En Instagram hay también brecha salarial y afecta a los influencers: ellos cobran más que ellas

La brecha salarial que hace desafortunadamente de las suyas en tantísimas empresas echa también sus pérfidas garras en la red de redes. De acuerdo con un reciente estudio global de la empresa de analíticas Hype Auditor, los hombres cobran de media un 7% más por un post en Instagram que las mujeres. Mientras los influencers se embolsan una media de 1.411 dólares por post, ellas ganan 1.315 dólares.

Solo las mujeres con hasta 20.000 followers a su vera en Instagram ganan desde el punto de vista de los emolumentos a los hombres (28 dólares frente 19 dólares). En el resto de categorías (que echan raíces en el número de seguidores de los influencers) los hombres ingresan invariablemente más que los hombres.



En Instagram Stories la zanja salarial es aún más profunda y las mujeres ganan un 27% menos que los hombres. Mientras un influencer es remunerado por cada Story con una media de 809 dólares, la cifra se desploma hasta los 633 dólares en el caso de las mujeres.

La brecha salarial se agranda aún más en el caso de Instagram Stories

Si detenemos la mirada en los influencers con entre 20.000 y 100.000 followers, la brecha se dilata aún más y unge a los hombres con peculios un 92% más elevados: 408 dólares frente a los 212 dólares que perciben las mujeres.

El informe de Hype Auditor colocó bajo la lupa a 1.600 influencers oriundos de más de 40 países diferentes y dueños de comunidades de todos los tamaños: entre 5.000 y 20.000 seguidores (microinfluencers), entre 20.000 y 100.000 followers (influencers de tamaño medio), entre 100.000 y un millón de seguidores (macroinfluencers) y más de un millón de followers (megainfluencers y celebrities).

Al parecer el hecho de que entre las influencers femeninas la competencia sea particularmente cruenta no influye en su parca remuneración, puesto que la cifra de hombres y mujeres que se dedican profesionalmente al influencer marketing es más o menos pareja en todo el globo. En este sentido, y a fin de ser remuneradas de manera más justa, las mujeres deberían profesionalizar quizás la negociación de sus emolumentos.

Vía: Marketing Directo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: