Loading...
Editorial

Estos son algunos consejos para acabar con el síndrome postvacacional, según Addeco

Septiembre está aquí y esto, entre otras muchas cosas, significa el fin del período vacacional para muchas personas. Y, como cada año por estas fechas, son muchos quienes sufren el conocido como síndrome post vacacional, una patología transitoria que se produce durante el proceso de adaptación de un trabajador a su rutina diaria después de un periodo de vacaciones más o menos largo.

Según un estudio de Adecco, uno de cada tres trabajadores sufren este trastornoen su vuelta al trabajo. Y del 66% restante, una parte importante padece o padecerá un cuadro de fatiga o estrés relacionado directamente con una incorrecta adaptación a la rutina tras estas vacaciones. Este informe trata de arrojar algo de luz sobre esta patología y da una serie de consejos para hacerla más llevadera y, por qué no, acabar con ella.

En general, esta sensación es característico de países en los que es habitual disfrutar de períodos prolongados de vacaciones, como es el caso de España, donde el grueso del descanso se concentra fundamentalmente en los meses de verano. Los trabajadores más propensos son aquellos que tienen menor tolerancia a la frustración, los menos resilientes y los que vuelven a un puesto de trabajo hostil.

Pero, ¿qué tengo que hacer si padezco o he padecido esta patología? Aunque los síntomas son diversos y cada persona los experimenta de forma diferenteel síndrome postvacacional también puede prevenirse. Según el propio estudio de Adecco, una correcta actuación previa a la vuelta al trabajo puede servir para evitar este síndrome.

Entre otras actuaciones, Adecco recomienda adaptar los horarios de sueño en vacaciones a los que se tendrán después en el puesto de trabajo los días anteriores a la vuelta, no volver de vacaciones el día antes de la vuelta a la rutina o dividir los días de vacaciones a lo largo del verano con el fin de no crear hábitos de vida de los que nos costará huir.

Evidentemente, todos estos consejos sirven para los momentos previos al momento de irse de vacaciones. Pero, ¿y si ya tengo el síndrome? Terminar con esta depresión es sencillo siempre y cuando se ponga fuerza de voluntad. Entre los trucos más interesantes se encuentra levantarse algo más temprano de lo habitual para ir al lugar de trabajo, retomarlo de forma gradual y evitar grandes cargas de trabajo justo en ese momento.

Un artículo escrito por Diego Lorenzana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *