Loading...
Aprender a Emprender

5 lecciones (no violentas) de liderazgo que puede aprender de “Juego de Tronos”

En Juego de Tronos, la aclamada serie de HBO, los protagonistas luchan encarnizadamente (derramando sangre si hace falta) para subirse al codiciado Trono de Hierro.

Y aunque 100% ficticia, lo cierto es que en la celebérrima serie hay agazapados un buen puñado de lecciones de liderazgo que, sin violencia de por medio (esa que tanto les gusta a los personajes de Juego de Tronos), son perfectamente aplicables en el ámbito laboral.

De Juego de Tronos los líderes (o aspirantes a líderes) harían bien en “robar” (descaradamente si hace falta) las lecciones de liderazgo que disecciona a continuación Inc.:

1. Conozca a sus aliados
En Juego de Tronos los personajes están permanentemente luchando por algo, pero sólo los que logran convertirse en acreedores del título de “ganador” saben a quién tienen que arrimarse y como cortejar a sus potenciales socios. Quienes juegan (y ganan) investigan concienzudamente a cuántos están a su alrededor y les ofrecen tratos que no pueden rechazar para convertirlos en sus aliados.

2. Busque activamente buenos consejos
Recuerde que los líderes inteligentes saben rodearse de sabios consejeros. Los buenos líderes no tienen miedo de pedir opinión y parecer a los demás (por mucho que sean sus subordinados). Y son además lo suficientemente generosos para ofrecer consejo a otras personas.

3. Delegue
Tenga en cuenta que ningún líder (por muy hábil que sea) es capaz de cargar sobre sus hombros con todas las tareas. Delegar tareas es absolutamente imprescindible para todo líder que se precie. Eso sí, los líderes no deben convertirse en “control freaks” y, aunque deben apoyar a su equipo en la cumplimentación de las tareas asignadas, deben evitar revolotear en exceso a su alrededor y deben procurarles cierta libertad.

4. Póngase en pie (y hágase ver y oír)
Haga oír su voz y haga siempre su contribución a la reunión en la que participa (aun cuando no sea la persona más experimentada). A veces los mejores consejos brotan de fuentes totalmente inesperadas.

5. Sea paciente
El cambio que tanto anhela no tendrá lugar lamentablemente de la noche a la mañana. Si ha implementado estrategias, dé a éstas tiempo suficiente para madurar y echar brotes verdes. Pero tampoco tenga miedo de recabar resultados cuando así lo crea necesario.

Un artículo publicado en Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *