Claves para franquiciar tu negocio

Si estás buscando una fórmula para hacer crecer tu negocio, una de las más interesantes es la de la franquicia, a la que se acude por diversos motivos. Según nos cuentan desde Le Morne Brabant Abogados, el más importante es que es un modelo de éxito empresarial mundial, que nos permite fidelizar a los mejores candidatos/gestores con una fórmula en la cuál pasan a ser propietarios.

En el sistema de franquicias, podremos concentrar todos nuestros esfuerzos en seguir desarrollando la marca y aportar valor desde los servicios centrales al no tener que gestionar el día a día de las unidades de negocio.

Sin embargo, antes de iniciarlo, hay que preparase bien y preguntarse si estamos listos para hacerlo. Según el despacho de abogados, Le Morne Brabant, estos serían los pasos a dar.

El plan de viabilidad

La primera parada es el plan de viabilidad del proyecto. El propietario deberá en este punto presentar a sus futuros franquiciados su plan de negocio. Lo más relevante dentro de este concepto es que se trate de un negocio probado y de éxito, ya que lo que vamos a transmitir es el know how. No obstante, todo este plan de negocio debe quedar bien reflejado tanto contractualmente como en forma de presupuestos, objetivos de ventas, rentabilidad, etc, teniendo en cuenta que una parte importante de la consecución de estos objetivos dependerá del franquiciado.

Para ello, deberá estudiar con el equipo jurídico y financiero que le ayuden a franquiciar todos estos conceptos y asegurar la viabilidad del negocio a los asociados.



Estructura y ‘Biblia’

Tienes una manera de hacer las cosas que ha funcionado, por eso la quieres exportar y obtener beneficios de ella. Esto debe quedar claro en los manuales de franquicia, que son algo así como la ‘biblia del negocio’, lo que se conoce como el know how y que debe recoger los siguientes puntos:

  • Manuales operativos por puestos (Prestación de servicios-venta de producto)
  • Imagen corporativa
  • Guía de proveedores
  • Manual de Recursos Humanos y funciones
  • Manual de contratos y política laboral

Todo ello recogido detalladamente bajo un enfoque didáctico, que sea atractivo y que, por supuesto, ofrezca todas las garantías legales, según advierten los abogados de Le Morne. Tu negocio queda, así, recogido en estos documentos, que se ceden al franquiciado en virtud del acuerdo de franquicia, con obligación de devolverlos al término del contrato.

La hora de la verdad: el contrato

Es en este punto donde se hace indispensable un equipo legal especializado en la creación de este modelo. Este acuerdo legal consiste en la cesión de la explotación del “negocio duplicado” y debe contener los siguientes aspectos:

  • Canon de entrada y royalties
  • Uso de denominación
  • Determinación y exclusividad de proveedores
  • Normativa sobre publicidad
  • Duración
  • Zona de exclusividad
  • Condiciones de renovación y resolución
  • Limitaciones a la transmisión de la franquicia
  • Asistencia comercial

La imagen corporativa, un elemento vital

Respetar y reproducir la imagen de marca en los futuros negocios franquiciados será vital para la difusión pública de la marca, su reconocimiento y su aceptación. Es publicidad intrínseca que representa los valores de tu producto. De ahí que en el contrato debe quedar expresa la necesidad de que se respeten. Hablamos desde los colores de la firma, al estilo de la tipografía de la web y los contenidos de las redes sociales, entre otros.

La digitalización

Inevitable, necesaria y productiva. Esto incluye software de distinta naturaleza, ya sean de organización, contables, gestión de datos o incluso de ecommerce. Debe ser incluido en los manuales operativos y contratos de franquicia.

Plan de viabilidad, modelos operativos y contratos de franquicia son, pues, los grandes pilares para replicar con éxito negocio y ver crecer tu concepto. No es un modelo exacto. Cada tipo de organización tendrá sus particularidades y habrá que adecuarlas al modelo de franquicia. Pero, siempre, tras el estudio necesario. La previsión, como en todos los negocios, resulta fundamental. También lo es el respaldo de los expertos, tanto en cuestiones legales como organizativas y económicas.

Vía: Muy Pymes