3 tipos de empresas que han salido del cascarón tras la pandemia

La pandemia del coronavirus ha tenido un efecto demoledor en no pocas empresas, pero para otras ha sido una suerte de revulsivo a la hora de pegar el estirón. El impacto del COVID-19 en el tejido empresarial ha sido extraordinariamente desigual y por esta razón en un estudio llevado a cabo en Reino Unido, Francia y Alemania Adobe y London School of Economics (LSE) han puesto nombres y apellidos a los tres tipos de empresas que han emergido de la pandemia en base a su respuesta a la crisis y a su aproximación a la transformación digital y a la inversión en tecnología.

De acuerdo con Adobe y LSE, del vientre del coronavirus han nacido 3 tipos básicos de compañías: «thrivers», «hiders» y «survivors».

 

 

Aquellas empresas que se encuadran en la tipología de «thrivers» (aproximadamente una cuarta parte del total) han conseguido salir reforzadas de la crisis del COVID-19. Y lo han conseguido espoleando su inversión en tecnología, ajustando estructuras organizacionales y lanzando con suma celeridad nuevos productos y servicios al mercado.

Durante la pandemia las compañías «thrivers» registraron además un incremento del 20% en la productividad de su plantilla porque tuvieron a bien poner el foco en el bienestar de sus empleados (permitiéndoles, por ejemplo, acogerse a la fórmula del teletrabajo).

Así y todo, el 45% de las empresas «thrivers» protagonizó en los últimos doce meses una caída media en sus ventas del 15% (un descenso que es en todo caso bastante menos acusado que en otras compañías).

«Las implicaciones financieras de la pandemia del COVID-19 han sido tan profundas como variopintas», explica Alexander Grous, Academic Associate de LSE. «Con un enfoque más proactivo y más digital en su respuesta a la pandemia, junto con habilidades avanzadas de liderazgo, las empresas ‘thrivers’ han podido aplacar la presión a la baja en sus ventas y posicionarse simultáneamente de la mejor manera posible de cara a éxitos futuros», añade Grous.

«Thrivers», las empresas que mejor resistieron las embestidas de la crisis durante la pandemia

Por su parte, las empresas adscritas a la tipología «hider» (el 40% de todas las compañías) han encarado las crisis reduciendo ostensiblemente su inversión en tecnología e innovación en el transcurso del último año. Aun así, han conseguido mantener más o menos inalterable su competitividad porque se han tomado la molestia de invertir lo necesario para salvaguardar su «statu quo».

Conviene recalcar en todo caso que el 66% de las compañías «hiders» protagonizaron una caída media del 35% en su facturación en el transcurso de los últimos doce meses.



Las empresas de la tercera categoría («survivor») activaron el modo supervivencia durante la pandemia. El 35% de las compañías se ajusta a esta tipología. Durante la crisis solapada al COVID-19 las empresas «survivors» optaron por implementar recortes absolutamente drásticos. Además, la dirección en este tipo de compañías optó por la cautela (parece que excesivamente arrebolada) y desconectó en este sentido del día a día de su propio negocio y de la interacción con el consumidor real. En consecuencia, las empresas «survivors» fueron también las que sufrieron un prolapso más acusado en su facturación. El 70% de estas compañías se lamentó de una caída media en sus ventas de alrededor del 50% durante el último año.

En la manera en que las compañías han tenido a bien desafiar la crisis han jugado un rol absolutamente preponderante (para bien y para mal) los líderes que están al frente de ellas. Más del 55% de las empresas contempla las decisiones por parte de la dirección, el «buy-in» y las estrategias digitales como los mayores obstáculos que se han interpuesto en el camino de la transformación digital durante la pandemia.

Son también un importante óbice para la transformación digital los problemas de ciberseguridad (45%) y la complejidad de sistemas excesivamente vetustos (40%).

Conviene asimismo hacer notar que el 90% de las empresas tiene el pleno convencimiento de que la tecnología «cloud» es el «driver» más importante de la transformación digital.

De acuerdo con Adobe, los líderes de las empresas «thrivers» marcan la diferencia con respecto al resto porque están particularmente abiertos al cambio, levantan los cimientos de una cultura organizacional basada en la confianza, enarbolan la bandera de la agilidad en la toma de decisiones y alientan la formación continua por parte de sus empleados.

Vía: Marketing Directo

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: