Loading...
Gestión Empresa

Por qué las reuniones de empresa deberían ser opcionales

No todas las reuniones de empresa son productivas, eficientes y útiles para el equipo. Por eso repasamos algunas de las ventajas de que estos encuentros tengan un carácter opcional.

Existen diversas técnicas para que las reuniones sean más productivas, desde abolir la multitarea a romper el bloqueo haciéndolas en movimiento, optar por herramientas colaborativas o reducir su duración a la mitad de tiempo. Pero, ¿y si no fuese obligatorio acudir a ellas? El hecho de que estas fuesen opcionales podría incrementar su rendimiento, mejorar la motivación de los trabajadores y producir mejores ideas.

Andy Kaufman, el presentador del podcast People and Projects, se dio cuenta del cambio que supondría hacer que las reuniones sean opcionales. Aunque en un principio pueda ser inverosímil o parecer que va a incentivar la abstención a las mismas, repasamos los beneficios de esta medida según este experto.

5 ventajas de que las reuniones de empresa no sean obligatorias

  • Elimina las excusas: A nadie le gusta tirar tiempo a la basura en una reunión sin sentido, mucho más después de una ardua jornada de trabajo. Determinadas reuniones son improductivas, revisión de material antiguo, falta de buenas ideas y escasa energía. Al crear una política de la empresa explícita que establezca que todas las reuniones son opcionales, cada persona es responsable de usar bien su tiempo, incluyendo a todos los miembros de la plantilla.
  • Los líderes tienen más claro el valor: Si las reuniones son opcionales y un número alto no acude, los responsables deberán replantearse su estructura y contenidos, preparándose para ofrecer valor, hacer el proceso más bidireccional, generar mejor feedback y mejorar los resultados. Quitar la obligatoriedad de las reuniones obliga a los líderes a tener más inteligencia emocional y emplear el pensamiento crítico.
  • Medida alineada con los valores: Anteponer el bienestar de los empleados, favorecer la flexibilidad e incentivar la conciliación contribuirá a que puedan gestionar mejor su tiempo, anteponer sus valores y necesidades, cuidar a los clientes o brindar un mejor servicio a la empresa. Si tienen libertad para llegar un día tarde o saltarse alguna reunión, podrán realizar una mejor toma de decisiones.
  • Más responsabilidad y mejor desempeño: Una política de reuniones opcional no implica que las reuniones no tengan ningún valor. Por el contrario, las reuniones son una de las herramientas más poderosas que tenemos para establecer la dirección, crear la alineación, resolver problemas y generar impulso colectivo. Se trata de una política en la que cada individuo sea responsable de hacer que la reunión valga la pena. Si los líderes no llevan a cabo reuniones valiosas y sus equipos se excluyen, esto afectará absolutamente el rendimiento. Si un miembro del equipo decide no participar en todas las reuniones, por lo tanto, al no aportar ideas, soluciones e información al grupo, su valor para la organización disminuye drásticamente.
  • Fomenta la búsqueda del propósito: Hacer reuniones explícitamente opcionales puede cambiar a mejor la cultura corporativa, ya que para que resulten atractivas, necesarias e interesantes deben tener un propósito claramente establecido por adelantado, directamente relevante y conectado con los empleados y su motivación intrínseca.

Fuente | Inc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.