¿Cómo ha evolucionado el perfil de los e-shoppers? El e-commerce en datos

Geopost, grupo al que pertenece SEUR, ha publicado la nueva edición de su «E-shopper Barometer», el mayor estudio sobre el comercio electrónico en Europa que analiza el comportamiento y las tendencias de los e-shoppers.

El barómetro desvela que, en Europa, tras un crecimiento acelerado, la proporción de e-shoppers ha disminuido ligeramente durante los últimos dos años (-1 punto en 2022 y -1 punto en 2023), pero el número de e-shoppers habituales se ha estabilizado.

La versatilidad de las tiendas online se ha extendido más allá de los bienes no esenciales y, ahora, los e-shoppers recurren a menudo a plataformas digitales para adquirir artículos esenciales. Sin embargo, esta evolución en el comportamiento del consumidor se desarrolla en un contexto de dificultad económica para los hogares, abrumados por incertidumbres en varios países europeos y una inflación persistente.

Las principales tendencias de consumo online en España

El e-commerce decrece en Europa, pero en España se mantiene estable

Los e-shoppers habituales, que reciben una media de 4,7 pedidos al mes, continúan adquiriendo productos en las mismas categorías de moda, belleza, salud y calzado. Pero se produce un descenso en la compra de libros, alimentos y tecnología en comparación con el periodo de la pandemia. La percepción del comercio electrónico se ha estabilizado después de la caída registrada el año anterior.

 

La sensibilidad al precio es una constante entre los e-shoppers españoles

Dos tercios consideran el precio como el factor determinante en sus decisiones de compra y un 61% está constantemente en busca de descuentos y ofertas, lo que evidencia una demanda de mayor transparencia en los costes de las devoluciones. Además, los e-shoppers habituales están menos dispuestos a pagar más por productos sostenibles en 2023.

 

Las plataformas C2C y las compras a través de RRSS siguen siendo elevadas

En Europa, 7 de cada 10 e-shoppers habituales compran o venden en plataformas C2C y un tercio afirma que ha aumentado sus compras de productos de segunda mano. A pesar de que los españoles las usan con menos frecuencia que sus homólogos europeos, la preferencia por la entrega física en compras a particulares sigue siendo mayor en España. No obstante, la selección de empresas de reparto a través de sitios web o aplicaciones gana popularidad.

 

La percepción sobre las compras online y la experiencia de entrega se mantiene estable

La facilidad de su última compra online es muy destacada por los e-shoppers españoles, así como la creciente importancia de las empresas de transporte en la experiencia de entrega. Aunque solo el 11% ha devuelto su última compra, la satisfacción con el proceso de devolución es mayor en comparación con sus homólogos europeos, aunque persisten dificultades relacionadas con el proceso de devolución en sí.

Las tiendas de las empresas de transporte y el uso de lockers, ganan terreno

Esta tendencia evidencia una evolución en las preferencias de entrega de los consumidores españoles, que aumentan su interés por las soluciones Out of Home. Aunque la entrega a domicilio es la opción preferida de los e-shoppers, el uso de puntos de venta y de lockers sigue aumentando en 2023.

María Alhambra

Deja una respuesta