Cómo hacer un buen Keyword Research

Saber hablarle tanto al buscador como a las personas es un arte que te permitirá conseguir tráfico web. Pero… ¿y si te dijera que escribir para el robot o escribir para un humano es lo mismo?

Vamos a aprender a crear contenido sobre conceptos que tengan búsquedas.

Vamos a aprender a hacer un keyword research elemental.

Todo proyecto SEO que nace en Internet debe comenzar por el  keyword research, ya que la Arquitectura web y, por ende, el enlazado interno dependerán en buena medida de él.

Por ese motivo, en este post voy a contarte cómo lo hago yo y qué herramientas suelo utilizar para llevarlo a cabo.

Y es que hacer un keyword research no consiste en introducir una palabra clave en una herramienta y coger las que más búsquedas tienen.  Para que sea efectivo, este trabajo debe ser mucho más artesano .

Acompáñame: te voy a explicar paso a paso cómo ejecutarlo.

Antes de empezar…

Antes de meternos de lleno en el asunto, hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de comenzar con el proceso y una de ellas es la correcta definición del keyword research.

Insisto: hacer un keyword research no es copiar en dos minutos una lista de palabras clave proporcionada por una herramienta SEO.

Eso lo sabe hacer cualquiera y no por ello «es un SEO haciendo keyword research».

Definición de Keyword Research

Un proceso de keyword research o búsqueda de palabras clave consiste en encontrar las palabras, keywords, conceptos o términos necesarios para nuestro fin SEO.

En algunas ocasiones el keyword research consistirá en encontrar las palabras clave con más búsquedas, por ejemplo, porque tenemos un cliente con una web con autoridad que es líder de sector y sabemos que va a rankear cualquier cosa.

En otros casos el keyword research consistirá en encontrar las long tails más largas, y por tanto más fáciles de posicionar, y que a su vez tengan una cantidad residual de búsquedas, por ejemplo, cuando empezamos un nicho y no tenemos autoridad.

Existen tantos tipos de keyword research y formas de llevarlo a cabo como casuísticas en SEO.

Pero la base de esta práctica consiste en usar normalmente herramientas SEO para detectar las mejores oportunidades de palabras clave según nuestras necesidades y contexto.

Hay algunos conceptos que hay que tener claros y, de esta forma, basarnos en un criterio adecuado a la hora de escoger cuáles van a ser esas palabras clave en función de los datos que nos den las herramientas.

Pero vamos poco a poco.

Lo primero que debes pensar es  qué tipo de contenidos va a tener tu página web .

Los contenidos y las necesidades de tu web van a definir el tipo de keywords que debes buscar, lo cual está directamente relacionado con la intención de búsqueda, uno de los factores más importantes en el SEO actual.

Por algo en SEOWarriors el primer curso que grabé es precisamente sobre Search Intent.

Clásicos ejemplos utilizados para entender los tipos de Search Intent o de intención de búsqueda:

si el usuario pone en el buscador «comprar zapatillas» es una query transaccional.

Si pone «mejores zapatillas» es una query comercial.

Si pone «libros Casa del Libro» es una query navegacional.

Si pone «cuántos años vive un león» es una query informativa… etc.

Si dejas a un lado la intención de búsqueda y solo te centras en las palabras clave, vas a conseguir siempre un peor resultado.

Hay que entender la naturaleza de las palabras clave y esa naturaleza se ve reflejada en la intención de búsqueda.

Una forma sencilla de aprender a interpretar bien la intención de búsqueda de una palabra clave es acudir a las SERPS de Google:  las SERPs te van a ayudar a despejar muchas dudas en este sentido .

Google ya nos está diciendo qué es lo que quiere posicionar para según qué criterio de búsqueda.

Si tienes dudas acerca de la intención de búsqueda, solo tienes que ver qué tipo de contenidos está rankeando Google para esa palabra clave y ver si lo puedes mejorar y, sobre todo, si tú eres capaz de dar respuesta a esa intención de búsqueda.

Las SERPs no engañan.

¿Ya tienes claros estos puntos básicos?

Entonces ya podemos empezar.

Formas de hacer un keyword research paso a paso

Para mí, el proceso del keyword research es artesanal, casi quirúrgico.

Desde mi punto de vista, el SEO es picar piedra y el keyword research es un claro reflejo de esto.

Vamos a ver 3 variantes sencillas de keyword research que te serán muy útiles sobre todo si estás comenzando en SEO, ya sea con tus primeros nichos o con tus primeros clientes.

Un proceso de keyword research puede ser tan profundo como recursos de los que dispongas (tiempo y dinero; tiempo para buscar y profundizar más, y dinero para comprar y usar distintas herramientas SEO de pago con distintas bases de datos de palabras clave).

Keyword research básico

Se trata del keyword research principal, el que realizo para conseguir los títulos de los post y las palabras clave que incluiré en el contenido de cada uno de ellos.

También para definir la Arquitectura web.

Lo primero que vamos a hacer es escoger una palabra clave short tail que servirá de «semilla» para obtener una gran cantidad de keywords que nos ayuden a traccionar tráfico.

Por ejemplo, si quieres crear una web sobre gatos tendrías que buscar la palabra «gatos» en tu herramienta de keyword research de cabecera.

En mi caso, voy a usar DinoRANK para los ejemplos.

Una vez que tienes esta extensa lista de keywords derivadas de la short tail principal, expórtala en un excel para trabajar mejor (prácticamente todas las herramientas de keyword research disponen de esta opción).

Bien, ahora sigue estos pasos:

  1. Elimina todas las columnas excepto la de volumen de búsqueda
  2. Añade una columna llamada «Nº de palabras» y usa la siguiente fórmula en la primera celda de esa columna: =SUMA(SI(LARGO(ESPACIOS(B2))=0;0;LARGO(ESPACIOS(B2))-LARGO(SUSTITUIR(B2;"";""))+1)) , cambiando el número de la celda (B2) por el que corresponda, en este caso A2.
  3. Arrastra por el resto de celdas para copiar la fórmula
  4. Ordénalas de mayor a menor según el número de palabras

¿Qué hemos conseguido con esto? Un listado de long tails de las que vamos a sacar los títulos de los primeros post que incluiremos en nuestra página web.

A mayor número de palabras, más fácil de posicionar es esa keyword. Al menos en teoría.

Pero, ojo, esto no consiste en quedarte con las keywords que tienen más volumen de búsqueda sin más. Hay que buscar las  keywords long tail adecuadas  para atraer tráfico a nuestra web.

Es decir, lo que vamos a hacer es llevarnos las keywords long tail que nos interesen a otro excel donde iremos colocando todas esas keywords interesantes para nosotros.

Cada keyword irá en una columna distinta.

Bien, vamos a imaginar que hemos escogido «gatos bosques de noruega», «gatos en egipto» y «razas de gatos» como títulos de los tres primeros post que publicaremos en la web.

Se corresponden con las 3 primeras keywords de nuestro excel ya ordenado por número de palabras.

El siguiente paso es encontrar las palabras clave que hay que incluir en cada uno de esos post.

Para ello, hay que repetir el paso anterior, solo que esta vez vamos a sacar las palabras clave de cada long tail que hemos escogido para saber cuáles tenemos que incluir en el contenido.

Voy a introducir «gatos bosques de noruega» en DinoRANK para ver qué palabras clave me ofrece para mi post:

Ahora he conseguido unas cuantas keywords long tail que incluir en mi post para que el contenido posicione.

Para poder afinar aún más, tendría que hacer una búsqueda rápida en las SERPs para ver qué es lo que Google está rankeando y saber cuál es la intención de búsqueda concreta para esta palabra clave y cómo la está trabajando la competencia.

Vamos a ver otro ejemplo: «razas de gatos».

DinoRANK me devuelve los siguientes resultados:

A partir de aquí, tenemos que escoger las keywords long tail que nos interesen y que vamos a incluir en el post.

Algunas de ellas pueden usarse como títulos H2 como «razas de gatos pequeños«, «razas de gatos sin pelo» o «razas de gatos de pelo largo«.

👉 En este caso también cabe la posibilidad de crear todo un clúster de contenidos derivado de «razas de gatos» al tratarse de una keyword long tail tan amplia, pero eso ya es otra historia. Si quieres profundizar te dejo este otro post.

Puedes comparar estos resultados con otra herramienta para ver si te arroja alguna otra keyword que puedas sumar a las anteriores.

Yo voy a usar Keywordtool.io, una de las herramientas de keyword research más potentes actualmente.

Algunos criterios para elegir keywords
  • Satisfacen la intención de búsqueda del usuario
  • Permite crear enlazado interno al relacionarse con otros contenidos
  • Tiene keywords derivadas a su vez

¿Recuerdas el excel que te comentaba unas líneas más arriba? Ahora, debajo de cada keyword que vas a usar como título deberás colocar el resultado de esta segunda búsqueda.

¡Listo! Ya tienes un documento con los títulos de tus próximos post y las palabras clave que debes incluir en cada uno de ellos.

Esto puedes usarlo para ti mismo o para elaborar un documento de petición de contenidos a un redactor.

Sobre este último punto también hablamos tiempo atrás en el blog, te dejo ese contenido por aquí nuevamente por si quieres profundizar más.

Keyword research semántico

Si queremos ir un paso más allá a la hora de rankear un texto usaremos la opción del keyword research semántico.

Aquí tenemos dos casuísticas posibles: que aún no hayamos escrito el contenido, o que tengamos un contenido que ya hemos publicado.

Vamos con el primer caso, un contenido que queremos escribir desde cero.

Gracias a este proceso obtendremos ya no solo «palabras clave sueltas» que debemos incluir dentro del contenido, sino conceptos relevantes a ojos de Google, asociados a una entidad determinada.

Te pondré un ejemplo.

Si escribes un post sobre motores de coche lo normal es que aparezcan términos relacionados semánticamente, es decir, que doten de sentido a ese tema en cuestión: bujías, batería, depósito, válvulas, pistones, líquido de frenos, cilindros…

Te sorprenderías al saber cuántas veces olvidamos estos términos en los contenidos: por eso considero necesario hacer este keyword research semántico.

Para esto yo voy a usar el módulo WDF*DF y Prominencia Semántica de DinoRANK.

De aquí obtengo toda una lista de palabras relacionadas semánticamente con la keyword principal del post, en este caso «razas de gatos».

¿Y de dónde salen estas palabras?

La prominencia semántica se obtiene de analizar las palabras clave que están usando el Top 10 de tus competidores mejor posicionados en Google para una determinada palabra clave.

Es decir, si tu tienes un blog de animales y quieres rankear la palabra «conejos» pues la herramienta te dice cuáles son los conceptos, términos y long tails de varias palabras con mayor prominencia / más usados / con mayor relevancia que ya está utilizando tu competencia en Google.

¿Qué competencia? Pues los 10 primeros resultados que muestra el buscador en sus resultados para la palabra «conejos».

Son las que están usando mis competidores en las SERPs, es decir, si ellos posicionan usando esos términos, yo también tengo que incluirlos.

Si lo prefieres, también puedes usar SEOlyze para encontrar términos semánticos o para ver si puedes agregar algún, otro además de los que te propone DinoRANK.

¡Espera! No empieces a colocar todas estas palabras a lo loco.

Puede que no todas vayan bien con tu contenido y, en ocasiones, forzar el texto para tratar de encajarlas puede hacer que pierda naturalidad.

Además, debes prestar especial atención a los «picos» que ves en la gráfica, pues son las palabras o frases que más aparecen en los contenidos que ya están posicionando.

De esta forma, estás enriqueciendo tu contenido y facilitando que Google entienda de qué estás escribiendo, ya que le estás ofreciendo un contexto.

Ahora vamos a ver la segunda casuística que comentábamos: usar la prominencia semántica para mejorar el posicionamiento de un contenido que ya está rankeando en Google.

El proceso en el módulo WDF*DF de DinoRANK es muy parecido solo que, esta vez, además de introducir la palabra clave por la que queremos rankear, añadiremos también la URL del post que está publicado y que queremos analizar.

Hagamos la prueba con un post del blog de DinoRANK con un tutorial sobre cómo eliminar una URL de Google, en top 2 en este momento, y veamos qué nos dice la herramienta.



En los resultados que nos devuelve DinoRANK ya no solo tenemos el área verde que nos indica la densidad del uso de cada uno de los términos, sino que, además, ahora tenemos una línea azul con puntos.

Bien, cada punto de esta línea azul representa las veces que hemos usado este término en el contenido y lo ideal es que se encuentre dentro del área verde, ya que esto significa que estamos utilizándolo con la misma frecuencia aproximada que nuestros competidores.

Si el punto supera la zona verde por encima, quiere decir que lo hemos repetido demasiadas veces (estamos sobreoptimizando esa palabra/frase) y, en el caso de que el punto azul esté en la base, querrá decir que ni siquiera aparece en nuestro contenido, por lo que tendríamos que añadirlo.

En este caso vemos que, aunque la URL esté en el top 2 de Google, aún tiene margen de mejora por lo que hay que copiar los términos semánticos que no están en el contenido y añadirlos.

☝ Insisto, no los añadas todos a lo loco, mantén la naturalidad y la coherencia.

En este caso, algunos de los términos que nos interesan son, por ejemplo: «búsqueda segura», «todas las url», «historial de solicitudes» o «retirar url».

Si necesitas aún más detalles, debajo del gráfico tienes una tabla con el listado de todos los términos y las recomendaciones de DinoRANK acerca de cuánto exactamente debes aumentar o reducir el número de veces que aparece cada uno en tu contenido.

Tip: obtén los encabezados de tu contenido gracias a tus competidores

Además de la densidad de los términos semánticos, también puedes mejorar tus encabezados (H2, H3, H4…) gracias a la radiografía que DinoRANK hace de la estructura de los contenidos de tus competidores.

Tan solo tendrás que hacer scroll y debajo de la tabla de términos encontrarás la estructura de los encabezados de las URL del top 10 de Google por esa keyword.

De su análisis podrás extraer tus propios H2 (recuerda, no copies, ¡mejora! 😉 )

Keyword research de la competencia

Otra variante clásica a la hora de trabajar el keyword research es hacerlo en base a las palabras clave que ya rankea nuestra competencia.

Una vez que tengas esas keywords, tendrás que comprobar en tu Excel si ya las tenías apuntadas de tu keyword research inicial y, si no es así, añadirlas para incorporarlas a tus contenidos.

Lo primero que voy a hacer es introducir mi palabra clave semilla («razas de gatos») en Google y escoger algunas URLs de mis competidores en los primeros resultados de búsqueda para analizarlas con SEMrush.

Es posible que te encuentres con competidores de mucho nivel y con una autoridad difícil de superar con una keyword semilla.

Por ello, la estrategia a seguir será buscar las keywords long long tail por las que posiciona ese resultado, ya que serán más fáciles que rankear que las que son más amplias (short tail).

En primera posición me encuentro con Experto Animal y su brutal autoridad, así que usaré SEMRush para saber cuáles son las palabras clave que posiciona para esa URL y las ordenaré de menor volumen de búsquedas a mayor.

Esto hará que se muestren primero las keywords más long tail y que suelen tener menos número de búsquedas. Recuerda que cuanto más long tail sea una palabra clave, más fácil de posicionar es en teoría.

Ahora que tengo esta nueva lista de keywords long long tail, añadiré las que resulten interesantes y yo todavía no tenga apuntadas en mi lista.

De esta forma, afino mucho más mi búsqueda de palabras clave, aumentando mis posibilidades de posicionar.

También puedes hacer esto mismo con Sistrix:

¿Volumen de búsquedas 0?
Si aparecen resultados con volumen de búsquedas 0 como en el ejemplo, no los ignores, tan solo añade esas keywords in content sin concederles mucho protagonismo ya que no atraerán mucho tráfico.Las tool SEO estiman menos tráfico del que hay en realidad, por lo que un resultado con 0 búsquedas no quiere decir que no tenga ninguna búsqueda, solo que son muy pocas.

Piensa que si las herramientas obtienen esos resultados, es por algo.

Una vez que hayas hecho esto con los tres o cuatro primeros resultados de Google para tu palabra clave y hayas añadido más keywords al excel que has estado elaborando a lo largo del keyword research, puedes empezar a redactar tus contenidos o hacerle llegar el documento a tu redactor.

###

Hay muchas formas de hacer un keyword research pero está claro que  cuanto más profesional sea tu método y más atención y mimo le dediques, mejores resultados conseguirás  a la hora de posicionar tus contenidos con una URL.

De hecho, uno de los principales errores por los que un proyecto web no acaba de despegar suele ser porque no se ha hecho un keyword research en condiciones.

De ahí la importancia de que dediques el tiempo necesario a este proceso: tienes que ser todo un cirujano del SEO.

¿Tienes algún truco infalible a la hora de hacer keyword research? ¿Qué herramientas utilizas tú?

¡Nos vemos en los comentarios!

Dean Romero

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: