Loading...
Gestión Empresa

Por qué los empleados de Netflix tienen vacaciones ilimitadas

Casi tres lustros es lo que llevan los empleados de Netflix teniendo acceso a vacaciones ilimitadas, una medida pionera encaminada a adaptarse al nuevo paradigma de la economía de participación.

La carencia de vacaciones es perjudicial para la salud mental, mientras que tanto el tiempo de ocio como los viajes, el descanso y la relajación tienen efectos sumamente positivos sobre el organismo. En lo tocante a estos días que cada trabajador tiene por derecho, las compañías han tomado decisiones diversas: algunas dotan a sus empleados de mayor poder de decisión y flexibilidad horaria, en muchas siguen fomentando la cultura del presentismo o forzando a los empleados a estar disponibles durante las vacaciones y otras, como Netflix han ido un paso más allá permitiendo las vacaciones “ilimitadas” a su plantilla.

Desde 2004, los empleados de la exitosa compañía de streaming poseen la libertad de decidir cuándo presentarse a trabajar, cuándo seleccionar sus días libres y cuánto tiempo tienen que dedicarle a cada proyecto para entregarlo dentro de los límites previamente pautados. Precisamente, la flexibilidad está directamente correlacionada con la responsabilidad, ya que empoderar a los empleados para tomar sus propias decisiones persigue un rendimiento óptimo, algo que se plasma en los resultados de alta calidad en las evaluaciones de desempeño. 

Tal y como subrayan desde el Foro Económico Mundial, en la compañía de contenido televisivo la prioridad son los resultados y la productividad. Para alcanzarlos la autonomía de cada colaborador propicia una cultura corporativa basada en la responsabilidad y no en la obediencia y en la rigidez de códigos, permitiendo que se altere el esquema tradicional para que cada uno gestione sus propios proyectos. Es la puerta a la llamada economía de participaciónamparada en el trabajo colaborativo y descentralizado, donde la valía de un trabajador no se mide por la cantidad de horas que pasa pegado a la silla de la oficina.

El comienzo de esta nueva política vacacional en Netflix partió de los propios trabajadores, que hablaron con los directivos alegando lo siguiente: “Nosotros jamás medimos el tiempo que invertimos en la empresa fuera del horario de oficina –como contestar correos electrónicos o trabajar los fines de semana- así que ¿por qué tienen que medir a cada paso cómo usamos nuestro tiempo en la oficina?”

Las políticas estrictas de vacaciones merman la creatividad y la productividad de los trabajadores, mientras que una mayor libertad y autonomía se trata de los mejores mecanismos de motivación  para generar un buen rendimiento. Algunas de las compañías pioneras en las vacaciones ilimitadas son la empresa brasileña Semco, que lleva 30 años operando con una política liberal de vacaciones o Virgin, la empresa de Richard Branson.

También existen iniciativas paralelas en el marco de la confianza empresarial: Google permite que los trabajadores se presten días de vacaciones entre ellos y en la británica St. Luke’s, valorada como una de las compañías británicas más innovadoras, en la que todos los empleados son accionistas y no existen jerarquías, existe la posibilidad de sumar un mes sabático a las tradicionales vacaciones. Para ello solamente es preciso llevar cinco años trabajando en la firma.

Fuente | World Economic Forum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.