Loading...
Gestión Empresa

¿Qué aspectos deben potenciar las empresas para atraer talentos profesionales?

El salario –un sueldo ‘justo’ acorde con la formación, la experiencia y la jornada laboral– y contar con medidas de conciliación laboral son dos de los factores que más valoran las personas a la hora de elegir en qué compañía trabajar. Tengan en cuenta estos puntos aquellas enseñas que quieran captar y retener talentos, pues hoy en día los profesionales tienen muy claro tanto lo que quieren como lo que no, que es igualmente importante.

Esta información se puede extraer de un reporte presentado por Randstad, el ‘Randstad Employer Brand Research 2017’. En el mismo se destaca que la remuneración es prioridad a la hora de elegir si seguir en un empleo o cambiar de compañía. La conciliación es el segundo aspecto que más se tiene en cuenta, el que haya medidas como la flexibilidad horaria, por ejemplo, y la posibilidad de elegir periodos vacacionales o el combinar la asistencia a la oficina con el teletrabajo.

Rodrigo Martín, presidente ejecutivo de Randstad España, apunta que “el sueldo no tiene que ser tan bajo para ser un motivo por el que irse ni tan alto como para ser el único motivo para quedarse”. Otras prioridades que se tienen en cuenta es el buen ambiente, el que haya compañerismo y un entorno satisfactorio para que cada uno pueda desarrollar sus tareas. También la estabilidad laboral y el tener un empleo que sea estimulante. En este caso es vital ofrecer oportunidades de desarrollo y crecimiento dentro de la propia enseña, para quienes busquen progresar y quieran seguir avanzando en su trayectoria.

La situación económica que se vive en estos momentos, más estable y tranquila que hace varios años, es lo que ha permitido que cambien las prioridades. Hace unos cuantos ejercicios los trabajadores privaban por encima de todo la seguridad de cara a mantener un puesto de trabajo. En estos momentos hay aspectos como los señalados que le ganan la partida a esa necesidad de sentir seguridad en la relación contractual.

Las motivaciones cambian de manera sensible según la franja de edad en la que nos movamos. Así, los jóvenes consideran fundamental el contar con oportunidades de desarrollo profesional, tener posibilidades de proyección internacional, la diversidad, la inclusión en el lugar de trabajo y la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de las compañías. Por otro lado, para los mayores de 45 años es mucho más importante la estabilidad y la buena situación financiera de la organización en la que trabajan.

Un artículo escrito por María Sanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *