El fundador de TikTok acumula ya una fortuna de más de 50.000 millones de euros: así ha esquivado ByteDance, la startup china de Zhang Yiming, las inclemencias políticas

Natural de Longyan, al sur de China, e hijo de funcionarios públicos, la historia de Zhang Yiming, el multimillonario fundador de ByteDance –compañía desarrolladora de software que se esconde detrás de TikTok– despegó en la Universidad de Nankai (China), donde ganó muchos seguidores gracias a que arreglaba los ordenadores de todos sus compañeros de clase.

Más tarde, se uniría a Microsoft, aunque dicho trabajo le aburría, por lo que pasaba las jornadas leyendo libros. Así, siguió desarrollando diferentes empresas hasta que, en 2012, saltó a la fama por uno de los primeros éxitos de ByteDance: Neihan Duanze, una app donde se compartían bromas y que sufrió la censura de las autoridades chinas, por distribuir «contenido vulgar», según explicó la BBC.

Pero, como su éxito fue casi absoluto, Zhang se introdujo en el sector informativo fundando Jinri Toutiao, un agregador de noticias que utiliza la Inteligencia Artificial para recomendar contenido a sus usuarios.

Estos éxitos, casi desde el desconocimiento absoluto por parte de los actores internacionales, debido a la introversión del magnate, provocaron que Zhang se pusiera de lleno con TikTok, cuya app gemela china se conoce como Douyin, lanzada en septiembre de 2016.

Toda esta trayectoria le ha llevado ahora a convertirse en uno de los multimillonarios más ricos del mundo, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg, que ha calculado su fortuna en más de 50.000 millones de euros, lo que le sitúa junto a otros empresarios chinos, como Pony Ma, de Tencent.

Una fortuna creciente, a pesar de China

El caso de Zhang, además, es diferente a lo que suele ocurrir en China, ya que la startup ByteDance recibió ayuda de inversores como SoftBank Group Corp, Sequoia Capital o Susquehanna International Group, un hecho que la ha llevado a rivalizar con Tencent –propietaria de League of Legends, entre otros– y Alibaba, el gigante chino casi por excelencia, quienes suelen absorber todo a su paso.

Al igual que sucedió con Ant Group Co., propiedad de Jack Ma, de Alibaba, a quien se le investigó por actividades monopolísticas, con una sanción de 2.307 millones de euros y la revisión de su imperio tecnológico, ByteDance también ha sufrido encontronazos con las autoridades chinas.

A pesar de esto, según ha podido saber Bloomberg, las acciones de la startup de Zhang han ascendido hasta los 150.000 millones de euros. Además, en un artículo publicado recientemente en South China Morning Post, la valoración total de ByteDance está cerca de los 334.000 millones de euros.

Así, teniendo en cuenta esta cantidad y que el multimillonario tiene una cuarta parte de las acciones, se puede deducir que la fortuna de Zhang se sitúa en más de 50.000 millones de euros, es decir, que se convierte en uno de los multimillonarios que acumula más capital en todo el mundo. Aunque ha habido momentos en que la política ha jugado malas pasadas a la startup.



Las tensiones con India y Estados Unidos

Hace un año, el mundo era totalmente diferente para ByteDance. Los ataques por parte de Donald Trump hacia TikTok abogaban por que la startup se deshiciera de sus activos, en una competición política con las autoridades chinas.

Ante los ataques del expresidente de Estados Unidos, Pekín reaccionó prohibiendo cualquier exportación de tecnología china, tras conocer que Microsoft y Oracle habían realizado ofertas a ByteDance para adquirir esos activos.

Además, India acusó a TikTok el año pasado de actuar como un malware, poniendo en riesgo incluso la integridad del territorio y la añadió a una lista negra de apps. Junto a Huawei, ByteDance fue una de las compañías que más ataques sufrió el año pasado, en un contexto político que Joe Biden ha intentado rebajar en sus primeros meses.

Sin embargo, Zhang sabe que, además de estos países, su futuro pasa por triunfar en China, más aún con la recaudación de 4.510 millones de euros por parte de uno de sus competidores directos, Kuaishou Technology.

Zhang, que sabe cómo se mueven los mercados a nivel nacional, ha comenzado a mirar a su propio país y a diversificar sus adquisiciones, con negocios de videojuegos, educativos o de comercio electrónico.

Por ello, Alibaba y Tencent tienen la mirada puesta fijamente sobre ByteDance, la cual ha contratado a Chew Shou Zi, exejecutivo de Xiaomi, como su director financiero. Probablemente, tras este fichaje estrella, el panorama económico chino cambie en el medio plazo.

Abraham Andreu
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: