Loading...
Gestión Comercial

Persuadir con el corazón o con la razón, pero no con ambos

Todos hemos oído que persuadir a otras personas requiere ganar tanto sus corazones como sus mentes.

Sin embargo, en ocasiones, tratar de aprovechar la emoción y la lógica puede hacer que nuestra acción resulte menos efectiva en determinadas situaciones.

Para crear la base más sólida para tu argumento, decide por adelantado la táctica más convincente para tu audiencia.

Ser emocional es eficaz para despertar el interés en una idea, aumentar el rendimiento o el compromiso de la gente, o ayudar a un equipo que está luchando con el conflicto.

Conecta con tu audiencia usando descripciones vivas y compartiendo historias personales. Muestra cómo tu idea les beneficiará personalmente.

Por otro lado, persuadir con la razón es mejor para anular una decisión pasada, abordar un problema muy complejo, o convencer a una persona analítica, basarse en datos para que esté de acuerdo con nosotros. Usa pruebas y tu experiencia para demostrar por qué tu idea merece atención. Resalta el análisis que ha hecho y discute los beneficios de su idea de manera muy tangible.

Un artículo publicado en Pymes y Autónomos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *