El esperanzador aumento de mujeres emprendedoras y el sector en el que más destacan

En un mundo donde la equidad de género continúa abriéndose camino a través de diversos sectores, el emprendimiento femenino es un termómetro más de la situación. Pues parece que los datos de 2023 apuntan a un aumento significativo, destacando además en un sector de lo más demandado y prometedor.

Si nos atenemos a los datos recientes, hay un ascenso notable, demostrando cómo las emprendedoras no solo están cambiando el paisaje empresarial, sino acortando el porcentaje respecto a los hombres.

El panorama actual del emprendimiento femenino

El último Mapa del Emprendimiento, realizado por South Summit y la IE University, revela datos alentadores: el porcentaje de startups tecnológicas fundadas exclusivamente por mujeres ha ascendido del 6% al 8% en 2023. Este dato, aunque pueda parecer modesto, marca un crecimiento significativo en un sector tradicionalmente dominado por hombres.

Además, el Observatorio del Emprendimiento Innovador Femenino apunta que una de cada cinco empresas emergentes españolas ya está liderada por una mujer. Estos avances demuestran un cambio gradual, pero firme, hacia una mayor inclusión femenina en el ecosistema emprendedor.

Pero hay un dato aún más significativo: los datos de afiliación al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), que revela que nueve de cada diez nuevos autónomos en el 2023 fueron mujeres.

Datos y más datos que van a más

Según los datos oficiales actualizados a diciembre de 2023, había 1.279.421 mujeres autónomas dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), lo que representa un 37,2% del total de autónomos en España. La proporción de mujeres autónomas ha aumentado constantemente en la última década. En 2012, representaban el 30,2% del total de autónomos.

El número de mujeres autónomas creció en 73.607 en 2023, un 6,1% más que en 2022. Este crecimiento es más del doble que el de los hombres autónomos, que solo aumentó un 2,8%.

Los sectores con mayor presencia de mujeres autónomas son:

  • Actividades sanitarias y servicios sociales: 26,2%.
  • Comercio al por menor: 22,4%.
  • Actividades educativas, culturales y deportivas: 13,1%.
  • Otros servicios: 12,7%.
  • Actividades profesionales, científicas y técnicas: 10,3%.

Emprendedoras en innovación y liderazgo

Las fundadoras de startups están prosperando no solo al asociarse con hombres, sino también en solitario o en colaboración con otras mujeres. Según el Barómetro de Sista y del Boston Consulting Group, las empresas emergentes lideradas exclusivamente por mujeres en España lograron una mayor financiación en comparación con aquellas de equipos mixtos. Este logro subraya el potencial y la capacidad de las emprendedoras para liderar proyectos exitosos y competitivos en el mercado.

Retos y oportunidades en el camino emprendedor

A pesar de estos avances, el camino para las emprendedoras está lejos de completarse. La brecha de género en términos de representación, financiación y estabilidad laboral sigue siendo una barrera significativa.

Sin embargo, el aumento constante en el número de mujeres autónomas y su presencia en campos tecnológicos innovadores como el agrotech, el desarrollo de software, y el análisis de datos, muestra una tendencia positiva hacia la diversificación y la igualdad de oportunidades.

La importancia de la tecnología en el emprendimiento femenino

En la era digital, la tecnología juega un papel crucial en el desarrollo y expansión de los negocios y las mujeres no son ajenas a ello, es más, han tomado buena nota. Las emprendedoras españolas están aprovechando las herramientas tecnológicas para impulsar sus empresas, mejorar la eficiencia y competir en un mercado global. Además, la digitalización facilita la colaboración y el intercambio de conocimientos entre emprendedoras, democratizando el acceso a recursos y oportunidades.

El aumento de mujeres emprendedoras no solo contribuye a la economía, sino que también promueve la diversidad y la igualdad en el mundo empresarial. Aunque aún quedan desafíos por superar, el progreso observado es un testimonio del potencial y la resiliencia de las mujeres en el emprendimiento. Las historias de éxito, la innovación y el liderazgo femenino en el sector tecnológico y más allá, son claros indicadores de un futuro más equitativo y prometedor para todas las emprendedoras.

Deja una respuesta