Loading...
Aprender a Emprender

La inspiración viene de las personas, no del dinero

Manuel Linares y Juan Castillo han sido los protagonistas del segundo combate o peso medio del Entrepreneurs Fight Club.

La segunda disputa de la “Noche de la Inversión” en Tenerife parecía más un debate entre dos compañeros que una lucha entre rivales.

Los participantes han comenzado el debate haciéndose unselfie, a petición del fundador de KIBO: Manuel Linares.

Ambos emprendedores son un ejemplo de superación, tanto Linares como Castillo han sabido aprender de sus fallos y adaptarse a las circunstancias.

Juan Castillo, creador de GuruWalk, ha admitido que todavía le tiene miedo al fracaso aunque para él la inspiración viene de las personas, no del dinero.

Según Castillo de no ser por su abuelo no habría llegado hasta donde está: “Es la única persona que me ha apoyado en mi faceta emprendedora, incluso cuando casi me arruino”.

“De todo se aprende, toda caída te hace más fuerte. Yo empecé con una marca de motos eléctricas de alta gama, en aquel momento era demasiado joven y no conocía el mercado. Como es lógico me la acabé pegando” confiesa Castillo.

A la hora de emprender, Linares opina que hay que ser curioso y aprender de todo lo que nos rodea. “Un emprendedor debe ser capaz de delegar responsabilidades y confiar tareas a otros. Todo crecimiento conlleva un trabajo de equipo, solo no se llega a ningún sitio“.

La empresa de Manuel acaba de cumplir diez años, a pesar de todo, su fundador confiesa no tener ni idea de cuánto factura al año. Linares tiene una larga trayectoria profesional, desde plataformas para autistas hasta empresas de micropréstamos. Este simpático emprendedor ha llegado a montar nada menos que doce startups.

Por su parte, a Castillo después de tanto sufrimiento le ha llegado su recompensa con su último proyecto GuruWalk: “Llevamos ocho meses y de momento estamos en ochenta y tres ciudades, es un logro teniendo en cuenta que no hemos invertido nada en publicidad, sólo en personal”.

Además de ser de la misma quinta, Linares y Castillo son defensores de un consumo sostenible y ético. Para Manuel es indispensable creer en lo que estás vendiendo para que el producto funcione.

“Esquiva los obstáculos, adáptate a ellos, no dejes de ser curioso, mantén vivo al niño que llevas en tu interior, las ideas más maravillosas pueden llegar de cualquier lugar”, concluye Linares.

El público ha aplaudido las palabras de ambos luchadores y de nuevo se ha vuelto a proclamar un empate técnico entre los participantes. Los dos han salido airosos del encuentro.

Via: Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *