4 ideas de negocio pequeñas pero que piensan en grande

Cartonlab: Un laboratorio de diseño en cartón 

La idea de negocio de Cartonlab se basa en la arquitectura efímera y el diseño orientado al sector de los eventos en el que acometen proyectos de interiorismo, para ferias y congresos, exposiciones, pop up stores o diseño de producto personalizado y decoración.

Sus trabajos se identifican porque todo lo fabrican con cartón certificado FSC, obtenido de la explotación de plantaciones de gestión sostenible. Se entregan en paquete plano, son fáciles de ensamblar, personalizables, reutilizables y 100% reciclables. Ofrecen un servicio 360º de diseño,  producción y montaje. Lo hacen a escala internacional, estableciendo alianzas con fabricantes locales, disminuyendo así de forma drástica el impacto de CO2 y favoreciendo el talento y economía locales.

Cartonlab surge hace 12 años como un laboratorio de diseño dentro del estudio Moho Arquitectos. Sus fundadores son Carlos Abadía Suances-Carpegna, Pablo García Mora y Nacho Bautista Ruiz después de detectar “la oportunidad de unir nuestras capacidades técnicas como arquitectos con las nuevas herramientas de fabricación digital (CNC) usando para ello un material como el cartón”.

Con filial en USA

Desde el origen, Cartonlab ha funcionado como un laboratorio de diseño en cartón, explorando junto a sus clientes las posibilidades de diseño con este material en múltiples ámbitos. Actualmente, su centro de diseño se ubica en Murcia, donde disponen de maquinas de corte, almacenaje, estudio de diseño y zona de producción. Cuentan, además, con una empresa filial en EEUU, de manera que la gestión y coordinación de los proyectos se efectúa desde España mientras que la producción la realiza una red de proveedores locales.

La empresa, constituida en 2009, cuenta ya con doce empleados pasando de una facturación de 744.241 euros en 2021 a casi duplicar el año pasado con 1.336.183 euros. La previsión para el año en curso es acabarlo con 1,4 millones de euros en Europa además de 250.000 en EEUU.

En cuanto a sus clientes, son agencias de comunicación, organizadores de eventos, instituciones y departamentos de marketing de grandes empresas. Entre ellos, figuran nombres como el Museo del Prado, Greenpeace o Mango, entre muchas otras. A estos les ofrecen tanto un servicio 360º de diseño de proyectos como una segunda línea de negocio basada en una tienda online como canal de compra directo con más de un centenar de referencias de diseños de mobiliario, exposición y decoración en cartón. La producción es personalizada y bajo pedido puesto que no disponen de stock.

Fabbric: Plataforma todo en uno para crear y gestionar tu marca de moda

Fabbric es una plataforma B2B2C todo en uno dispuesta a revolucionar el mundo de la moda, dado que permite a cualquier persona crear, gestionar y vender su propia marca de ropa. Lo que antes requería de gran cantidad de horas, dinero y personal especializado, ahora lo puede gestionar una sola persona con la solución de Fabbric.

La idea corresponde a Hugo Cuesta y Alba Rocafort, amigos desde la infancia y ahora socios fundadores. Ellos mismos se habían planteado en alguna ocasión crear su propia marca de moda, pero el proceso les pareció excesivamente costoso y abrumador. Sin embargo, al final han conseguido ir un paso más allá y dar un vuelco al sector creando una plataforma que democratiza la industria y la hace accesible a cualquiera emprendedor/a.

Una solución integral

La plataforma satisface, paso a paso, todas las necesidades que se puede encontrar el creador de la marca en su recorrido, empezando por el diseño y siguiendo por la fabricación, la logística y la venta online. En cada una de estas fases, Fabbric se pone en contacto con partners especializados con los que han llegado a un acuerdo. Es el caso, por ejemplo, de los más de 30 talleres y fabricantes textiles con los que trabajan. En cuanto al diseño, colaboran también con un equipo de especialistas en diseño y patronaje, aunque en sus planes está crear en breve un probador virtual que facilite el proceso.

Con estas mimbres y “con el pago de una cuota mensual, los usuarios tienen a su disposición más de 30.000 patrones para utilizar; gestión completa de fabricación con mínimos por debajo del mercado; logística integral; tarifas de envío ajustadas; una tienda online gratuita y la posibilidad de conectar su tienda a nuestra plataforma”, afirman.

Su otra gran innovación se orienta a los creadores de contenido e influencers, a quienes relacionan con las marcas del futuro.

La empresa, constituida en 2021, cuenta ya con ocho empleados y confía en cerrar el actual ejercicio con una facturación de 500.000 euros, frente a los 70.000 alcanzados el año pasado. Fundada con 6.000 euros aportados por los socios, Fabbric logró cerrar al poco de su nacimiento una ronda de 255.000 euros complementada con un Enisa de 147.000 euros para mujeres emprendedoras. En julio de 2023, cerraron notas convertibles por valor de 500.000 euros. La intención es capitalizar la operación mediante el cierre de otra ronda por valor de 1,5 millones de euros en la que se hallan inmersos.

Entre sus clientes, figuran ya nombres como los de la agencia de influencers Youplanet, Isa Hernáez, Nat Cebrián, Sandra Ferriz, Gigiis, Eatinbcn o Laia Fidalgo, entre muchos otros. Asimismo, trabajan con las mayores salas de eventos de España y alguna asociación deportiva. Entre sus mentores, cuentan con el apoyo de Helena Torras (100 most influential women in the European startup space) o Marc Singer (+20 years of top-level manufacturing experience).

Hunty: La reinvención de la industria cinegética

“Buscábamos un nombre sencillo, breve y que hiciera alusión al sector de la caza. Que nos permitiera crecer internacionalmente, ya que nuestra visión es convertirnos en el marketplace de referencia en búsqueda y contratación de caza a nivel mundial, pero empezando por España”, así presentan a Hunty sus fundadores: Fernando Bozalongo Yagüe y León Rituerto.

La idea surge tras un Erasmus. Bozalongo, quien se declara “cazador de cuna y apasionado de esta actividad”, se encontró con el problema de no poder practicarla por no encontrar un portal en el que contactar con organizadores de cacerías. Actualmente, ese problema ya no existe porque eso es, precisamente, lo que soluciona Hunty, un marketplace de experiencias de caza nacionales e internacionales. “Conectamos cazadores con organizadores de cacerías igual que Booking.com conecta huéspedes y hoteles”, declara Bozalongo.

El marketplace aporta a los cazadores acceso a miles de ofertas donde, además, encuentran información de calidad y verificada con opiniones sobre la experiencia de otros clientes. “De este modo, permitimos al cazador disfrutar más de la caza, ya que la alternativa previa era contratar caza a través del boca a boca. Esto implicaba limitadísimo acceso a oferta y falta de información previa a la compra, lo que generaba fraudes intencionados y desilusiones al cazador que ha pagado grandes sumas de dinero”.

De cara a los organizadores y gestores de cotos, se erigen como un nuevo canal de ventas. Asimismo, digitalizan su negocio y les ayudan a sufragar los costes de la gestión, ahorrándoles gran parte del esfuerzo que supone la gestión de los clientes. “Les permitimos centrarse en lo que les gusta, el campo a la vez que hacemos crecer su negocio”. Hunty cobra una comisión a éxito al organizador por cada venta que le genera, “pero lo más importante es que su precio de venta y el que anuncia en Hunty siempre es el mismo, de manera que el cliente nunca paga un sobreprecio por contratar a través del marketplace”.

La oportunidad de esta idea

Aseguran que la caza es el segundo deporte más practicado en España, convirtiéndose en un mercado tradicional de nicho que mueve 6.400 millones de euros en nuestro país. A la vez, dicen promover la economía rural y combatir su despoblación al fomentar el turismo de cazadores nacionales e internacionales lo que deriva en oportunidades de empleo.

La empresa nace en La Rioja, a finales de 2019, aunque más tarde los fundadores se trasladan a Valencia para formar parte de diferentes programas de Lanzadera hasta llegar a ser startup residente. Desde su nacimiento, Hunty ha venido multiplicando las ventas por tres, año a año, hasta 2022, año en el que consiguieron cerrar con 1,6 millones de euros en ventas. “Para este 2023, el objetivo no es el crecimiento agresivo, sino el crecimiento eficiente y lo estamos consiguiendo, ya que está previsto que cerremos el año en 2 millones de euros y con un Ebitda sustancialmente mejor que el de 2022”.

Otros indicadores que hablan a su favor son la alta tasa de recurrencia, multiplicando por cinco el coste de adquisición (CAC) y el crecimiento del ticket medio por cliente está en ascenso, hasta superar los 1.400 euros/venta. La empresa cuenta ya con un equipo de 18 personas.

WAIIS: Nuevas experiencias de movilidad diaria

El nombre de la compañía no es fortuito. Combina la fonética anglosajona de ways (caminos) con la fonética española de guays (buenos), un juego de palabras que expresa la razón de ser de esta empresa: proveer a los usuarios de las mejores rutas posibles para su movilidad diaria.

WAIIS es la solución para orquestar la movilidad urbana inteligente de manera eficiente, gracias a la tecnología”, afirman. Para ello, conectan a las personas con las múltiples opciones de movilidad disponibles en los núcleos urbanos, desde el transporte público hasta otros operadores profesionales –tanto de cuatro como de dos ruedas– o vehículos privados con asientos libres. Consiguen así una movilidad más eficiente, económica y sostenible.

Los desafíos. Convencidos de que es preciso sustituir los cimientos sobre los que se asienta la movilidad urbana desde hace más de un siglo, con su solución persiguen dar respuesta a un doble desafío que, a su juicio, las administraciones parecen ignorar: “Por un lado, nuestras ciudades se están asfixiando con una infraestructura obsoleta. Por otro lado, las políticas de desarrollo sostenible, a menudo, son contradictorias, lo que resulta en un caos en lugar de una movilidad eficiente.

“WAIIS trabaja como una especie de maestro de ceremonias orquestando la movilidad y conectando a particulares (riders) con operadores y conductores en tránsito (drivers), optimizando así rutas intermodales para los usuarios”. Lo consiguen haciendo uso de la Inteligencia Artificial, a través de la cual predicen las necesidades de desplazamiento de cada usuario. Como vía de monetización, ellos cobran una comisión por cada servicio a los drivers que realizan servicios en la plataforma.

“Creamos una huella de movilidad única para cada uno, a modo de DNI de movilidad, donde podemos conocer a qué destinos se desplaza cada usuario, cuándo y cómo lo hace. De esta manera, actualizando constantemente la huella y cruzándola con la de otros usuarios de WAIIS podemos ofrecer la solución de movilidad que el usuario todavía no sabe que va a necesitar, mientras que a la vez nos permite planificar con mayor antelación y de manera más eficiente la gestión de ocupación de todos lo vehículos en movimiento”, explican.

Álvaro Suárez (CEO), Paulo Gómez (COO) y Sara Jiménez (COO) constituyen WAIIS, en 2022, con la que esperan alcanzar el próximo año los 50.000 usuarios y así, poco a poco, cambiar el paradigma. “Creemos que éste es el enfoque correcto y no comenzar la casa por el tejado, pensando en que la raíz del problema son las emisiones, sino que son una consecuencia de una movilidad ineficiente”, concluyen.

Ana Delgado

Deja una respuesta