El emprendimiento no entiende ni de edad ni de género y estas 10 ideas brillantes lo demuestran

1.- Curro Solano (62 años): Comer sano

El proyecto de este emprendimiento del cacereño de 62 años, Francisco Solano, se denomina Comer Sano. Se trata de una plataforma que consta de una web y una aplicación en la que se recogen restaurantes en los que las personas pueden consumir un menú sano y equilibrado.

El equipo lo integran 5 profesionales con edades que van desde los 31 años hasta los 62. Entre ellos figura una nutricionista quien, basándose en la pirámide nutricional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), elabora una tabla de menús que luego remiten a los restaurantes para su adaptación.

El objetivo es que los usuarios de Comer Sano encuentren en su aplicación y en su página web una guía de restaurante repartidos por toda la geografía nacional con menús saludables. Hasta ahora, el número de establecimientos registrados ronda los 160, algunos de los cuales han visto aumentar de forma notable su clientela gracias a la recomendación de la aplicación, de descarga gratuita.

También hasta este momento ha sido gratis el registro de restaurantes aunque, con el objeto de empezar a monetizar el proyecto, tienen previsto cobrar a futuro una cuota anual de 12 euros por restaurante.  El proyecto resultó ganador en la especialidad de eHealth, Bio/Pharma Tech en el evento Startup Olé de la edición de 2021.

“Emprender es duro y es caro -dice Curro Solana- pero también es algo que hace que te sientas vivo”. En los planes de Comer Sano está ir creciendo de forma progresiva hasta reunir en la plataforma del orden de 500 establecimientos. Llegado este punto sería rentable, algo que no duda en conseguir Solano convencido de que hablamos de una solución de impacto y necesaria para la sociedad, donde cerca de un 54% de la población tiene problemas de sobrepeso, y muchos profesionales se ven obligados a comer cada día fuera de sus casas.

2.-Fernando Irujo (79 años): Bielas Extensibles

Fernando Irujo es el emprendedor más veterano de la organización de emprendedores sociales Ashoka. A sus 75 años desarrolló un innovador prototipo de pedales para bicicletas con bielas extensibles que permiten incrementar entre 25% y 35% la fuerza del pedaleo a la vez que reduce el esfuerzo.

El proyecto, denominado Bielas extensibles, se dirigía a personas con discapacidad o movilidad reducida, es de aplicación universal y promueve además un modelo de transporte sostenible.

Ahora, ya con 79 años, Fernando Irujo dice que está a punto de sacar una solución que “eso va a ser la bomba”. Sin querer entrar en detalles hasta no tener el producto en el mercado, este mecánico electricista de profesión durante muchos años, dice haber dado con un ingenio que vence la dificultad que encuentran los ciclistas en el punto muerto.

Por cierto que este navarro oriundo de Rada afirma seguir montando en bicicleta a sus años y que es capaz de “ganar al que se me ponga, bueno hasta 200 metros”. Irujo cuenta también con un sello a la excelencia que le concedió la Unión Europea.

3.-Isabel González Díaz de Villegas (59 años): EBA

Ecológico Bovino Arándanos es lo que significa EBA, una empresa de agricultura/ganadería orgánica montada por la emprendedora y antes consultora informática Isabel González Díaz de Villegas. La decisión de fundar su propia empresa la tomó a la edad de 52 años, en 2013, con el propósito de producir alimentos nutritivos de alta calidad que promuevan un cuidado preventivo de la salud y el bienestar.

En correspondencia con lo anterior, la agricultura orgánica a la que se dedican en EBA evita el uso de fertilizantes, plaguicidas, productos veterinarios y aditivos en alimentos que puedan ocasionar efectos negativos en la salud. “Se sustenta en cuatro Pilares: Salud, ecología, justicia y prudencia”, afirman.

La empresa se ubica en Castañeda (Cantabria), en una finca familiar, donde se procura la simbiosis entre la ganadería y la agricultura para mantener, e incluso mejorar, la riqueza del suelo y la materia vegetal que sustenta. De esta manera, las vacas producen el estiércol que luego usa como base del compost para abonar los campos de arándanos que tiene y estos, a su vez, proporcionan el alimento para los animales. A ellos se destina el excedente de arándanos que EBA no llega a comercializar.

“Me conformo con llegar a ganar algún día la mitad de lo que cobraba como ingeniera informática”, declaraba Isabel González en otra ocasión a Emprendedores, matizando que el descenso de los ingresos lo veía compensado con la satisfacción personal de un emprendimiento en el que tiene fe absoluta.

http://www.eba.eco/



4.-Juan Luis Fernández Martínez (60 años): StockFink

Catedrático en el Departamento de Matemática Aplicada en la Universidad de Oviedo y doctor en Ingeniería de Minas por la misma Universidad, entre otras cosas, Juan Luis Fernández Martínez se lanzó al emprendimiento el año pasado, a la edad de 59 años. A él se unió Lucas Fernández Brillet, ahora con 27 años recién, doctor en Matemáticas e Informática por la Universidad Grenoble Alpes.

Entre ambos lanzaron el proyecto StockFink del que ya hablamos en esta página web con el que, haciendo uso de la Inteligencia Artificial, han desarrollado sus propios algoritmos  capaces de predecir la variación de los valores bursátiles de hoy para mañana o en un rango de 7 días.

A este proyecto inicial añaden ahora una especie de spin-off con CryptoFink, con el que trasladan sus conocimientos matemáticos y sus algoritmos al entorno de las criptomonedas ayudando también a estos inversores a mejorar la gestión de sus activos.

En los planes a futuro de la compañía está, asimismo, crear una escuela de formación online sobre trading.

El motivo por el que Fernández Martínez se animó a dar el salto al emprendimiento lo explica él mismo: “Después de estas dando clases desde 1994, pensé que ya había dado todo lo que podía en el mundo académico. Entonces pensé que podría ayudar a jóvenes talentos interesados en montar una empresa aportando mi experiencia en la gestión de proyectos, respaldarlos como una especie de aval científico y ayudándoles en la captación de talento joven. Al fin y al cabo, cuando se emprende se aporta un servicio a la sociedad y se enriquece la vida cultural y económica de un país”.

5.-Rafael Antonín (66 años): Rafuel 55

La cuenta de @rafuel55 tiene 692.000 seguidores en instagram y corresponde a Rafael Antonín, el chef Rafuel, un hombre de 66 años que, antes de ofrecer recetas de cocina, se dedicaba a la venta de fuel, de aquí el nombre. Sus recetas se distinguen por la sencillez y la original motivo que podría justificar el hecho de sus miles de seguidores jóvenes en las redes,

Rafa Antonín tiene dos nietos y el miedo a una jubilación pusilánime lo ha superado gracias a su frenética actividad en las redes. Dice que no se está haciendo rico, pero sí reconoce estar recibiendo patrocinios de las marcas que aparecen en sus videos de 30 segundos de duración tiempo suficiente para, en su opinión, retener la atención de los jóvenes.

6.-María Teresa Saperas (90 años): ADZ Nadons

A sus 78 años, a María Teresa Saperas le dio por emprender tras toda la carrera profesional como maestra y montó a ADZ Nadons, un negocio de pañales reciclables que tanto benefician a la salud del planeta como a la del bolsillo teniendo en cuenta que, solo un bebé, consume hasta 5.500 pañales de usar y tirar durante sus dos años y medio de vida.

Actualmente María Teresa Saperas, ya bisabuela, sigue pendiente del negocio aunque sean de una de sus hijas y una de sus nietas quienes estén al frente del mismo al objeto de hacer crecer un negocio con el que María Teresa Saperas supo adelantarse a los tiempos.

El producto lo fabrican en distintas tallas. Los hacen en su propio taller, en Les Borges del Camp (Tarragona) trabajando con proveedores locales. Posteriormente, los venden bien a través de su tienda online, bien a través de los puntos de venta con pos que han alcanzado un acuerdo.

https://www.adznadons.com

7.- Carlo Castellano (55): Park4DISC

Carlo Castellano es un italiano de nacimiento afincado en Barcelona. A él corresponde el proyecto denominado Park4DISC un sistema de localización de aparcamientos para personas con movilidad reducida.

El proyecto nace de un interés personal por ayudar a los más de 5 millones de conductores con movilidad reducida en Europa, 450.000 en España, y todas las familias de personas con discapacidad, a tener autonomía y poder desplazarse sin barreras añadidas.

El proyecto se puso en marcha en abril de 2019 tras un estudio europeo de ACCIO y con el apoyo de financiación de Fundación ONCE. Park4dis está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecido por las Naciones Unidas en la Cumbre de Desarrollo Sostenible, marcados en la Agenda 2030 para garantizar un futuro sostenible para todos.

Por el momento, han mapeado ya más de 39.000 plazas repartidas por más de 230 ciudades.

8.-Enrique Poveda (64 años): LifeNeedle

Lifeneddle nace de una historia real. Una enfermara cercana al inventor fue víctima de un pinchazo accidental en un hospital con lamentables consecuencias de salud, sociales psicológicas y económicas. De aquí surge la idea de negocio de este ingeniero colombiano afincado en España que ha desarrollado una tecnología que convierte las jeringas convencionales en jeringas auto-retráctil dotadas de mayor seguridad.

Evita así la posibilidad de sufrir infecciones y muertes por por pinchazos con agujas contaminadas y permite al sistema sanitario reducir gastos. Se trata de la primera ‘jeringa inteligente’ y la primera aguja 100% compatible con los requerimientos de la OMS.

https://lifeneedle.com/index_en.html

9.-Luis Miguel Fernández Montañez: Parapentex Studios https

“Emprender a partir de los 50 es una aventura apasionante, no exenta de zonas oscuras, de mucho esfuerzo, de momentos de desánimo y frustración, pero que compensa todo lo negativo cuando te cruzas con alguien y te dice, yo creo en ti”. Las palabras corresponden a Luis Miguel Fernández Montañez, CEO y fundador de Parapentex Studios , experto en big data, en estrategias de transformación digital y autor del libro ‘Mi visión de lo posible’.

Fernández Montañez lanzó su primera empresa fallida a la edad de 18 años. Tal vez por ello luego se decantó para trabajar por cuenta ajena para grandes multinacionales como consultor estratégico. Era otra forma de seguir emprendiendo, pero desde dentro de una corporación para las que puso en marcha numerosos proyectos innovadores.

Sin embargo, ello no impidió que a los 50 años se viese en la calle. Después de atender a más de 200 ofertas de empleo, no le quedó otra que asumir que, a sus años y con su experiencia, nadie le iba a contratar. Así que se animó a montar su propio proyecto.

“Yo emprendí por necesidad”, reconoce. “Buscaba un negocio que fuera rentable pero, sobre todo, que tuviera impacto. Pensé que podría poner al servicio de otros emprendedores el conocimiento que antes había ofrecido a los corporaciones y ayudarles en el camino a la transformación en momentos de incertidumbre como los de ahora”.

10.- Álvaro Rengifo (61 años): My Biblio

Álvaro Rengifo (61 años) es presidente de la Fundación AMREF (para la salud en África), Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2018, y patrono fundación Créate, una de las entidades que más está trabajando por el emprendimiento en España.

A toda esta trayectoria suma ahora el proyecto personal My Biblio que surge de una necesidad y falta de cobertura el “mercado de Apps”. Su reto es conseguir que los usuarios puedan ordenar y catalogar los libros físicos y saber dónde están ubicados, así como gestionar los préstamos particulares a la red que genera la propia aplicación

ANA DELGADO