Loading...
Gestión Comercial

4 cosas que las marcas deben saber sobre el activismo para no pillarse los dedos en 2019

2018 fue un gran año para el activismo en clave marketera. En el transcurso del último año las marcas, que se liaron por fin la manta a la cabeza (en lo referente a temas políticos y sociales de gran calado), se pronunciaron públicamente sobre toda una miríada de temas, desde el racismo hasta el control de armas pasando por la controvertidas acciones del ejecutivo de Donald Trump.

El mundo supura lamentablemente problemas por todos los poros, pero ¿cuándo y cómo deben las marcas involucrarse a este respecto (sin salir necesariamente escaldadas)? A la hora de aproximarse al activismo (en particular de cara al año que viene) las marcas deben tener en cuenta las consideraciones que disecciona a continuación Forbes:

1. Salvaguarde los valores de su marca

Es vital que las marcas se tomen la molestia de identificar sus valores clave y que, tras ponerles nombres y apellidos, se aseguren de jurar fidelidad a tales valores.

Cuando emergen determinados temas que están alineados (o por el contrario desalineados) con los valores de las marcas, éstas pueden aprovechar la oportunidad para alzar la voz. Al fin y al cabo, lo peor que le puede pasar a una marca es involucrarse en una conversación que es completamente ajena a sus propios valores.

La inconsistencia es la particular “criptonita” de las marcas que deciden enarbolar la bandera del activismo.

Más allá de pronunciarse sobre un determinado tema, las marcas deben actuar en base a las causas que han tenido a bien defender. Las declaraciones de las marcas (y más sobre temas políticos y sociales) no deben ser fruto del “calentón” del momento y deben estar enraizadas que acciones (contantes y sonantes) que las sustenten.

2. Observe antes de dar el salto al vacío

Antes de enredarse en temas de candente actualidad (los que hacen arder las redes sociales) las marcas deben apostar por la cautela para evitar precipitarse.

Puesto que ninguna empresa en sus cabales quiere perder clientes, a la hora de dar voz a sus valores las marcas deben hallar la forma de expresarlos sin ofender a otras personas.

Es esencial que las marcas contemplen desde múltiples puntos de vista sus mensajes y sus implicaciones a fin de evitar innecesarias meteduras de pata.

3. Espere lo inesperado

Las marcas deben discutir sobre las eventuales preocupaciones del consumidor periódicamente (al menos cada cuatrimestre).

Si sale a flote un determinado tema y la marca se ve obligada a responderlo, su respuesta debe ser necesariamente honesta (y estar en sintonía con sus propios valores).

Planificando respuestas a posibles temas (potencialmente peliagudos), los empleados sabrán qué contestar si se topan de bruces con tales temas.

4. Fije la mirada en los más jóvenes

El denominado “brand activism” no hará sino pegar el estirón en 2019. Y lo hará llevado en volandas por la Generación Z. Al fin y al cabo, más de la mitad de los centennials admite que el compromiso de las marcas con causas de naturaleza social impacta inevitablemente sus decisiones de compra.

La Generación Z, la que se convertirá en la mayor fuerza laboral de futuro, otorga una importancia de primerísimo orden al activismo, que las marcas deben hacer necesariamente suyo.

Vía: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.