Emprendedores que han dado un giro a su actividad para sobrevivir a esta crisis

La crisis como consecuencia del COVID-19 ha hecho tambalear la economía a pie de calle, incluso en aquellos sectores cuya actividad estaba permitida. La situación ha llevado al límite a muchos emprendedores que han tenido que demostrar, una vez más, su resiliencia y han buscado la forma de seguir haciendo lo mismo, pero de forma distinta. 

Abrirse a nuevos mercados o reinventar sus cadenas de producción han sido las fórmulas utilizadas por los emprendedores para mantener su esencia y, a la vez, darle un giro a su actividad para lograr que ésta siguiera funcionando durante la pandemia. Los emprendedores demuestran así las facilidades que tienen, con respecto a las grandes empresas, de innovar y de adaptarse a la situación

  • Innovación en el mundo textil: de las camisas a la ropa de andar por casa

La alerta sanitaria creó nuevas necesidades y hábitos en la población. Darse cuenta de ello y cambiar su idea de negocio ha permitido al emprendedor Federico Sainz de Robles mantener abierto su ecommerce de ropa. 

Sainz de Robles creó Sepiia, una tienda de camisas que no se manchan, ni se arrugan y ocultan perfectamente el sudor. Sus diseños se caracterizan porque reducen el impacto medioambiental y fusionan la moda con la tecnología. «Nuestras prendas son un 20% más transpirables que una prenda de algodón. Conseguimos que las marcas de sudor en el tejido sean imperceptibles, evitando el contraste de color entre las partes húmedas y las secas», explicó el emprendedor.

Se trata de un modelo de negocio que podría haber estado entre la larga lista de perjudicados por la crisis sanitaria y económica. De hecho, según contó el emprendedor, su actividad cayó en picado nada más empezar el confinamiento: «las ventas se desplomaron completamente desde el miércoles (cuando se recomendaba el confinamiento voluntario) y creemos que el comercio de camisas va a tardar todavía unos cuantos meses en recuperarse. Nosotros seguimos activos y nuestra empresa de mensajería va a seguir, con todas las precauciones, entregando paquetes” afirmó Sainz de Robles. 

Para que Sepiia sobreviviese a la crisis sanitaria, el emprendedor ha apostado por dar un giro a su modelo de negocio y empezar a producir ropa de ‘estar por casa’. Una línea de negocio diferente, pero que no le ha impedido seguir conservando esa inteligencia en la ropa. Tecnología y moda vuelven a trabajar juntas y, en esta ocasión, alumbran un nuevo tejido que «hace que te sientas mejor» quedándote en casa, dijo el emprendedor.

  • De planificar eventos en la calle a compartirlos en webs

Bajo el slogan ‘La ciudad está viva’, Gemma Prenafeta fundó una startup en la que permitía a cualquier persona compartir su plan. Se trata de Sharify, una aplicación de eventos que tenía dos opciones: reinventarse o quedarse en un proyecto. La emprendedora optó por la primera opción y viró su modelo de negocio en medio de la crisis del coronavirus, pasando así de querer conectar ciudades, a conectar balcones y cervezas a distancia.  O, dicho de otra forma, ha cambiado los planes en vivo por los planes digitales.

“Teníamos dos opciones: cerramos y nos esperamos verano, o cambiamos radicalmente de aplicación de eventos a aplicación de planes en casa. Pasamos de compartir conciertos y teatro en la calle a compartir conciertos en los balcones y cervezas a distancia», afirmó Gemma Prenafeta, CEO de Sharify.



  • De las tartas de boda a los postres tradicionales 

Por su lado, Lydia García Repostería, un pequeño negocio de repostería creativa especializada en bodas y eventos, tuvo que sacar un plan B  en plena pandemia para salvar su proyecto. En muy poco tiempo, esta emprendedora pasó de tener contrato con más de cincuenta eventos, a tener sólo dos y para octubre.

Para sobrevivir, no solamente ha dado un giro hacia la repostería tradicional, sino que también ha digitalizado su modelo, volcándolo en la venta online a domicilio. De hecho, pese a que tiene su obrador en Vigo, ahora hace envíos a toda España y asegura que el 80% de los pedidos vienen de fuera de Galicia. Además, para fidelizar clientes, captar público y ayudar a llevar el confinamiento de la mejor manera posible, ha empezado a hacer cursos en una plataforma virtual. “Nuestra web será pública para que puedas hacer recetas básicas en casa”, apuntó la emprendedora Lydia García.

  • Negocios que facilitan soluciones ante el Covid-19 sin perder su esencia

Bajo el confinamiento y la decisión de mantener sólo las actividades esenciales -aunque poco a poco van abriendo las demás- muchos negocios han reorientado su modelo, logrando así ver un poco la luz en este momento incierto. 

Tal y como informó este diario, muchos negocios reorientaron su producción al material sanitario. En este sentido, el diseñador Lorenzo Martínez empezó a confeccionar mascarillas como iniciativa solidaria. Eso sí, no se limitó a fabricar material sanitario sino que hizo de estos productos un accesorio de moda, a juego con sus diseños de calle. Estas mascarillas llegaron a su taller para quedarse como parte de sus colecciones. “Queremos convertirlo en parte de la colección, para ir protegidos y a la última”, explicó el profesional autónomo.

Doiin es otro negocio que ha dado un giro a su actividad. La startup de servicios de limpieza y lavandería con empresas profesionales y de calidad para propietarios de apartamentos turísticos, ha incorporado el servicio de desinfección a fondo con profesionales y empresas certificadas para oficinas en las que el teletrabajo no sea posible.

Otro claro ejemplo de cómo sobrevivir a la crisis, ya que los apartamentos turísticos siguen estando vacíos. Sin embargo, las empresas necesitan ser desinfectadas para volver al trabajo. Así , la startup sigue haciendo su función, sólo que cambiando el público al que se dirige.

ALEJANDRA USED

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: