9 propósitos de año nuevo para la empresa

Llevamos pocos días del nuevo año y, como siempre, volvemos a fijarnos los propósitos que queremos cumplir. Estos objetivos de mejora y superación son muy positivos, siempre y cuando sean realistas y alcanzables.

Ante un año que se presenta con varios desafíos en el horizonte, como la descarbonización de la economía, los efectos del cambio climático, el avance imparable de la inteligencia artificial (IA), la crisis del talento o las tensiones geopolíticas, las empresas han de estar preparadas, por lo que también conviene que se planteen algunos propósitos de Año Nuevo.

Propósitos para 2024

Los expertos de la consultora KPMG ha elaborado una lista de 9 propósitos para las compañías que ayudarán a tener un tejido empresarial más fuerte, competitivo y resiliente.

1. Afrontar con resiliencia ante la incertidumbre

En la economía europea se vislumbra un horizonte incierto, con Alemania y Reino Unido al borde de la recesión. Y en España, aunque se espera que siga creciendo en 2024, se pronostica una desaceleración.

A esto hay que añadir un escenario geopolítico complejo, con los conflictos de Ucrania y Oriente Próximo en primer plano, con las implicaciones que tiene en el mercado energético, en el comercio internacional o en la cadena de suministro.

“Los líderes empresariales son conscientes de que la inflación y el endurecimiento de la política monetaria seguirán afectando al desempeño de sus organizaciones en un contexto geopolítico complejo”, declara Pablo Bernad, socio responsable de Mercados y de Consulting Corporates de KPMG en España.

No obstante, el 86% de los CEO españoles encuestados por la consultora se sienten preparados y confían plenamente en el crecimiento de sus organizaciones, de acuerdo con el estudio ‘Global CEO Outlook’ de la consultora.

2. Avanzar en competitividad y crecimiento

Seguir creciendo de manera sólida y sostenible es el principal objetivo de cualquier empresa. Y si trasladamos este propósito al tejido empresarial, uno de los propósitos que debe marcarse nuestro país es aumentar el tamaño medio de las pymes, puesto que las empresas de mayor tamaño tienen un efecto tractor.

“Las pymes necesitan apoyo de la Administración, medidas concretas de financiación, apoyo a su digitalización, transformación o diversificación. Y es necesario impulsar el crecimiento de quienes representan una gran parte del tejido productivo español, atendiendo a las especificidades y sectores clave de cada región, para impulsar así la competitividad de la economía nacional”, afirma Francisco Gibert, socio responsable de Cataluña, Baleares y Andorra de KPMG en España.

Asimismo, la consultora hace hincapié en la importancia de que las empresas tengan la agilidad y flexibilidad necesarias para reaccionar ante los cambios ante un escenario en constante evolución.

Además, KPMG destaca que los CEO españoles se muestran predispuestos a abordar estrategias de crecimiento inorgánico. “Aunque la disponibilidad de financiación y la estabilidad en los mercados son los requisitos que establecen los CEO españoles para priorizar el crecimiento inorgánico frente al orgánico, las operaciones de M&A siguen suponiendo un vehículo para avanzar en la transformación digital y sostenible, además de generar crecimiento y margen de beneficios frente a tendencias adversas”, especifica Noelle Cajigas, socia responsable de Deal Advisory de KPMG en España y en EMA.

3. Actuar en materia ESG

La consultora remarca que es el momento de marcarse el propósito de pasar de los dichos a los hechos. Las empresas no sólo deben acometer una transformación interna atendiendo a los criterios ESG por convicción propia, sino que también deberán hacerlo como respuesta a las exigencias normativas en torno al reporte de sostenibilidad, como ya contábamos.

“Los Estándares Europeos de Informes de Sostenibilidad (ESRS, por sus siglas en inglés) establecen requisitos de información detallados para las empresas en el ámbito de la Directiva sobre Información Corporativa en materia de Sostenibilidad (CSRD, por sus siglas en inglés). Los estándares requieren información cualitativa de calado y, además, un desglose con múltiples conjuntos de datos”, apunta Patricia Reverter, socia responsable de Assurance ESG de KPMG en España.

4. Mayor seguridad jurídica y fiscal

KPMG adelanta que la formación de Gobierno dará lugar a una reactivación de la actividad regulatoria, sobre todo en materia laboral, por lo que las compañías deben invertir en fortalecer sus equipos legales y fiscales con el objetivo de asumir con garantías la regulación que está por llegar.

“En los últimos años, la situación económica y la transformación digital y sostenible han incrementado significativamente la normativa que afecta a las empresas hasta convertirse en un elemento de incertidumbre en su actividad. Para mitigarla, los lideres empresariales deben poner el foco en las áreas legales y fiscales, sin duda, esenciales para fortalecer la competitividad de las organizaciones e impulsar nuevas oportunidades de crecimiento en clave digital y sostenible”, comenta Alberto Estrelles, socio director de KPMG Abogados.

Por ejemplo, para comienzos de año se espera el Real Decreto que desarrolle la Ley Crea y Crece, de la que ya hablamos en EMPRENDEDORES. Una de las medidas que contempla es obligatoriedad de facturación electrónica en operaciones entre empresarios y profesionales. “Esta obligación va más allá de la emisión y recepción de factura en un formato determinado y supone la oportunidad para las compañías de transformar sus procesos, de tener una mejor visibilidad de su tesorería y un mayor control. Aunque, teniendo en cuenta el rol de la Agencia Tributaria en el sistema público de facturación electrónica, sería ingenuo pensar que su labor se limitará al control de la morosidad”, advierte Miguel Ferrández, socio del área de Tributación Indirecta de KPMG Abogados.

Además, la consultora recuerda que otro asunto que marcará la agenda fiscal de las compañías es el acuerdo alcanzado por los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea sobre la reforma de la gobernanza económica.

5. Aumentar la confianza

KPMG señala que los grupos de interés seguirán incrementando su búsqueda de confianza y de transparencia, por lo que uno de los propósitos de las compañías debe ser trabajar en esta dirección decididamente y apoyándose en los datos y tecnologías como la analítica avanzada y la IA.

“Entre los aspectos que destacan los directivos que participaron en el sondeo ‘Perspectivas España 2023’ se encuentra la labor de revisión, poniendo foco en la necesidad de que un experto independiente evalúe la información relevante para el mercado, más allá de la información financiera regulada y la de la ESG, como, por ejemplo, las medidas alternativas de rendimiento o los planes de inversión”, anota David Hernanz, socio responsable de Auditoría de KPMG en España.

6. Hacia una IA generativa ética

La consultora indica que la IA generativa ofrece muchas posibilidades para las empresas, pero recuerda que hacer un uso ético y responsable de esta tecnología debe ser uno de los propósitos de este año.

Al hilo de ello, uno de los grandes hitos es el acuerdo provisional sobre la propuesta relativa a normas armonizadas en materia de IA. “Es una norma pionera que no sólo establece los límites y las reglas de juego sobre las que se podrá adoptar esta tecnología, sino que también fomenta la innovación responsable a través de mecanismos como el sandbox regulatorio. Es la primera propuesta legislativa de tipo transversal en el mundo, operando como referente mundial para regular la IA en otras jurisdicciones, como ya lo hizo el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)”, destaca Noemí Brito, socia en el área Mercantil y responsable del área de Propiedad Intelectual y Nuevas Tecnologías de KPMG Abogados.

7. Control de riesgo tecnológico

La transformación digital que han experimentado las empresas en los últimos años tiene muchas cosas buenas, pero también trae nuevos riesgos. Según el informe ‘Global CEO Outlook’ de KPMG, el 68% de los CEO españoles destacan la seguridad y el cumplimento como principal riesgo relacionado a la IA generativa, por ejemplo. Ya hablábamos de ello en este artículo.

La capacidad de antelación y de estar preparados, así como la rapidez en la respuesta en caso de producirse un incidente, son determinantes, especialmente en sectores críticos de la economía.

“En el caso del sector bancario, en enero de 2024, el Banco Central Europeo (BCE) llevará a cabo una prueba de ciberresiliencia de los bancos bajo su perímetro de supervisión”, comenta Juan de Dios Lechuga, socio responsable de Transformación y Tecnología de FS Consulting de KPMG en España. Además, recuerda que el Banco de España ha puesto en marcha una nueva regulación que endurecerá la supervisión de los proveedores de sistemas de pagos, tras las caídas puntuales en los sistemas de pagos bancarios que se produjeron en noviembre, de las que informaba elDiario.es.

8. Talento motivado y finalizado

Las empresas llevan algunos años sufriendo la crisis de talento de perfiles especializados, especialmente en el ámbito tecnológico. De este modo, KPMG insiste en la importancia de cerrar el gap entre las necesidades de las empresas y la realidad del mundo educativo, mientras la apuesta por el trabajo colaborativo o la formación continua por parte de las organizaciones deben ser algunos de sus propósitos de Año Nuevo.

“Sólo apostando por las personas, por su desarrollo y crecimiento seremos capaces como compañías y como sociedad de avanzar hacia un mundo más resiliente y competitivo. Y aquí cobra especial protagonismo contar con una propuesta de valor al empleado adaptada a sus demandas y especificidades, pues la manera en la que se entiende el trabajo, sobre todo por parte de las generaciones más jóvenes, no va a dejar de cambiar”, comenta Cristina Hebrero, socia responsable de People & Change de KPMG en España.

9. Aprovechar los fondos europeos

KPMG recalca que se debe seguir apostando por los fondos europeos. A este respecto, señala que un informe de Funcas pone de manifiesto que el grado de ejecución todavía no ha alcanzado el 50%. “Urge seguir trabajando para ejecutar la totalidad. La cuenta atrás ya ha comenzado y agosto de 2026 es la fecha tope. Estos fondos deben llegar a la economía real porque tienen la capacidad de marcar un punto de inflexión en la economía española, en nuestra competitividad como país, en el crecimiento y digitalización de nuestras pymes”, indica la consultora.

Al hilo de ello, te aconsejamos que eches un vistazo al reportaje que hemos publicado sobre los PERTE puestos en marcha por el Gobierno español y las oportunidades de negocio que ofrecen para las empresas.

David Ramos

Deja una respuesta