¿El problema es visibilidad o relevancia?

¿El problema es falta de visibilidad o que a la gente no le importa lo que decimos? ¿Por qué la gente al saber lo que vendemos no toma acción al respecto? Tanto esfuerzo para terminar mendigando por atención a cualquier costo. Algo no debe andar del todo bien.

Un poco de las dos

Visibilidad: La gente no sabe que usted existe. Claramente para que le compren, primero tienen que conocerlo e idealmente, confiar en usted. Sin embargo, para darse a conocer, debe primero estar seguro que tiene algo más. Se llama…

Relevancia: Que cuando sepan que existe, les importe. Que si me pregunta, este es el problema de fondo my dear friend. Pensamos en lo que queremos contar más no en lo que la gente necesita escuchar para tomar una decisión.

La inmensa mayoría de negocios creen que el problema es visibilidad, cuando en el fondo carecen de relevancia. Trabaje primero en algo para decir que a la gente le importe, y luego sí trabaje en visibilidad. Pero si no tiene nada interesante que contar, por más que lo promueva pasará desapercibido.



¿Qué tenemos para decir?

Lo vemos todos los días. Marcas clamando, casi que obligando a la gente a que les preste atención, a que se percaten de su existencia…

¿El mismo argumento de siempre? “Aquí estamos, esta es nuestra marca”, o el novedoso “Descuento especial”. Podemos hacerlo mucho mejor. Tenemos más para contar que la clásica oferta del día.

Para romper este karma

1) Tenga algo relevante para decir. No es lo que vende, es lo que la gente compra. Enfóquese en identificar sus diferenciales y valide que lo que sus competidores ofrecen no es igual a su fantástica solución. Tenga una gracia.

2) Expóngase a aquellos a los que le importa. No todos clasifican, no todos son clientes potenciales. Tenga un poco de dignidad. No quiera venderle a todos, pues recuerde que solo hay una cosa peor que no tener clientes y es tener malos clientes.

Estamos atacando el problema equivocado

El punto no es que más gente nos vea, el punto es que lo que nos ven, deben ver algo relevante para que presten atención y tomen una acción. El problema es más de fondo. Identifique qué lo diferencia y luego sí cuéntelo. Ese es el orden correcto.

David Gómez