Ayudas estatales para jóvenes autónomos menores de 30 años que quieran abrir un negocio

Los jóvenes de entre 18 y 29 años pueden acceder a diversas ayudas y bonificaciones cuando deciden darse de alta como autónomos y abrir un negocio. Además de las conocidas cuota cero y tarifa plana, también cuentan con la posibilidad de acceder una subvención económica -de 7.500 euros-; una ayuda financiera – para poder financiar sus inversiones a intereses bajos; y un apoyo para acceder a formación en el sector en el que se va a emprender.

Como ya publicó este diario, los jóvenes que se registren como trabajadores autónomos en el RETA tienen la opción de solicitar la Tarifa Plana. Esta tarifa permite al autónomo pagar sólo 80 euros al mes durante los primeros 12 meses de actividad. Después de ese período inicial, el trabajador puede seguir beneficiándose de la Tarifa Plana durante otro año más, siempre y cuando sus ingresos hayan sido inferiores al SMI.

En paralelo a esta bonificación, en algunas comunidades autónomas, como Madrid, Andalucía, Murcia o La Rioja, entre otras, está disponible la cuota cero y los nuevos autónomos pueden obtener una bonificación del 100% en su cuota de la Seguridad Social durante los dos primeros años de actividad.

Además, estas son las otras ayudas a las que pueden acceder los nuevos autónomos menores de 30 años.

Hasta 7.500 euros para jóvenes desempleados que se den de alta como autónomos

Los jóvenes menores de 30 años que se encuentren desempleados y estén registrados como demandantes de empleo ahora tienen la oportunidad de acceder a una subvención financiera de hasta 7.500 euros si optan por darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), que otorga el Ministerio de Trabajo.

La iniciativa, que forma parte del Programa de Promoción del Empleo Autónomo, incluye un incentivo adicional, ya que las mujeres que sean beneficiarias podrán recibir 500 euros más en la subvención. Es relevante destacar que la cantidad precisa de la subvención variará según la normativa específica de cada comunidad autónoma. Para ser apto para esta subvención, los beneficiarios deben comprometerse a mantenerse como autónomos durante un periodo de dos años. En caso contrario, estarán obligados a reembolsar los fondos recibidos.

El plazo de presentación de solicitudes será de tres meses a partir de la fecha de inicio de la actividad del trabajador/a autónomo/a.

Es importante informar sobre cualquier cambio en la situación laboral, ya que, si por alguna razón el trabajador deja de estar registrado como autónomo o no cumple con todas las condiciones durante el período de dos años, se enfrentará a la obligación de devolver parte de la ayuda recibida.

Ayudas para que los autónomos menores de 30 años accedan a financiación

Los jóvenes menores de 30 años tienen la opción de acceder a dos tipos de apoyos financieros a través del Programa de Promoción del Empleo Autónomo, que mantiene abierto el Ministerio de Trabajo, para invertir en su nueva empresa:

Descuentos en el tipo de interés que se paga por un préstamo bancario para abrir un negocio

Si necesitan de un préstamo para invertir en su nueva empresa, los jóvenes autónomos pueden recibir ayuda en forma de un descuento en el interés que tendrían que pagar al banco. Este descuento puede ser de hasta el 4% de la tasa de interés establecida por el banco, y la cantidad máxima de ayuda es de 9.000 euros.

Asistencia directa destinada a inversiones para la creación y puesta en marcha de la empresa

Los jóvenes pueden solicitar este préstamo que puede cubrir hasta la mitad del costo total de iniciar el negocio, con un máximo de 9.000 euros.

Subvención para la formación del autónomo en dirección, gestión empresarial y nuevas tecnologías

El Programa de Promoción del Empleo Autónomo también incluye una subvención para que el autónomo menor de 30 años se pueda formar en lo relacionado a la dirección y gestión empresarial y nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

La subvención proporciona dinero para pagar cursos sobre cómo dirigir un negocio y usar nuevas tecnologías, con el objetivo de que el autónomo adquiera todas las herramientas necesarias para iniciar un nuevo negocio. En este caso, la ayuda puede cubrir hasta el 75% del coste del curso, con un máximo de 2.400 euros.

Andrea Cubas

Deja una respuesta