Loading...
Aprender a Emprender

‘Reverse mentoring’: El cambio de roles en la mentoría profesional

Cuando se trata de asesoramiento y formación profesional, lo frecuente es encontrarse con docentes con experiencia y alta cualificación que se ocupan de mejorar la capacitación de los más jóvenes. En el caso de la mentoría, la situación ha sido la misma hasta hace muy poco: son numerosas las iniciativas que promueven el acompañamiento de seniors a juniors para poner sus conocimientos y trayectoria al servicio de quienes empiezan en el mundo de los negocios.

Esta fórmula ‘tradicional’, por así decirlo, está cambiando en los últimos años debido a dos condicionantes. Por un lado está el hecho de que quienes forman parte del ‘baby boomer’ –nacidos entre 1946 y 1964– y los pertenecientes a la ‘generación X’ –de la década de los 60– se han quedado un tanto al margen de la revolución tecnológica. Les está resultando difícil adaptarse a la situación actual y hacerse con las riendas de las herramientas y aplicaciones digitales que se utilizando para mejorar la productividad en el puesto de trabajo. Por otro nos encontramos con los millenials, que manejan a la perfección todos esos mecanismos y aplicaciones y que en los próximos cinco años supondrán la mitad de la fuerza laboral en los países desarrollados en los próximos cinco años.

En este contexto es que empieza a hablarse del ‘reverse mentoring’, una técnica que tiene su origen en Estados Unidos. En 1999 se empezó a animar a los altos directivos de General Electric a buscar un joven que le ayudase a conocer mejor el funcionamiento de internet. Jack Welch, consejero delegado de la compañía, sentaba las bases sin ser consciente de ello de lo que hoy es esta vuelta del tuerca a la mentoría profesional.

Los beneficios son muy interesantes y pueden reportar interesantes ventajas a las compañías. Los más jóvenes están habituados al uso de dispositivos portátiles y a utilizar herramientas y aplicaciones tecnológicas en su día a día. Los veteranos necesitan de formación y asesoramiento para ir adquiriendo esas aptitudes que pueden sumar mucho en su desempeño profesional.

España está adaptándose de manera lenta a esta reciente tendencia. Las grandes corporaciones suelen contar con más medios y plantillas más amplias en las que es posible desarrollar el ‘reverse mentoring’ y comprobar de qué manera influye en la gestión y la productividad del negocio. Las consultoras ofrecen ya estos programas para facilitar que se adopte un sistema que es de probada eficacia.

Un ejemplo de ello es Axa España, que cuenta con el Programa Reverse Mentoring. Carmen Polo, directora de RR HH de la aseguradora, explica que el objetivo de este no es otro que “reforzar la comprensión digital de los senior managers y la orientación a cliente de los jóvenes empleados”, según ha explicado en una reciente entrevista publicada en Womenalia. Esto puede generar una relación informal y más cercana entre las diferentes generaciones que contribuye a reducir la brecha generacional y se convierte en una oportunidad de trabajo cooperativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *