Loading...
Gestión Empresa

La alargada sombra del CEO estrella

Durante un tiempo estuvo de moda hablar sobre Steve Jobs y de su personalidad carismática. Esa cualidad no era negativa pero su sombra como CEO iba más allá de la imagen de la empresa, de hecho él era la empresa.

Hoy he visto una oferta de trabajo que ha captado mi atención. La puesta en escena era curiosa. Un grupo de personas en una oficina posando como actores de una serie de Netflix. Y en medio, una persona que me resultaba familiar. Pero nunca lo había visto con su equipo. Eso es, se trataba de un CEO estrella.

Errores y aciertos del CEO

Sólo recuerdo al responsable del equipo en publicaciones donde aparece en solitario. Sus frases ingeniosas, sus ponencias, entrevistas son protagonistas en las redes sociales profesionales. ¿Su plantilla de trabajadores? Invisible.

Todos los méritos y aciertos en su sector, son atribuidos a su persona sin pasar por el filtro de: “Somos un gran equipo”. Jamás aparecen en fotografías ni son mencionados. Los errores y los aciertos son cosa de una sola persona.

Predicar con el ejemplo lo que se difunde en charlas

Este tipo de perfil de CEO, tiene unos rasgos bien conocidos porque hay muchos. Ese es su problema. Y son muy parecidos. Al final, uno no sabe a qué se dedican:

  • Practican deporte de riesgo.
  • Ofrecen charlas motivadoras.
  • Escriben una columna en un periódico.
  • Tienen publicados cuatro libros.

Y si analizamos su trayectoria visualizando su huella digital, lo que llama la atención es que habla de sí mismo en tercera persona del singular, que no necesita a ningún especialista en nada porque todo lo sabe.

Ahora necesito ayuda, ¿te unes a mi equipo?

Es lícito que una persona decida ser un hombre orquesta. Siempre saldrá ganando, a nivel económico y su ego quedará satisfecho. Pero si durante un largo tiempo el YO ha estado más presente que el NOSOTROS, resulta curioso que alguien quiera unirse a una plantilla que ha mantenido oculta.

Las palabras clave que emplea en el anuncio no concuerdan con lo que sabemos de él. Puede que sea bueno, que tenga muchos clientes, que alguna vez le hayan entrevistado en un medio de comunicación, pero un líder se hace a base de pensar algo sensato y obvio: una persona sola no puede triunfar sin ayuda.

Un artículo escrito por Joana Sanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *