¿Abrir un negocio en un centro comercial o en un local a pie de calle?: pros y contras para los autónomos

La demanda de locales en los centros comerciales está aumentando debido quizá a la expansión y a los proyectos de crecimiento de las grandes marcas. Según un informe de la Consultora inmobiliaria CBRE, las transacciones en este segmento han alcanzado cifras históricas, son un 33% más altas hasta septiembre de este año que las que hubo en el mismo período en 2022.

La moda encabeza las nuevas aperturas de locales en centros comerciales, representando el 26% del total, seguida de cerca por la restauración con un 22%. Destacan los planes de expansión en tiendas de belleza y perfumerías, de animales y de deportes.

En lo que va del año, los centros comerciales han experimentado niveles de ventas positivos, superando un 5% a los de 2019. Además, la afluencia de público está recuperándose de manera gradual, especialmente vinculadas a la mejora de sectores como el ocio y la restauración.

Los comercios minoristas internacionales han llegado a los locales de a pie en España

Los británicos denominan «High street» para referirse a la calle principal o comercial de un pueblo o ciudad. En el contexto comercial, el término «high street» se asocia con la zona donde se encuentran numerosas tiendas, boutiques y negocios minoristas. Estas áreas suelen ser conocidas por su alta afluencia de gente y suelen ser destinos populares para compras y entretenimiento.

El informe subraya que muchos comercios minoristas internacionales están copando los alquileres en los high street, es decir, el 55% de las nuevas aperturas de locales comerciales en las principales calles están siendo realizadas por firmas extranjeras o multinacionales.

Esto provoca una escasa disponibilidad de locales en las principales zonas comerciales de las ciudades que, a su vez, está impidiendo las transacciones. Hasta septiembre de este año, el número de traspasos cayeron un 29% respecto el mismo período del año anterior, que fue bastante más activo.

Los centros comerciales: algunas ventajas para el autónomo

  • Diversidad En España hay más de 575 centros comerciales, según datos de la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC). Y se prevé que este número siga creciendo. “En los próximos años veremos aparecer una nueva generación de centros comerciales que, a pesar de su dimensión, serán más cercanos al consumidor, sintonizarán con él en sus formas y hábitos de vida y le ofrecerán productos y servicios más adaptados a él”, aseguran desde la asociación.
  • Para AECC, una de las principales ventajas de los centros comerciales es su habilidad para atraer y mantener a grandes cantidades de personas. Estos lugares ofrecen un entorno atractivo para los consumidores, “que pueden ir a comprar un electrodoméstico y terminar comprando ropa o disfrutando de un restaurante”. Por ello, los negocios que operan en un centro comercial forman parte de un circuito de consumo único que generalmente se ve fortalecido por la presencia de marcas más reconocidas.
  •  Un local comercial en un centro permite al autónomo aumentar la visibilidad de su negocio porque se aprovecha del resto actividades que se desarrollan en él o que el propio autónomo puede organizar como degustaciones, fiestas temáticas, talleres y demás. “Por lo general, un comerciante individual no cuenta con la capacidad de llevar a cabo este tipo de eventos” mencionan desde la asociación.
  • Los amplios espacios de estacionamiento y los accesos de transporte hacen que sea fáciles de visitar, a diferencia de los comercios ubicados en los barrios y calles centrales de las ciudades, donde aparcar puede ser más complicado y costoso.

Los centros comerciales: el inconveniente del precio que puede llegar hasta los 15.000 euros

Con respecto a los precios de alquiler de un local “el precio varía según las dimensiones, el tipo de negocio que desean poner e incluso de la ubicación dentro del mismo centro” señalan desde el centro comercial Islazul, ubicado en el barrio madrileño de Carabanchel.

Desde el portal inmobiliario Idealista se encuentran diversos precios de alquiler, por ejemplo, en un mercado, que son negocios más enfocados a la restauración oscilan entre los 400 y 1.000 euros al mes; por otra parte, en centros comerciales el precio asciende de 2.000 euros hasta los 15.000 euros mensuales en algunos casos.

Un local a pie de calle ofrece más independencia al autónomo

Por otra parte, un local ubicado en la acera “a pie de calle” brinda independencia al autónomo sobre su negocio. En este sentido, a diferencia de los centros comerciales, este tipo de comercios no están obligados a operar sin interrupciones durante 12 horas al día, por lo que el autónomo “tiene la libertad de manejar sus tiempos y realizar un pausa tradicional para el almuerzo y así evita la necesidad de contratar más personal del que puede costear” manifiestan desde la inmobiliaria especializada en alquiler de locales, Localia.

Para un negocio en la acera, la ubicación también es muy importante, ya que se puede lograr una visibilidad notable y atraer a una gran cantidad de personas, especialmente durante eventos y actividades al aire libre en la calle.

“Otra ventaja significativa para los autónomos al elegir un local en la calle es el aspecto económico” señalan desde la inmobiliaria. El costo por metro cuadrado de un local en la acera tiende a ser más asequible que aquel incrustado en un centro comercial. “Los precios más baratos parten de los 100 euros mensuales, dependiendo del barrio y la zona”.

Además, en este tipo de locales existe la posibilidad de comprar el espacio, una alternativa que en los centros comerciales no es muy posible y «muchos emprendedores prefieren comprar el establecimiento como inversión para el futuro, a mantener su negocio en alquiler de forma indefinida» explican desde Localia.

Andrea Cubas

Deja una respuesta