Loading...
Gestión Empresa

Jon Snow, liderar también implica ceder

Liderar un equipo de trabajo y llevar un ejército a la guerra contra Poniente puede no ser tan distinto, ¿o sí? Extendiendo la pregunta, ¿podríamos tomar ejemplo de alguna de las actitudes de los personajes de Juego de Tronos para nuestras vidas? Hoy hablaremos, en este sentido, de uno de los más emblemáticos: Jon Snow.

Juego de Tronos es una de las series más populares de la última década. Creada a partir de los libros de G.R.R. Martin, la primera temporada se estrenó en 2011. Ahora, la serie cuenta ya con 7 temporadas. En este trayecto, hemos ido identificando poco a poco aristas en el rico mapa de personajes que le dan forma y sentido a la serie.

*Para quien no haya visto la serie, advertir que en este artículo aparecen algunos hechos que suceden en ella (spoilers) necesarios para entender la evolución del protagonista del artículo, Jon Snow.

Jon Snow, un ejemplo a seguir

En la primera temporada, Jon Snow parte de su hogar, Invernalia, para convertirse en Guardia Nocturno. Después de siete temporadas, vemos como Jon se ha convertido en un líder de ejércitos, un hombre al que miles de seres están dispuestos a seguir.

En la actualidad, pese a la gran cantidad de series y películas que pueblan la parrilla, no es fácil encontrar personajes que sean buenos ejemplos de comportamiento. Esto es particularmente cierto en Juego de Tronos, una serie en la que el lema de “todo por el poder” está muy presente.

Sin embargo, incluso en Juego de Tronos podemos encontrar lecciones valiosas. Estas lecciones pueden ser aplicadas a tu vida cotidiana para triunfar, así como han triunfado en Poniente. Así, de Jon Snow podemos imitar algunas estrategias para liderar con inteligencia.

1. Sé paciente y pon como norte en tu brújula el resultado final

Ninguno de nosotros debe enfrentarse a la llegada de los Caminantes Blancos. Y gracias a Dios por eso, pues los Caminantes son francamente escalofriantes. Sin embargo, en un mundo globalizado, el tiempo es dinero. Constantemente podemos sentir que existe una presión constante sobre nosotros por ganar o no perder del uno y del otro.

Al igual que Jon, mantener una imagen amplia de lo que nos sucede, una perspectiva que nos deje ver el bosque por encima del árbol, nos ayudará. Recordemos que todo lo que hagamos en un microcosmos influirá en el macrocosmos.

2. Identifica el potencial de los demás

Honestamente, Jon Snow sigue vivo gracias a Sam. La amistad que une a Jon con Sam se basa en la confianza. A su vez, esta confianza se desarrolló a partir de la continuidad de su relación, fortalecida porque cada uno es capaz de identificar y “servirse” de las fortalezas del otro. Sam estaba seguro que Jon sería un buen líder. A su vez, Jon veía la potencialidad de Sam de ser un buen Maester.

La clave del éxito en cualquier grupo de trabajo es que cada uno contribuya con aquello para lo que está más capacitado. De esta manera, cada persona ofrecerá al equipo sus habilidades particulares. Es importante que animemos a nuestros compañeros y colegas en las áreas donde tienen más fortalezas, de manera que el equipo se vea beneficiado.

3. Mantente al tanto de lo que pasa en tu equipo

Jon Snow logra buena parte del apoyo con el que cuenta a través de la confianza que han depositado en él sus hombres. Jon ha logrado ganar esta confianza poco a poco, siempre perteneciendo a su equipo. Jon nunca está demasiado alejado de sus soldados. Conoce lo que está pasando en su día a día, y esto genera empatía. Siempre es uno de los suyos.

Traduciéndolo a nuestro plano, es importante que dejes que cada uno de los miembros de tu equipo se desarrolle también en el plano individual. En este sentido, el juego del que forman parte estrategias de comunicación y egos tiene una gran trascendencia.

4. No desestimes a la gente sólo por su falta de títulos

Jon Snow ha cometido graves errores a lo largo de su estancia en el Muro e Invernalia sólo por no seguir los consejos de una persona que no es experta. Cuando Sansa, por ejemplo, sugirió que Jon batallara con el ejército de Ramsay Bolton, él rechazó la idea de plano.

Cuando Sansa, tiempo después, le comentó sus inquietudes con respecto a los Umber y los Karstark, Jon también las desestimó. Así, cosas malas sucedieron solo porque Jon no escuchó con la suficiente atención a una mujer que carecía de credenciales. Saliendo de la serie, intenta escuchar lo máximo que puedas. Quizás, precisamente la falta de experiencia de un interlocutor pueda ser muy valiosa para señalar encrucijadas valiosas que no llamaron tu atención.

5. Liderar también implica ceder

Como pudimos ver en la última temporada, aquellas personas acostumbradas al poder pocas veces quieren perder esta posición. Ni Jon Snow ni Daenerys Targaryen podían llegar a un acuerdo porque ambos querían cosas distintas. Pero ser líder requiere velar por los intereses de la mayoría.

Para lograr los objetivos deseados, muchas veces será necesario llegar a acuerdos que no sea exactamente lo mejor para ambas partes. Es decir, encontrar una solución intermedia entre las dos opciones “egoístas” más beneficiosas.

Así, como Jon Snow, es necesario que estés dispuesto a revisar tus posiciones y tus argumentos. Muchas veces será necesario ceder en algunos puntos, lo que te dará fuerza para mantenerte firme en otros. De esta manera, será más fácil alcanzar acuerdos que terminen beneficiando de alguna manera a alguna de las partes.

Un artículo escrito por Camila Thomas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.