Empresas que sobrevivirán a la crisis del coronavirus

Las empresas que sobrevivirán a la crisis del coronavirus son de tres tipos, aquellas que están relacionadas con los productos esenciales para vivir; las empresas innovadoras que encontrarán la forma de transformar sus productos de siempre en los productos que más se necesitan actualmente; y las empresas beneficiadas por la crisis.

Las economías más importantes del mundo han sido fuertemente golpeadas por una situación sin precedentes, me refiero a Estados Unidos y Europa. Esto ha hecho que se tomen medidas económicas igualmente sin precedentes en muchos países del mundo. Pero ya no son éstos los únicos afectados, se podría decir que estamos en emergencia global.

En este artículo haremos un análisis interesante sobre la reacción de las industrias ante la crisis del coronavirus para saber dónde quedas tú.

Industrias relacionadas con los productos esenciales

Como ya se vio en la mayoría de los países, puedes observar las empresas que están trabajando. Estas tienen que ver con la alimentación y el sector salud, incluso la educación pasó a segundo plano por ahora. Y por supuesto, todas las empresas relacionadas que ayuden a mantener a estas dos industrias de pie se ven igualmente comprometidas a seguir en marcha como el transporte de alimentos, los sistemas de pago, internet y los servicios básicos como el agua y la luz.

Por el contrario, las empresas más alejadas de los productos esenciales, están fuertemente golpeadas, me refiero a los artículos de lujos, las aerolíneas, el turismo, el sector restaurantero, entre otros. Empresas como Flybe ya ha informado su quiebra, lo que ha puesto en alerta a sus dos mil empleados según Metrolatam.

Las industrias que innovan y se flexibilizan

El otro grupo de las empresas que sobrevivirán son aquellas que tienen dentro de su ADN la innovación; es decir, la capacidad de utilizar su espacio, dinero y conocimiento para hacer productos que se necesitan en este momento, aunque nunca antes lo hayan fabricado. En algunos países será obligatoria esta medida como lo ha hecho ver Trump en Estados Unidos con la industria automotriz que se ha volcado para la fabricación de respiraderos artificiales.

Sin embargo, otras iniciativas serán voluntarias como es el caso del artista plástico venezolano que vive en España Juan Gerstl. Quien ha transformado su taller artístico en una fábrica de caretas protectoras dirigidas a médicos, enfermeros y policías. Ha decidido utilizar su materia prima para producir estas caretas que han resultado más beneficiosas que otros tipos de máscaras.

Es importante acotar que según Al Rojo Vivo, el gremio de la salud de España es el que está ahora mayormente sufriendo la transmisión del COVID-19 por la falta de equipos de protección personal, más de 9000 trabajadores de la salud en España han dado positivo al Coronavirus.

Las empresas beneficiadas por la crisis

Y como en todas las crisis siempre están los que se benefician de las tragedias. Una de estas industrias ha sido la farmacéutica que no para de vender, incluso, hasta las pruebas de descartes del COVID-19 son pagas en la mayoría de los países. Las empresas de aseo personal y de limpieza también están viviendo sus mejores momentos. Otra industria que se ha visto beneficiada también es el sector de entretenimiento en casa como Netflix.

Las ventas digitales podrían estar aumentando para algunas industrias, por ejemplo, podría haber más movimiento en la compra virtual de supermercados hasta cursos digitales y en el sector de entretenimiento, todo depende del grado de confianza que las personas tengan en este momento acerca de su futuro.

Otro grupo de empresas que están siendo beneficiadas por la crisis son aquellas que hasta el momento contaban con un plan B, relacionado con su transformación digital. Es el caso de las consultaras digitales, profesores con blogs y páginas web, diarios y revistas digitales y todos los trabajadores independientes del área de servicios que de alguna forma contaban con un medio digital para seguir estando en contacto con sus clientes. Las ecommerces por su parte con productos netamente digitales siguen vendiendo, pero aquellas que necesitan transportar físicamente sus productos se verán afectadas hasta nuevo aviso de libre transporte.



¿Qué pasará con tu trabajo?

Todo dependerá de la industria a la que pertenezcas y el país donde te encuentres. Las firmas más solventes podrían llegar a un acuerdo con sus gobiernos para no despedir a los trabajadores y asumir una responsabilidad compartida. Se espera una asistencia financiera para que las empresas puedan salir a flote, pero todo depende del final de la pandemia porque ni los gobiernos podrán ayudar si esto se extiende por meses.

Las empresas familiares podrían estar más preparadas que las multinacionales para afrontar la crisis y arropar a sus empleados. Pues para la mayoría de estas sus empleados son familia y los empleados, incluso, podrían aceptar diferir sus salarios como lo hizo Heinz su empresa en 1875. Todo depende de la cultura organizacional real de cada empresa, no vale, en este momento, nada escrito que no se lleve en el corazón.

Esto puede ser una esperanza para el trabajador formal y dependiente, pero qué pasa con los autónomos y los trabajadores informales.

En el caso de los Estados Unidos se está planteando, según la BBC un programa que incluye el envío directo de cheques de US$1.000 a los ciudadanos más vulnerables para incentivar el consumo. En España también se ha planteado ayuda financiera para los trabajadores independientes y ayudas directas a las familias de menor recursos. En Francia se habla de beneficios a los trabajadores autónomos, aunque no se especifica de qué tipo.

Los países más socialistas puede que tengan respuestas más alentadoras para los empleados y autónomos, pero como el final del coronavirus no ha llegado, habrá que seguir esperando.

Sin embargo, quiero dejarte un pensamiento que vale la pena reflexionar en estos momentos. Por más miedo que se tenga a dejar de ser un trabajador dependiente, los que están más seguros son los trabajadores independientes. Y estos es así porque las mentes independientes se ejercitan todos los días, también fracasan, pero aprenden de sus fracasos y cuando llega el momento de ser flexibles, se flexibilizan más rápido, agudizan su visión para ver oportunidades y en las turbulencias están más preparadas para liderar los nuevos mercados.

Sea como plan A o como plan B, preocúpate por hacer útil tu conocimiento y ponerlo al servicio de los otros sin importar la crisis que te rodee.

Sinai Carrasco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: