Amor y emprendimiento

¿Cómo combinan el amor y el emprendimiento? La respuesta es fácil: no se puede emprender sin amor.

En muchas de las entrevistas en las que participo hablo de emprender, una de mis pasiones junto a la del desarrollo personal y que, como sabes, considero íntimamente relacionadas.

No tantas veces, sin embargo, puedo mezclar dos temas centrales en la vida tal y como yo la entiendo: el amor y la capacidad de emprender.

Gracias a la entrevista que me hizo Joanna Ferrero, “superconectora”, formadora de emprendedores y creadora de Experienciar, tuve la oportunidad de exponer mi idea del amor en este mundo y cómo la conecto con el acto de emprender.

Tal y como expliqué a Joanna, lo primero a la hora de emprender es entender que todos tenemos dos fuerzas dentro de nosotros que están en tensión permanente: el amor y el miedo.

Y que esas fuerzas no van a desaparecer nunca, porque es gracias a ese conflicto entre amor y miedo que podemos elegir qué camino seguir en nuestra vida y, por lo tanto, sentirnos en una vida plena cuando optamos por el amor.



Y cuando un emprendedor entiende de verdad esta idea y pone su don, su propósito y su talento al servicio del planeta, que es uno de los mayores actos de amor que puedan existir, es cuando de verdad vivimos en un mundo abundante y nos alejamos de la escasez que supone privar al mundo de nuestros talentos.

Si quieres escuchar más sobre emprendimiento, abundancia, conexiones empresariales y amor, la siguiente hora de conversación entre Joanna y yo no te va a dejar indiferente.

¿Te ha gustado? ¿Quieres compartirla con un ser querido al que quieras expresar tu amor? Te lo agradezco mucho.

Sergio Fernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: