Cuánto dinero han levantado las 17 startups tecnológicas más relevantes de 2021 y en qué lo han empleado: expansión internacional, desarrollo de producto y talento

Una de las fórmulas —y posiblemente la más importante— que tienen las startups para conseguir capital es a través de las rondas de financiación

Este instrumento es un proceso por el cual una empresa, gracias a la participación de inversores, logra una cantidad que necesita para el desarrollo de su negocio, según explica Debitoor. Los inversores pasan a formar parte del capital social de la entidad, convirtiéndose en socios. 

Este método es una forma más fácil de encontrar financiación para las empresas emergentes que si recurriesen a las entidades bancarias, por lo que es utilizado por muchas compañías para crecer y conseguir sus objetivos. 

Dentro de las rondas de financiación se pueden encontrar varios tipos como las seed (semillas, en español), la primera que se realiza y que, normalmente, viene de los propios ahorros de los fundadores, o las Serie A, Serie B… en las que se invierte un mayor capital y que están dedicadas a diferentes finalidades. 

Business Insider España ha analizado las rondas de financiación emitidas hasta ahora por las startups más relevantes tecnológicas a las que, según los inversores, hay que tener en cuenta durante 2021 con el fin de discernir a qué dedican el capital recaudado. 

Aunque los objetivos son diferentes dependiendo de la actividad que desarrolla cada compañía, la mayoría se engloban en aspectos como la consolidación de su crecimiento, el desarrollo del producto, el aumento de la plantilla o la expansión internacional.

En la mayoría de los casos estas finalidades se combinan tras lo recibido en una misma ronda, por ejemplo, a contratar más personal y preparar la apertura de nuevas oficinas, o cada una de las realizadas se emplea en un propósito concreto. 

A continuación podrás ver cuántas rondas de financiación han emitido, la cantidad de dinero que han levantado, quién o quiénes las ha liderado y a qué ha sido destinado dicho capital, según sus propios CEO o fundadores.

Para el desarrollo de su producto

Uno de los principales fines escogidos por las startups para invertir el dinero recaudado en las rondas es todo lo que tiene que ver con el desarrollo de su propio producto. Este objetivo suele ser el más común, sobre todo, en las seed

Capchase, que ayuda a las empresas de SaaS a financiar el crecimiento de sus operaciones con efectivo inmovilizado en pagos mensuales futuros, ha sido una de las compañías que ha emitido rondas de financiación en este sentido, en concreto 2. 

Por un lado, la entidad lanzó una seed a finales de agosto de 2020, donde levantaron 4,6 millones de dólares y participaron «algunos de los mejores fondos seed de Silicon Valley», según uno de sus fundadores, Ignacio Moreno, como Bling Capital, SciFi VC, Caffeinated Capital, así como diversos angels (directivos de Uber, LinkedIn, Google…). 

Moreno señala que esta se ha utilizado para construir equipo, producto y demostrar que el modelo funciona, ya que los primeros adelantos a compañías SaaS salieron de su propio balance. 

La segunda ronda, cerrada a principios de enero, fue liderada por i80 y se cerró en 60 millones de dólares. Esta se enfoca exclusivamente en financiar los adelantos del producto financiero, según el cofundador, lo que les permite adelantar más capital a más compañías y reducir el coste, así como la cantidad que debe salir de su equity. «En otras palabras, nos permite llevar nuestro producto financiero a una nueva escala», señala. 

Por su parte, Goin, una aplicación móvil española que permite ahorrar de forma sencilla e invertir sin necesidad de tener conocimientos financieros, también ha dedicado parte de lo recaudado en sus 3 rondas de financiación al producto. 

La startup ha levantado más de 10 millones de dólares, entre los que se cuentan los proporcionado por los venture capital y las ayudas del estado, según explica su CEO y cofundador, David Riudor. 

La primera, que tuvo lugar en enero de 2018, por valor de 700.000 euros, fue dedicada enteramente a mejorar el producto; la segunda, en 2019, alcanzó los 1,6 millones de euros y se enfocó en la atracción de talento; y la tercera, en mayo de 2020, por 5 millones de euros fue un mix entre producto, talento y expansión internacional.

Riudor señala que, en la obtención de dicho capital, han participado Kfund, Encomenda, Atresmedia, TAVentures, HardYaka, Eneko Knörr, David Guapo, Javier Oliván o Enrique Linares, entre otros. 

Holded es otra de las startups que ha enfocado sus rondas de financiación al desarrollo de su producto para poder crecer a nivel nacional. En total, la compañía cuyo software ayuda a las pequeñas empresas a controlar todos los aspectos de un negocio desde una sola plataforma, ha lanzado 4 por un valor total de 22 millones de euros. 

Javi Fondevilla y Bernat Ripoll, los dos cofundadores de la startup, explican que la primera tuvo un valor de 240.000 euros y fue liderada por Seedrocket, así como por algunos business angels; la segunda, en 2018, alcanzó los 1,3 millones de euros y fue sufragada por Nauta Capital; en 2019 cerraron la tercera, una Serie A por valor de 6 millones de euros, liderada por Lakestar. 

Por último, en febrero de 2021 han emitido la última, una Serie B por valor de 15 millones de euros, liderada por el fondo de venture capital europeo Elaia junto a Lakestar, Nauta Capital y Seedrocket.

Los cofundadores señalan que todo el dinero recaudado se ha invertido en mejorar el producto para poder crecer más en España y poder comenzar las operaciones en otros mercados. «Tenemos previsto abrir oficina en Francia, doblar el equipo y seguir invirtiendo en tecnología para tener la mejor plataforma», avanzan. 

Kokoro Kids también ha decidido dedicar parte de lo que ha obtenido en la ronda de financiación que ha realizado para mejorar su tecnología y, así, su producto. En ella, la startup española consistente en una aplicación para el móvil cuyo objetivo es potenciar el desarrollo de habilidades cognitivas y emocionales de niños de 2 a 6 años a través de actividades y juegos, ha sumado 550.000 euros. 

Esta ronda fue realizada en septiembre de 2020 y sufragada por los fondos de Venture Capital españoles K Fund,The Valley Venture Capital, Bankinter (a través de su programa Venture Capital) y R2 Seed. Además, según explica su CEO, Carles Pons, ha sido complementada con un préstamo participativo del Instituto Valenciano de Finanzas  de 250.000 euros.

Pons señala que la entrada de este capital les ha permitido ampliar el equipo de producto y tecnología para mejorar el desarrollo de su metodología de aprendizaje y de personalización adaptada a las necesidades de cada niño. Además, han aumentado la inversión en marketing para atraer nuevos usuarios.  

En la misma línea se sitúa Criptan, una startup valenciana de compraventa de criptomonedas, que ha llevado a cabo 2 rondas de financiación enfocadas, entre otras cosas, al desarrollo de producto. 

Jorge Soriano, el cofundador y CEO de la compañía, explica que la primera se llevó a cabo a principios de 2020 por un total de 150.000 euros y fue sufragada por Viriditas, Jesús Pérez, Sergio Fernandez, Louis Jinhwa Kim o Juan Leal, entre otros. El dinero recaudado, además de al desarrollo de producto, fue invertido en la ampliación del equipo.

La segunda se llevó a cabo a finales de 2020 y se alcanzaron los 500.000 euros gracias a Draper B1, Javier de la Rosa o Fabien Causeur, entre otros. Soriano señala que, además de al producto y a la plantilla, este dinero se enfocó al marketing. 

Nantek ha sido otra de las empresas emergentes que ha empleado el dinero recaudado en mejorar su tecnología. 

Según explica Carlos Uraga, CEO de la compañía, en febrero de 2020 emitieron una ronda de financiación de 150.000 euros sufragada por parte de Yago Arbeloa a través de su fondo, Viriditas Ventures. El propio Uraga también participó en la financiación de la startup mediante sus fondos propios para sufragar el año y medio anterior de desarrollo e I+D. 

Además, han recibido 120.000 euros de parte de Diputación Foral de Bizkaia y Gobierno Vasco.

El CEO señala que este dinero se ha utilizado, principalmente, para la «validación técnica». Uraga explica que, además de costear los sueldos de la plantilla y los técnicos, se ha empleado en pagar pruebas que han servido para validar la tecnología y el producto resultante. 

Para consolidar el crecimiento 

Otro de los objetivos a los que se ha dedicado el capital recaudado en las rondas de financiación por parte de las startups ha sido la consolidación de su crecimiento antes de tomar otras decisiones como la expansión internacional. 

Entre las compañías que han optado por este camino se encuentra Bipi, una plataforma de suscripción a coches conocida como el ‘Spotify de los coches de alquiler’, que ha sumado más de 26 millones de euros en 3 rondas de financiación importantes hasta la fecha. 

La primera tuvo lugar en 2018, alcanzó los 2,5 millones y fue liderada por Kibo Ventures; la segunda, en junio de 2019, fue una ronda Serie A de 6,5 millones de euros, liderada por Maniv Mobility, además de otros inversores; la tercera, una ronda de Serie B en octubre de 2020, se completó por 10,5 millones y fue liderada por Adevinta Ventures, Toyota Al Ventures y el grupo de comunicación Atresmedia. 

La última que han llevado a cabo, hace apenas unas semanas, en febrero de 2021, alcanzó los 6 millones y estuvo capitaneada por el fondo italiano P101 SGR, a través de su segundo fondo P102 y el fondo ITALIA 500.

Según Hans Christ, CEO y cofundador de Bipi, cada una de las rondas se ha dedicado a un propósito concreto, pero todas han sido enfocadas en mayor o menor medida en la consolidación de la plataforma a nivel nacional. 

En concreto, la primera se enfocó en ampliar el equipo e invertir en tecnología; la segunda en volver a incrementar la plantilla y alcanzar nuevos acuerdos estratégicos, así como acelerar el crecimiento y expandir la oferta.

La tercera se utilizó para acelerar el crecimiento en el mercado español y consolidarse como líder en el modelo de suscripción de coches, para lo que se amplió el equipo (de 80 a 100 personas) y se invirtió en marketing y tecnología, además de abrir una nueva delegación en Francia. 

La ronda más reciente tiene como objetivo acelerar el crecimiento nacional, volver a ampliar la plantilla e invertir en tecnología y nuevos productos, a la vez que se prepara la expansión al mercado italiano. 

Mox también es otra de las startups que ha dedicado parte de sus ingresos en las rondas de financiación a su consolidación en el mercado nacional. En total, la compañía, dedica a la logística de la última milla, ha emitido 4 rondas que suman 5,2 millones de euros. 

La primera, una pre-seed llevada a cabo en el último trimestre de 2017, alcanzó los 320.000 euros y el inversor principal fue Regates y Sainetes; la segunda fue una ronda crowd equity de 168.000 euros a principios de 2018; la tercera, a principios de 2019, fue una ronda seed de 1,7 millones de euros liderada por Just Eat. 

La última, llevada a cabo a finales de 2019 fue una Serie A de 3 millones de euros liderada por VAS Ventures.

Pedro Rueda, responsable de Capital Funding and Investor Relations en Grupo Mox, señala que, en las primeras, el objetivo fue expandirse por España y ampliar plantilla, mientras que en la última el dinero fue destinado a incrementar la red de almacenes y llegar a nuevos tipos de clientes. 

Josep Arroyo, fundador y CEO de Baluwo, una fintech española que basa su modelo de negocio en ayudar a los inmigrantes africanos residentes en Europa a realizar transferencias a sus países de origen, también apunta que sus rondas se han enfocado hacia este propósito. 

La compañía ha realizado, hasta la fecha, 4 rondas de financiación: la primera, por 592.000 euros, tuvo lugar en siciembre de 2017 y fue capitaneada por Cabiedes and Partners, Seedrocket 4Founders y Viriditas; la segunda, en agosto de 2018, por 400.003 euros fue liderada por Big Sur Ventures, Cabiedes and Partners y Seedrocket 4Founders.

Por su parte, la tercera alcanzó los 500.002 euros en agosto de 2019 y participaron Seedrocket 4Founders, Big Sur Ventures y Lanai Capital Partners, al igual que en la última, en julio de 2020, donde se alcanzaron los 550.296 euros.

El fundador explica que este capital se ha empleado en desarrollar el plan de negocio, así como continuar su expansión por países de África y su red de ventas.

Devo, una startup que permite, a través de su plataforma de software, analizar gran cantidad de datasets (logs) en tiempo real, también ha enfocado sus rondas de financiación, entre otras cosas, a este objetivo. 

Según explica Miguel Martín, CFO de la compañía, la empresa ha realizado 4: la primera, en enero de 2017, por valor de 11 millones de dólares en la que participaron  Kibo Ventures, Investing Profit Wisely (IPW) y Atlantic Bridge Capital; la segunda, en septiembre de 2017, fue una serie B de 35 millones de dólares liderada por Insight Venture Partners y Kibo Ventures. 

La tercera, una Serie C, tuvo lugar en junio de 2018 y alcanzó los 25 millones de dólares gracias a las participaciones de Insight Ventures Partners y Kibo Ventures; y la última, en septiembre de 2020, una serie D de 60 millones, fue capitaneada por Bessemer Venture Partners y Insight Partners.

Martín explica que la última ronda se ha enfocado a impulsar los aspectos del negocio que permitiesen mantener un «ritmo intenso de crecimiento» y acelerar «el liderazgo de la empresa en el mercado de security analytics». 

Respecto a las anteriores, estas han tenido como objetivo ampliar operaciones para satisfacer la demanda, incluyendo la expansión de las operaciones de ventas y marketing en Estados Unidos; la aceleración de captación de clientes o el alcance de la compañía en el mercado, además de financiar el desarrollo de productos.



Para aumentar la plantilla 

Muy relacionada con los 2 objetivos anteriores, las startups también han empleado el capital obtenido en ampliar su plantilla, ya que, en la mayoría de ocasiones, esta contaba en un primer momento tan solo con los propios fundadores. 

Es el caso de Belvo, una plataforma API de Open Banking en América Latina fundada en mayo de 2019 que permite a los usuarios conectar sus cuentas bancarias a una aplicación de gestión, que ha realizado 3 rondas de financiación. 

La primera tuvo lugar en agosto de 2019, alcanzó el millón de dólares y fue sufragada por Venture Friends, Kalonia Ventures y varios business angels. La segunda se produjo apenas unos pocos meses después, en enero de 2020, por 2 millones de dólares y sus principales inversores fueron Maya Capital, YCombinator, Unpopular Ventures y algunos business angels entre los que se incluyó David Vélez, fundador y CEO de Nubank.

Por último, la tercera ronda y última ronda que han realizado hasta ahora se produjo en mayo de 2020 por 10 millones de dólares y fue secundada por  Founders Fund y Kaszek Ventures. 

Pablo viguera, el CEO y cofundador de la startup, explica que la totalidad de las rondas se ha destinado a hacer crecer el equipo, ya que empezaron siendo 2 (su socio Oriol Tintoré y él) en mayo de 2019 y ahora son 60 personas. 

Además, también han empleado el capital en ampliar su presencia geográfica, ya que empezaron en México y ahora están en Brasil y Colombia.

Truckster, una startup que optimiza el mundo de la logística y la industria del transporte de mercancías de larga distancia con un servicio basado en un sistema de relevos, ha participado en 3 rondas de financiación, levantando un total de 2 millones euros. 

La primera, realizada en agosto de 2018, tuvo un valor de 75.000 euros y fue sufragada por Axel Springer, el Grupo Porsche y el Grupo Undanet; la segunda, en julio de 2019, fue por valor de 900.000 euros y participaron los inversores anteriores, a los que se unieron BigSurVentures y Metavallon VC, así como inversores particulares como Telmo Perez (director de Innovación de Acciona), Carlos Severino (partner de Parthenon) o Sacha Michaud (cofundador de Glovo). 

La tercera, en julio de 2020, tuvo una capitalización de 980.000 euros y tambiéjn participaron los inversores anteriores, a los que se unieron, entre otros, The Valley Venture Capital e inversores particulares de la red del IESE. 

El cofundador de Trucksters, Gabor Balogh, explica que esta financiación se ha dedicado, principalmente, a ampliar el equipo tecnológico «con el fin de dotar de más inteligencia al sistema de relevos» y consolidar los corredores internacionales. 

En el mismo escenario se encuentra Meetoptics, un metabuscador con inteligencia artificial especializado en fotónica, que emitió una ronda de financiación pre-seed de 100.000 euros en junio de 2020.

Según explica Bárbara Buades, CEO y confundadora de la startup, esta fue sufragada por business angels españolas y americanos, y se dedicó a incrementar el equipo de 3 a 7 miembros con perfiles técnicos y de negocios. 

Buades señala que esta expansión de la plantilla ha permitido, en tan solo 4 meses, multiplicar la facturación por 3 y un crecimiento de usuarios mensual de más del 20%, con casi 40.000 productos en la plataforma.

Johanna Gallo, cofundadora de APlanet, cuyo objetivo es ayudar a las pymes y a las corporaciones a estructurar todo lo que tiene que ver con responsabilidad social corporativa (RSC), apunta que ellos también han usado lo recaudado para nuevas contrataciones. 

La startup levantó su primera ronda en agosto de 2020 por un total de 1,7 millones de euros y fue liderada por All Iron Ventures, a la que se sumaron participaciones de BStartup de Banco Sabadell y Draper B1, así como de business angels  como Íñigo Juantegui, Yago Arbeloa o Pablo Alonso.

Gallo señala que este dinero ha sido utilizado para acelerar su crecimiento a través de nuevas contrataciones, sobre todo para el equipo de tecnología, con el objetivo de seguir el ritmo de los cambios que están ocurriendo en el sector de la sostenibilidad y de desarrollo de negocio «para que nuestros productos lleguen a más organizaciones». De hecho, ha avanzado que el equipo de APlanet crecerá más de un 50% en 2021.

Econcrete es otra de las startups que ha usado el dinero recaudado para hacer crecer su equipo. La compañía, una plataforma que desarrolla infraestructuras que potencian la regeneración de la biodiversidad marina, ha realizado 3 rondas de financiación.

La primera, una pre-seed por valor de 1,7 millones de dólares, se lanzó entre 2013 y 2015 y fue sufragada por business angels; la segunda, una seed por valor de 3 millones de dólares, fue liderada por Elah Fund; la última, en 2020, alcanzó los 5 millones de dólares. 

Según Shimrit Perkol-Finkel, cofundadora y CEO de la empresa, los fondos se han utilizado para contratar personal, para el desarrollo de la propiedad intelectual, para la investigación, marketing o la expansión internacional.

Para su desarrollo internacional 

Por otro lado, una vez desarrollado el producto y consolidado el negocio a nivel nacional, las startups utilizan el capital obtenido para comenzar su expansión internacional como en el caso de Mediquo.

Esta startup, basada en una plataforma que ofrece un servicio online de consultas médicas las 24 horas del día, hizo su primera ronda en 2017. Se trató de una seed liderada por el equipo fundador, el doctor Guillem Serra y Jose López y Albert Castells, ambos cofundadores y co-CEOs de iSalud.com. 

Según explica Bruno Cuevas, CEO de la startup, apenas pocos meses después, en 2018, entró el primer business angel  y más adelante, en ese mismo año, también lo hicieron nuevos inversores, tanto individuales como corporativos, entre los que se contó con Target Global, con una nueva ronda. 

En 2019 la plataforma cerró la última ronda de financiación por valor de 2 millones con los inversores actuales. En total, hasta la fecha, la compañía ha sumado más de 4 millones en esta modalidad, aunque actualmente está en proceso de cerrar una nueva. 

Cuevas señala que la tecnología que han desarrollado se ha realizado desde la propia empresa, por lo que los fondos han estado destinados al equipo de producto y tecnología, además de al equipo de marketing y operaciones. Por otro lado, el dinero obtenido también se ha utilizado para ganar terreno de forma internacional, especialmente en Latinoamérica. 

Esto ha permitido a la compañía sumar más de un millón de consultas durante el último año, con más de 600.000 descargas, lo que ha convertido a la startup en una de las aplicaciones de telemedicina más relevantes, tanto en España como en Latinonamérica. 

Otras formas de financiación 

Sin embargo, las rondas de financiación no son la única forma de acceder a financiación que tienen las empresas emergentesHumanItCare, una plataforma de telemedicina basada en inteligencia artificial dirigida a los profesionales de la salud, es un claro ejemplo de ello.

Nuria Pastor, CEO de la startup, explica que, en su caso, no han recibido inversión de fondos, sino que estos han provenido de otras fuentes como la Comisión Europea, que les ha proporcionado alrededor de medio millón de euros. A esta cantidad se han sumado ayudas directas de la Unión Europea, del Ministerio de Industria y Ciencia español o de la EIT Health, así como las obtenidas de la propia venta del producto. 

La directiva ha apuntado, además, que ellos apuestan por el bootstrapping, es decir, por el proceso de financiación a través de los recursos existentes.

Sandra Viñas
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: