3 razones por las que YouTube se convertirá en un (adictivo) paraíso de las compras

Hace un par de meses se especuló con la posibilidad de que YouTube podría estar poniendo ojitos al e-commerce para metamorfosearse en un gigantesco centro comercial virtual. Y aunque las compras en la célebre plataforma de vídeo de Google siguen siendo hoy por hoy una entelequia, lo cierto es que la apuesta de YouTube por el e-commerce tendría en realidad todo el sentido del mundo.

Al fin y al cabo, los creadores que hay en la órbita de YouTube ya anuncian profusamente todo tipo de productos, que el consumidor debe adquirir necesariamente en webs de terceros. ¿No sería acaso mucho mejor tanto para los creadores como para YouTube que el usuario viera los vídeos el mayor tiempo posible sin tener que hacer escarceos en otros sitios web para comprar los productos que allí se abren paso? La fórmula de la compras integradas en YouTube redunda además en beneficio del consumidor es y, por lo tanto, «user-friendly».

Pero hay más razones por las que la filial de Google haría bien en convertirse en un gigantesco centro comercial virtual. Simon Kaiser las disecciona a continuación en un artículo para Horizont:

1. Sinceridad elevada a la máxima potencia en la experiencia de producto

Si el consumidor busca «reviews» verdaderamente creíbles sobre un producto, acude generalmente a YouTube. El que es el segundo buscador más grande del mundo ofrece muchísimo valor añadido al consumidor a la hora de tomar sus decisiones de compra.

Cuando el cliente desea comprobar cómo funciona, por ejemplo, la plancha para el pelo de una marca en particular, ve vídeos que den cuenta de manera directa del rendimiento del producto en cuestión.

Ni que decir tiene que integrando el botón de compra en YouTube el «customer journey» del cliente se haría sustancialmente más corto y se traduciría además en una experiencia de compra mucho más placentera.



2. De la inspiración a la experiencia de compra

Muchos usuarios recalan en YouTube no solo en busca de una información en particular sino también con el ánimo de inspirarse y practicar en último término el denominado «casual shopping».

Muy a menudo los espectadores de YouTube hallan la inspiración en sus youtubers favoritos, a quienes no dudan en preguntar por la ropa que lucen o por muebles y objetos de decoración que aparece en sus vídeos.

YouTube es en realidad un fenomenal escaparate para todo tipo de productos, cuyas ventas se dispararían probablemente con la irrupción del botón «shop now» en esta plataforma.

3. La ventaja de los datos

En calidad de mayor archivo de vídeo del mundo, YouTube tiene acceso a un catálogo absolutamente colosal de contenido en formato vídeo. Y los datos solapados a ese catálogo pueden emplearse de mil formas diferentes de cara a una eventual función de «shopping».

YouTube ya sabe, al fin y al cabo, qué productos son particularmente bien recibidos por determinados grupos de público objetivo. Y esto significa para las marcas que pueden conectar, si así lo desean, con un target específico de manera excepcionalmente precisa en YouTube.

Por el momento YouTube está meramente experimentando con la función de compras integradas en su plataforma, pero en el momento en que esta funcionalidad salga oficialmente del cascarón se topará de bruces casi con toda seguridad con el éxito, un éxito que podría multiplicarse de manera exponencial con la entrada en escena de la publicidad, que los anunciantes podrían emplazar estratégicamente allí donde se abren paso sus productos.

Vía: Marketing Directo

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: