Del Ejército del Aire y tour manager de Pignoise a vender su empresa y emprender en serie

Alejandro Valero, fundador y CEO de BuscoExtra, es un emprendedor en serie que ha seguido un camino «poco ortodoxo» a la hora de crear su empresa. De forma divertida afirma: «Soy sargento del Ejército del Aire y los findes voy por ahí con bandas de música, no creo que sea lo habitual».

En su historia, casi nada lo es. Cuenta que tuvo una formación jurídica, aunque “por herencia”, al ser su padre abogado. Nunca ejerció.

Con solo 18 años opositó a suboficial del ejército, entró como sargento y allí estuvo varios años, hasta que, tras volver de Afganistán, pidió una excedencia.

Su decisión lo llevó a acercarse a otra de sus grandes pasiones: la música. Asegura que es lo que más le gusta en el mundo. Y es que, Alejandro Valero, lleva 10 años trabajando como tour manager para distintas bandas como Pignoise. «Son de mis mejores amigos, lo hago más por hobby que por aspiración profesional».

Poco después, fue la repentina muerte de su padre lo que le cambió la vida y lo devolvió a su tierra, a Granada, para cuidar de su madre, que estaba también enferma: «Me sentí huérfano de repente y ocupando un rol de padre/hijo, sin poder trabajar y sin ayudas porque hasta ahora había sido freelance«.

Cuenta que en ese momento las respuestas llegaron de los lugares más inesperados. Valero hizo unos cursos de marketing digital que ofrecía Google de forma gratuita (Google Actívate). Esta formación y hablar con algunos de sus profesores transformó su forma de entender el emprendimiento.

Aprendió que un negocio digital se puede montar desde cualquier lugar y lo puso en práctica. Creó una agencia de comunicación en la que hacía diseño gráfico y webs para hostelería. Ahí fue cuando, tras hablar mucho con los que eran sus clientes, supo ver una oportunidad en la problemática de gestión de personal, que existía y se repetía.

Encontró un hueco en un mercado que ninguna solución cubría, y así nació BuscoExtra. Se trata de una solución tecnológica que es capaz de proveer a los dueños de restaurantes y bares de personal en un plazo de 2 horas, con toda la gestión de alta en Seguridad Social de forma ininterrumpida, los 7 días de la semana.

El proyecto despegó con fuerza, en 2018 se trasladan a Madrid, consiguen ampliar capital y la plantilla crece. Sin embargo, como a tantas otras empresas, la llegada de la pandemia en 2020 les golpea fuerte.

Valero explica a Business Insider España que la ley no permitía contratar personal por ETT teniendo personas en ERTE. «Pasamos a facturar 0 euros durante dos años. Nos tocó llevar a cabo medidas de emergencia que nos permitieran aguantar la compañía y, lo más importante, estirar la caja que había sin incurrir en deudas».

Finalmente lo consiguieron, aunque insiste en que fue un proceso duro y de mucho sufrimiento.

Luces y sombras detrás de un exit

A principios de 2022, Alejandro Valero recibió una llamada, el grupo Eurofirms, una de las mayores empresas de RRHH de España, estaba interesado en adquirir la solución de BuscoExtra.

Comenzó un proceso bastante complejo y largo de auditoría, negociación y presentaciones que culminó con la venta completa de la compañía en junio de ese año. A día de hoy, BuscoExtra está integrada dentro del grupo como una de las líneas de negocio independientes y Alejandro continúa siendo el líder del proyecto.

Se puede decir que su camino también acabó llegando a Roma, consiguiendo el sueño de la mayoría de emprendedores, vender la empresa, el sonado ‘exit‘.

Sobre cómo vivió este momento, señala que todo cobra sentido, que cuando una gran empresa compra tu startup, automáticamente valida a todos los niveles la propuesta de valor, la idea y además normalmente lo hace con un respaldo económico importante.

Para su compañía, a efectos prácticos, la venta suponía poder hacer crecer el proyecto sin tener que preocuparse por los recursos. Aclara que eso no significa hacer mal uso de ellos, al contrario: «Esto te permite, desde la responsabilidad, crecer al calor de un grupo multinacional, que te ofrece solvencia y credibilidad».

En cuanto a las sombras, que también las hay, afirma que existe cierta pérdida de velocidad. «Aunque haya independencia se pertenece a un ente muchísimo mayor». No obstante, indica que los beneficios son mayores que los perjuicios.

Para un emprendedor en serie, ningún proyecto es el último

No se atreve a calificar a ninguno de sus proyectos como el último, «siempre será el penúltimo».

Entre sus nuevas aventuras, destaca un proyecto que vio la luz en abril de 2023, lo inició junto a su primer inversor en BuscoExtra —ya casi un hermano mayor—, Tomás Gasset. También lo acompañó uno de sus primeros advisor en BuscoExtra, Álvaro Villacorta.

«Los tres cofundamos de la mano del club más importante de eSports de España, Giants, el Giants Innovation Hub, que no es ni más ni menos que un VC con un tamaño de 50 millones de euros».

Explica que se trata de un eSports Lab para el desarrollo de proyectos que tengan que ver con el blockchain, IA y web3. Añaden también un media 4 Equity que permite dar un escaparate de crecimiento a compañías en fase growth. «Conseguimos más de 1.000 millones de impactos en un público que está fuera del radar tradicional».

Además, también emprende en el sector musical. Según detalla, se trata del Netflix de la música, es decir, una plataforma en la que poder disfrutar de contenido audiovisual pero solamente relacionado con la música. «Documentales, conciertos, producciones propias pero cuidando mucho la calidad del contenido, la experiencia y pretendiendo que sea una nueva opción para todos aquellos amantes de la música».

Añade que en este momento el proyecto está en standby, en conversaciones con una multinacional musical que está interesada en adquirirlo.

Caminos pocos ortodoxos

Valero piensa que a la hora de emprender, la formación no es un valor diferencial, aunque sí ayuda. «Tristemente, uno de los factores más determinantes, además del talento, es el entorno del que procedes, si tienes recursos o posibles».

Además, subraya que no todo el mundo puede emprender, «por mucho que ahora sea un poco más cool por las calls y los eventos guays». Destaca que es un proceso que conlleva muchísimo sacrificio, vértigo e incertidumbre«.

Deja una respuesta