4 trucos de psicología para captar la codiciada atención de los consumidores

Captar la atención de los consumidores y lograr entrar en su mente es uno de los grandes objetivos del marketing y la publicidad. Sabemos que la creatividad es una gran aliada para conseguirlo y que, aunque no exista una fórmula exacta, las marcas y agencias también pueden echar mano de algunas recomendaciones relacionadas con la psicología para crear una campaña exitosa y lograr conquistar cerebros y corazones.

Conectar con la audiencia es una tarea nada fácil si tenemos en cuenta el reto que supone conseguir la atención de los consumidores en una era de saturación publicitaria e hiperconectividad en la que las pantallas se multiplican.



En este arduo camino para dar vida a campañas publicitarias de éxito, el primer paso es comprender cómo los consumidores procesan el mundo, según apunta Jake McKenzie, CEO de Intermark, en un artículo para Adweek. En estas líneas, el profesional brinda a los marketeros 4 trucos de psicología que pueden aplicar en sus próximos anuncios y que recogemos a continuación.

1. Disrupción cognitiva

«Mientras el cerebro escanea información, también intenta predecir lo que sucederá a continuación. Y cuando las cosas son predecibles, las ignoramos. Esto significa que las áreas del cerebro involucradas en funciones ejecutivas superiores no se involucran», explica McKenzie. Por el contrario, cuando sucede algo inesperado o nuevo, el cerebro se pone a trabajar para procesarlo. Esto se conoce en psicología como «disrupción cognitiva».

A modo de ejemplo, el CEO de Intermark cita el famoso anuncio de Cadbury con un gorila como protagonista.

2. Hacer coincidir el estado de ánimo

Los profesionales del marketing deben conocer lo que les interesa a los consumidores en el momento en el que están viendo el anuncio, ya que, cuando están comprometidos con un tema en concreto, aceptarán mejor el contenido relacionado.

«Por lo tanto, es más probable que se atienda a un anuncio de Chevrolet mientras ves una carrera de Nascar que un anuncio de, por ejemplo, un destino de vacaciones, porque el anuncio se alinea mejor con lo que estás procesando en ese momento», explica McKenxzie.

3. Personalización

El siguiente truco tiene que ver con lo que los expertos llaman «el efecto de fiesta cóctel», es decir, cuando las personas enfocan la atención auditiva en un estímulo concreto. Por ejemplo, cuando alguien al otro lado de la habitación en la que se encuentran dice su nombre y rápidamente aíslan esa conversación.

Esto ocurre también con todo aquello con lo que se sienten vinculados de manera personal, como una famoso, una marca o un equipo de fútbol. Por lo tanto, las campañas de publicidad que incluyan estos recursos y personalizaciones serán más efectivas a la hora de captar la atención de los consumidores.

4. Antropomorfismo

Por último, el profesional pone el foco en el antropomorfismo. «Tendemos a priorizar la información que es socialmente relevante. Por ejemplo, notamos caras dramáticamente más rápido que la mayoría de los otros objetos, y podemos leer una cantidad increíble de información de las expresiones faciales y los movimientos de los ojos», señala.

Con esto en mente, no es de extrañar que fichar a celebrities en los anuncios sea una de las estrategias que mejor funcionan para atraer a la audiencia. No obstante, McKenzie recalca que no hay necesidad de gastar elevadas cantidades de dinero en contratar a un famoso, ya que también generan buenos resultados a personajes publicitarios como Gecko de Geico.

«Los especialistas en marketing pasan la mayor parte de su tiempo tratando de averiguar qué decir y por qué los consumidores deberían preocuparse por su marca, pero el primer desafío es simplemente hacerse notar«, finaliza McKenzie.

Vía: Marketing Directo