16 consejos de emprendedores que ya sufrieron la anterior crisis

Qué tienen en común empresas como Amazon, Google. Airbnb, Whatsapp o Zoom? La primera nació en 1994, en plenos coletazos de la crisis del 93; la segunda poco antes del estallido de la burbuja de las puntocom, en 1998; la tercera y la cuarta en pleno batacazo del 2008, y la quinta justo en la doble recesión del 2011. Pero no nos vayamos tan lejos. ¿Qué une a La Nevera Roja, Cocunat, Let’s Bonus, Tiendeo, Mediasmart, Join Up, Nonabox o BabyEco? Algunas siguen existiendo, otras fueron adquiridas por empresas más grandes y alguna también ha cerrado. Pero todas ellas nacieron en la anterior crisis y supusieron en muchos casos el espaldarazo a una carrera emprendedora prometedora para sus fundadores. 

Y es que para el mundo emprendedor nacer en tiempos de crisis no tiene por qué ser una desventaja. De hecho, como nos recuerda la sabiduría china, el hanzi o grafía que ellos utilizan para referirse a “crisis” es el mismo que emplean para hablar de “cambio”. Eso es lo que son las crisis: oportunidades de cambio y, a menudo, de crecimiento. “Son siempre momentos de grandes oportunidades, en los que surgen nuevos problemas para los que se pueden encontrar soluciones muy necesarias”, resumen Elena Peyró, CEO y fundadora de JoinUp, plataforma multiservicio que gestiona la movilidad terrestre (taxi, parking, kilometraje, etcétera) de forma global para las empresas que está presente en 7 países y que se fundó en 2012. 

La actual crisis provocada por la pandemia ha sido muy radical y muy súbita, pero también ofrece bastantes ventajas para los que estén pensando en montar nuevos negocios, sobre todo aquellos relacionados con la digitalización, los sectores low touch, los ecommerce y en general todo lo online. 

Así que, si tienes intención de emprender o acabas de hacerlo, no te pierdas los consejos de estos ocho emprendedores; Íñigo Juantegui, CEO de Ontruck y cofundador de La nevera roja (2010); Sara Werner, CEO de Cocunat (2013); Blanca Garelly, fundadora de Rocking Baby y de BabyEco (2010); Miguel Vicente, co-Ceo de Antai y fundador en su día de Let’s Bonus (2009); María Martín, fundadora de TiendeoNoelia Amoedo, CEO y fundadora de Mediasmart (2012); Elena Peyró, fundadora de Join UP (2012) e Izanami Martínez, CEO de Exedra y fundadora de Nonabox (2012). 

1.-Mantén un negocio sano

Controla la tesorería y la caja. En tiempos de escasez debes esforzarte en tener las cuentas saneadas y un negocio que sea rentable, que sea sano. María Martín especifica: “controla bien los costes, es una actitud ante todas las decisiones: al comprar ordenadores, al alquilar la oficina, al contratar. Parte siempre de la solución más económica y ve subiendo en función de las necesidades”. 

2.- Busca inversores/socios a largo

Se tarda diez años en tener una carrera prometedora, en construir una empresa… En diez años puedes evolucionar y vivir oscilaciones y es importante identificar inversores que piensen en el largo plazo y que sepan asumir que las crisis existen, pero pasan”. Y lo dice por propia experiencia, Ontruck acaba de recibir ahora una ronda de financiación de 17 millones de euros liderada por OGCI ClimatenInvestments. Hoy Ontruck cuenta con 150 personas y opera en cuatro países (España, Francia, Reino Unido y Holanda).

3.-Muévete rápido

“En las crisis hay muchas oportunidades y muchas vienen porque a la gente le entra el miedo y el miedo paraliza, pero el que se mueve rápido, es  ágil y pivota, hace dinero. Un ejemplo: un negocio de baberos que se ha reinventado en fabricante de mascarillas”, insiste Garelli. Izanami Martínez habla de “transformar el miedo en alerta. El miedo te secuestra en el piloto automático. Con miedo no creamos. Con miedo nos paralizamos y nos agarramos a lo que fue. Suelta todas las creencias que tenías de cómo deberían de ser las cosas”. 

4.- Identifica la tendencia

Más importante que estar en el mercado correcto es estar en la tendencia correcta. “En el caso de La nevera roja estábamos en la tendencia: en tiempos de crisis la comida a domicilio es un lujo y la gente tiende a reducir los pedidos y cocinar más sus propias comidas, pero la tendencia en aquel momento era a hacer los pedidos online y esa fue lo que nosotros detectamos”, explica Juantegui. 

5.-Aprovecha la ruptura e innova

Izanami Martínez afirma: “¡Tienes una oportunidad de crear una solución que aporte valor a las nuevas necesidades que se están creando! Lancé Nonabox en marzo de 2012. Para nosotros la crisis no fue un impedimento. Cuando ofreces un producto o servicio diferente, una nueva experiencia que aporta valor con un coste eficiente, las crisis se convierten en aliadas. En momentos de ruptura cultural es más fácil impulsar a las personas a dejar atrás las tradiciones y empezar a consumir productos o servicios de una manera diferente”. 

6.-Ponte al mundo por montera

Una de las aportaciones de esta crisis frente a la anterior es que ha demostrado que cada vez es más fácil entrar en otros países y que la gente va confiando cada vez más en los distribuidores de otros mercados, Prueba de ello es el éxito que ha tenido AliExpress. Así que súbete a este barco y espabila. 

7.- Sé creativo

“La escasez de recursos te fuerza a ser creativo. Nuestra propiedad intelectual a nivel de software está basada en principios de optimización continua de recursos que han contribuido a darnos una gran ventaja competitiva”, explica Amoedo. Y Werner lo corrobora: “Yo he llegado a pagar nóminas con tarjetas de crédito. Perseguía a los comerciales de las tarjetas que hay en los aeropuertos y más de una vez me salvaron el pellejo. La crisis te lleva a situaciones límite y el que no tira la toalla es el que consigue ganar”.



8.-Busca alianzas

Las crisis son un buen momento para buscar alianzas. “Cuando vas bien los peces gordos no te hacen ni caso, pero en crisis están más receptivos y más abiertos a hacer cosas. Son los elefantes buscando a las gacelas. Intenta asociarte a grandes corporaciones, métete en el ecosistema, únete a aceleradoras… En Rocking Baby estamos creciendo un 20% anual y está siendo gracias al apoyo de Lanzadera”, insiste Garelli. 

9.- Aprovecha la digitalización

Hazlo todo online. Si algo ha traído esta crisis es el triunfo de todo lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías, que se pueda hacer online y que permita el contacto cero. Sectores como la telemedicina, la teleformación, el ecommerce, el SAS… Están destinados a crecer a marchas agigantadas y de forma continuada. 

10.- El cliente más rey que nunca

“Piensa siempre en el consumidor (o tu cliente, en caso de negocios B2B) y en cómo los servicios o productos que ofrecen pueden ayudar en estos tiempos de crisis: pueden ayudar a ahorrar, a ser más efectivo, a sentirse mejor emocionalmente…”, explica Amoedo. María Martín incide en esa idea: “asegúrate de que tu servicio/ producto aporta un valor claro al consumidor, porque más que nunca se buscará el valor en lo que adquirimos”. Y ahí es donde llega la segunda parte: consulta todo con tu cliente para saber cómo darle valor. 

11.- Utiliza las redes sociales

La gente ha compartido mucho en redes sociales y en chats grupales y eso puede ser una oportunidad para darte a conocer en esos entornos. Todos hemos visto surgir nombres antes totalmente desconocidos que se han convertido en relevantes por sus aportaciones. Son un poco los crisinfluencers. Aprovecha tu marca personal para reforzar tu marca. “En mi caso yo necesitaba hablar y la gente estaba falta de confianza. Empecé a hablar de mí en las RRSS y empezaron a crecer las ventas. Funcionó la empatía con el producto”, dice Garelli. 

12.- Elige bien a tu equipo y motívalo

“Para afrontar una crisis necesitas personas motivadas, ilusionadas e implicadas con el proyecto. Habrá momentos muy difíciles y es imprescindible contar con un buen equipo para recorrer con éxito un camino que con total seguridad no será nada fácil. Y para contribuir a ello no está de más trabajar muy bien los valores de la empresa y la visión clara de lo que queremos conseguir para la sociedad con nuestro proyecto. Esto no es solo necesario en tiempos de crisis, pero en los momentos difíciles se vuelve vital”, insiste Peyró.

13.- Ten mentalidad de chicle

En las crisis todo cambia a velocidad de vértigo y en una crisis como esta muchísimo más porque la enfermedad va alterando los planes de semana en semana, por eso no está de más el consejo de Blanca Garelly: ten mentalidad de chicle y acostúmbrate a trabajar por semanas. Cambia la planificación porque no puedes hacer previsiones. Así que organízate en bloque semanales”. 

14.- Sé flexible y pivota

Está muy relacionado con el consejo anterior. “Hay que estar preparados para adaptarse con mucha agilidad al mercado, que en tiempos de crisis cambia todavía más rápido. Así que, imprescindible, mucha flexibilidad”, recuerda la fundadora de JoinUp. Y has de estar dispuesto a pivotar: puede que el negocio no vaya por estar en crisis, pero también puede ser que te equivoques en el modelo. Nosotros pivotamos hasta tres veces”, recuerda Werner. 

15.- Focalízate en tu negocio

Es habitual que en estas ocasiones aparezcan muchos concursitos, eventos, certámenes, pero no hay que olvidar que están bien para quien los gana, a los demás les pueden hacer perder el foco y hacer perder el tiempo. Céntrate en tu negocio, planifica muy bien el qué quieres hacer y gestiona muy bien los gastos”, insiste Sara Werner. 

16.- Ten un plan Z

“La incertidumbre y el aumento del riesgo hace que tengas que tener todos los planes pensados, de la A a la Z, e incluso pensando planes alternativos en cada uno de ellos”, recuerda Werner. “Es normal en circunstancias normales tener miedo al riesgo, y más incluso en épocas de crisis: plantéate qué es lo peor que puede pasar si todo, absolutamente todo va mal, y te darás cuenta de que ese escenario, además de improbable, no es tan malo… y eso te ayudará a emprender sin miedo”, recuerda Amoedo. 

SABEL GARCÍA MÉNDEZ

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: