El número de jóvenes que quieren ser emprendedores supera ya a los que prefieren ser empleados en una empresa

Ser emprendedor sigue siendo una opción de futuro al alza entre los jóvenes, por delante, incluso, de ser funcionario o trabajar en una gran empresa. El VII Informe Young Business Talents, actitudes y tendencias de los jóvenes preuniversitarios españoles, llevado a cabo por ABANCA, ESIC, HERBALIFE NUTRITION y Praxis MMT, muestra como el emprendimiento es cada vez más una expectativa real entre los jóvenes españoles, que expresaron también su preocupación por la situación económica que deja la pandemia.

Así, uno de los principales aspectos que destaca el documento es cómo de 2019 a 2020 y a pesar del estallido de la emergencia sanitaria, se incrementó el número de jóvenes que reconoció que les gustaría iniciar su propio proyecto. Una conclusión que cobra más importancia este 16 de abril, Día Mundial del Emprendimiento. En concreto, el 27% de los encuestados dijo que les gustaría ser emprendedor creando su propia empresa y el 8,2% que quería ser profesional autónomo.

En total, el 35,2% de los jóvenes encuestados manifestaron su intención emprender. Cifra que, según detalla el informe, es casi 9 puntos superior a la 2019. Frente ello, está el 19,9% que marcó la opción de ser funcionario o empleado público, o el 13,8 que dijo que le gustaría ser empleado de una empresa.

Asimismo, el documento detalla que “ser emprendedor es lo que más les gustaría a los hombres encuestados (32%), frente al 23% de las mujeres”. En cuanto a la incidencia emprendedora por comunidades autónomas, los jóvenes más emprendedores se encuentran en las Islas Canarias (36,8%), Melilla (35,5%) y Cataluña (33,5%), mientras que los menos serían los de Castilla y León (19,6%).

El 50% quiere emprender pese a la emergencia sanitaria

Otro de los aspectos que se analizan en el VII Informe Young Business Talents es cómo está afectando la emergencia sanitaria por la Covid-19 a los planes emprendedores de los jóvenes. Así, hay una gran mayoría, el 50%, que señaló que ‘el emprendimiento no ha cambiado la idea de emprendimiento que ya tenía. Mientras que hay un 35% que reconoció que la crisis económica ha hecho que se retrase la puesta en marcha de su proyecto.

Luego también está un 13,1% de los encuestados que afirmó emprendedores “porque ahora hay menos oportunidades de empleo por cuenta ajena”.



El emprendimiento en España es vocacional

Asimismo, el VII Mapa de emprendimiento elaborado por South Summit reveló que los emprendedores españoles que ya han montado otra startup anteriormente, es decir que los emprendedores recurrentes, lo son principalmente por vocación, casi un 50%. Esto se refiere, según el informe, a que la mayoría de los emprendedores que crean nuevos negocios lo hacen porque se sienten «entusiasmados con nuevos proyectos y quieren ponerlos en marcha por afinidad«. 

En palabras de la CEO y fundadora de South Summith, María Benjumea, «parece que ser emprendedor en España engancha». Añadió que, en la ‘era Covid-19’,  “emprender como medio para alcanzar el éxito profesional, alineado con un sentimiento vocacional, está siendo una clara apuesta laboral», aseguró la fundadora.

Es más, en España, sólo un 1% de emprendedores estaba en situación de desempleo antes de crear su proyecto. Una cifra que demuestra que no se emprende por necesidad, pues, según los datos analizados, la mitad de los actuales emprendedores trabajaba por cuenta ajena en otra empresa y un 7% eran freelances anteriormente. Es más, la startup comienza a ser también una escuela de emprendedores, ya que un 5% de los emprendedores en activo estaba como empleado en una startup. Por su parte, tres de cada diez eran ya fundadores de una y, tras conocer el ecosistema, decidieron poner en marcha su propio proyecto.

El fracaso disminuye con la experiencia

Además, tal y como aseguró la CEO de South Summith, «la experiencia como emprendedores les lleva a cosechar un mayor éxito profesional». Así, un 18% de emprendedores en serie ya ha conseguido vender algún proyecto anterior. En paralelo, las probabilidades de fracaso disminuyen a medida que los emprendedores crean startups.

Es decir que, «con un solo proyecto a sus espaldas, el índice de fracaso es del 56%, mientras que esta tasa disminuye al 12% con tres negocios creados. Con cuatro o más startups creadas este índice del fracaso se presenta en el 8%. No obstante, el fracaso forma parte del propio aprendizaje de los emprendedores en serie, un 54% asegura haber tenido al menos una startup que no funcionó», explicó la CEO del South Summit.

Características de los emprendedores tras el Covid-19

Según la experta en Gestión de Capital Humano, Isabelle Auroux, el contexto actual de la crisis del Covid-19 es «una oportunidad de oro para los emprendedores digitales«. Además, detalló ocho características propias del carácter de los emprendedores tras la emergencia sanitaria:

  1. Globalidad
  2. Colaboración
  3. Audacia
  4. Reconciliar opuestos 
  5. Flexibilidad/Agilidad
  6. Humanidad
  7. Identidad
  8. Preparación digital más experta

Autonomos y Emprendedores

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: