pero en otros casos actúan de esa forma, simplemente, porque creen que sus empleados trabajarán más y mejor con esta actitud.

Sin embargo, los hay que dudan a la hora de identificar a este tipo de directivos.

Por eso, en 2008, Google comenzó a desarrollar Project Oxygen, una apuesta para identificar a los buenos jefes dentro de la compañía de Mountain View.

Pues bien, resulta que la multinacional no sólo consiguió dar con las claves para saber qué era lo que hacía un buen líder. También demostró los 10 signos que indican que tienes un jefe tóxico. Estos son:

  • Hablas pero no te escucha
  • Se preocupa sólo por apagar fuegos pequeños
  • No se preocupa por el bienestar del equipo
  • Sus decisiones no están enfocadas a los resultados
  • No comparte información
  • No se ha sentado contigo para saber cuál te gustaría que fuera tu futuro dentro de la empresa
  • No sabes por qué haces lo que haces y tampoco si lo estás haciendo bien o mal
  • No está capacitado técnicamente para solucionar problemas cuando los tienes
  • Es experto en el “arte del escaqueo”
  • Hace todo lo posible para retrasar una decisión y cuando se decide por algo es “a medias”

Como os comentábamos al principio, en el otro lado de la balanza, los buenos jefes tienen las siguientes características, según Google:

  • Es un buen coach
  • Hace que su equipo se sienta fuerte y no hace “microgestión”
  • Crea un ambiente inclusivo y reconoce el mérito y el trabajo bien hecho.
  • Es productivo y los resultados tienen un objetivo
  • Es un buen comunicador (escucha y comparte información)
  • Sabe cuál es tu plan de carrera y te ayuda a conseguirlo
  • Tiene una visión estratégica para el equipo
  • Cuenta con las habilidades técnicas necesarias para resolver problemas
  • Colabora con otros departamentos (en este caso, de Google)
  • Toma decisiones acertadas, aunque sean difíciles

Escrito por Ana Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.