El creador de la exitosa ‘El juego del calamar’ casi no acabó el guion porque tuvo que vender su portátil para obtener algo de dinero

El creador del éxito actual de Netflix, El juego del calamar, tuvo que detener la creación del guion debido a que se vio obligado a vender su portátil para obtener algo de dinero, según informa The Wall Street Journal.

La serie coreana de drama y supervivencia, que se estrenó en la plataforma de streaming el 17 de septiembre, se centra en un grupo de adultos que deben sobrevivir a versiones peligrosas de juegos infantiles para pagar sus deudas. El premio por ganar son unos 34,5 millones de euros. Pero perder tiene consecuencias mortales.

El director y creador de la serie, Hwang Dong-hyuk, tuvo la idea mientras vivía con su madre y su abuela, pero tuvo que parar de escribir la historia tras vender su portátil para obtener algo de dinero. En concreto, consiguió 582 euros por él.

Netflix compró la serie hace 2 años. Desde entonces ha sido subtitulada a más de 30 idiomas, doblada a otros 13, y es ahora la tendencia n.º 1 en más de 90 países. El 95% de sus espectadores son de fuera de Corea del Sur.



El juego del calamar hizo historia al ser también la primera serie coreana en llegar al lugar más alto de las tendencias en Estados Unidos.

Pero la serie no siempre fue un éxito asegurado. La idea fue rechazada durante 10 años por diferentes estudios, condenada a la negación por ser demasiado gore, grotesca y poco realista, según informa WSJ.

Hwang cree que la pandemia del Covid-19 logró que la idea central de su serie fuera más atractiva para estudios y productoras, como Netflix, ya que exacerba las diferencias socioeconómicas entre los ricos y los pobres, convierte esta distinción en la trama central de la producción.

“El mundo ha cambiado”, explica Hwang para The Wall Street Journal. “Todos estos puntos lograron que la historia fuera más realista que hace una década”.

Minyoung Kim, vicepresidente de contenido en la región Asia-Pacífico en Netflix, comparte esta opinión, alegando que además la serie pondera preguntas morales sobre el valor de una persona.

“No somos caballos, somos humanos. Ese es uno de los temas que la serie te lanza para que reflexiones“.

Lauren FriasBusiness Insider