Loading...
Gestión Empresa

9 consejos para sanar a los empleados contagiados del virus (mortal) de la apatía

El “engagement”, esa cualidad que todas las empresas buscan en sus empleados, es a veces escurridiza y no logra abrirse paso (por mucho que lo intenten los líderes) en todos y cada uno de los trabajadores.

Empleados apáticos hay lamentablemente unos cuantos en casi todas las compañías, pero ¿es posible rehabilitarlos? Lo cierto es que sí (afortunadamente para las empresas), puesto los trabajadores apáticos cuestan anualmente a las compañías estadounidenses entre 450.000 y 550.000 millones de dólares en términos de productividad perdida, según un estudio de Gallup.

De acuerdo con este informe de Gallup, solo el 30% de los empleados presumen de “engagement” en el trabajo que les ha tocado en suerte.

Reactivar a empleados que sufren la enfermedad (mortal) de la apatía laboral no es fácil ni mucho menos, pero puede lograrse echado mano de los consejos que disecciona a continuación Ragan.com:

1. Haga preguntas
Una buena manera de hacer que los empleados apáticos regresen al redil es hacerles preguntas y animarles a compartir sus opiniones con el resto de la plantilla. Se trata de hacerles sentir que sus pareceres son importantes y merecen, por lo tanto, ser escuchados.

2. Tenga fe (y sea empático)
Todo el mundo quiere triunfar. Nadie quiere ser mediocre. Una excelente táctica para lidiar con empleados apáticos es tener empatía con ellos y tomarse muy en serio sus preocupaciones.

3. Recuerde que las “broncas” (sin más) no funcionan
Si el rendimiento de sus empleados está por debajo de lo esperado, póngase manos a la obra y trate de averiguar qué se esconde realmente detrás de su bajo rendimiento.

4. Fije objetivos (en colaboración con sus trabajadores)
Intente recuperar la confianza perdida de sus empleados fijando en colaboración con ellos objetivos y fechas tope (en lugar de imponérselos sin más). Apoye además a sus trabajadores en la cumplimentación de los objetivos previamente fijados y busque activamente maneras de que estos puedan realizar contribuciones a la empresa para la que trabajan.

5. Muéstreles aprecio
Incluso cuando los empleados apáticos están mejorando su actitud a lentísimo paso de tortuga, es importante que reciban muestras de aprecio por parte de sus superiores. El aprecio es un ingrediente esencial para que el trabajador se sienta un miembro valorado dentro del grupo.

6. Agasaje a sus empleados con oportunidades
El trabajo monótono es una de las principales causas de la apatía en el trabajo. Por eso es esencial poner en manos de los trabajadores nuevos proyectos e incluso animarles a poner en marcha proyectos propios. De esta forma, los empleados terminarán desarrollando un sentimiento de pertenencia a la empresa.

7. Experimente con los horarios laborales flexibles
La productividad desciende a medida que pasa el día, por lo que las horas extra son casi siempre dañinas en términos productivos. Razón de más para apostar por los horarios flexibles, que utilizados adecuadamente pueden dar fuelle a la productividad de los empleados.

8. Destape talentos ocultos
Un diseñador gráfico puede albergar un magnífico cantante en sus entrañas. Y un contable puede tener madera de comediante. Organice mensualmente eventos para animar a sus trabajadores a mostrar sus talentos ocultos y ayudarles simultáneamente a combatir el estrés inherente a sus quehaceres profesionales.

9. Aliente los errores
En ocasiones, enfrentados a una idea potencialmente muy buena, los trabajadores se paralizan por temor a que la idea que tienen entre manos sea un error. Es sumamente importante que las empresas den la bienvenida a los errores de sus empleados. Sólo así la creatividad logrará echar brotes verdes dentro de la organización.

Un artículo publicado en Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *