Loading...
Gestión Empresa

Todo lo que se debe saber sobre el financiamiento a corto plazo

Ante circunstancias impredecibles, muchas veces las empresas pueden necesitar más capital para hacer frente a algún tipo de déficit. En este caso, el financiamiento a corto plazo es una buena alternativa, especialmente para las pequeñas y medianas empresas. Les permite obtener dinero por adelantado y pagando un bajo porcentaje de intereses.

¿Qué es el financiamiento a corto plazo?

El financiamiento a corto plazo consiste en un préstamo realizado por alguna entidad financiera, representando una oportunidad para las empresas. Este crédito debe ser devuelto en un reducido periodo de tiempo, que va desde algunas semanas hasta un máximo de dos meses. Debido a sus múltiples beneficios, es una opción de financiamiento para empresas que resulta bastante atractiva.

El procedimiento es similar al de los mini créditos, donde los préstamos se realizan por pequeñas cantidades de dinero y los intereses suelen ser bajos, por lo que son pocos los riesgos existentes al solicitar este tipo de crédito.

Tipos de financiamiento a corto plazo

Son muy diversos los tipos de financiamiento a corto plazo disponibles hoy en día. Entre los principales se encuentran:

Financiamiento por medio de inventarios

Se hace uso del inventario de la empresa como una garantía para asegurar la devolución del préstamo. Si por algún motivo el acreedor no cumple con el plazo de devolución, la entidad podrá tomar posesión de todos el inventario, implicando un gran riesgo para la empresa en caso de incumplimiento.

Financiamiento por medio de cuentas por cobrar

Consiste en la venta de las cuentas por cobrar de la compañía, proceso que se realiza mediante un agente de cuentas. Esto se lleva a cabo bajo acuerdos previamente establecidos, y de esta manera la empresa puede obtener los recursos necesarios. Es un método cada vez más utilizado ya que resulta menos caro en comparación con otros tipo de financiamientos, no existen costes de cobros y se obtiene la cantidad acordada con rapidez.

Crédito bancario

Se obtiene mediante bancos y es el método más utilizado por empresas debido a la fiabilidad y la confianza que ofrecen este tipo de entidades. Los beneficios son mayores si la compañía acude al banco que gestiona sus cuentas, ya que esto permitirá que se realice un modelo de financiación menos arriesgado en base a los datos financieros de la empresa.

Uno de los inconvenientes de este método es la poca flexibilidad del banco en cuanto a las condiciones del préstamo, razón por la que muchas compañías acuden a otro tipo de entidades financieras.

Pagaré

Consiste en un documento escrito en el que se establece un compromiso de pago entre dos personas o entidades. En este se expone la cantidad del préstamo, la fecha para su devolución y los intereses acordados. En caso de incumplimiento, es posible tomar acciones legales. Este tipo de documento se suele llevar a cabo durante la compra o venta de mercancías o en préstamos de efectivo.

Crédito comercial

En este caso, se hace uso de los pasivos de la compañía, como cuentas por pagar e impuestos, para establecer un acuerdo entre las partes implicadas. Las condiciones suelen ser más flexibles que en el caso de los créditos bancarios y es más sencillo obtener los recursos necesarios debido a sus requisitos más simples.

Líneas de crédito

El banco concede a la compañía la disponibilidad de una cantidad de dinero durante determinado período de tiempo. En este caso no existe ningún documento legal entre las partes, pero se deben respetar los acuerdos previamente establecidos. Este método ofrece algunas ventajas, como la posibilidad de obtener dinero siempre que sea necesario. Sin embargo, con cada préstamo realizado se debe pagar un porcentaje de interés.

Este tipo de financiamiento solo está disponible para aquellas empresas que llevan tiempo siendo clientes del banco y tienen la capacidad de pago para hacer frente a los intereses implicados. Una vez que ha terminado el plazo establecido, la línea de crédito se cancela, por lo que la compañía deberá negociar nuevamente para la apertura de una nueva línea.

Papeles comerciales

Se tratan de pagarés no garantizados emitidos por grandes empresas con el fin de obtener intereses. Es un método beneficioso para pequeñas compañías ya que les permite obtener una fuente de financiamiento con costes bajos y en poco tiempo. El papel comercial está únicamente diseñado para satisfacer necesidades a corto plazo.

Sin embargo, presenta desventajas como la necesidad de presentar una línea de crédito como aval y los costes extras por el pago de la tasa prima.

¿Cuáles son sus principales ventajas y desventajas?

Ventajas

  • La tasa de interés del financiamiento a corto plazo es baja en comparación con los préstamos a largo plazo.
  • La compañía puede obtener los recursos necesarios de forma rápida para hacer frente a algún déficit o emergencia.
  • Es un tipo de financiación más fácil de conseguir para las pequeñas empresas.

Desventajas

  • Las utilidades de la empresa se ven afectadas al hacer uso de tarjetas de crédito en financiamientos a corto plazo.
  • El aumento de la tasa de interés dificulta el pago de la deuda.
  • No es un método adecuado para empresas que ya tengan deudas.

Vía: Muy Pymes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.