Esta startup logística consiguió ser rentable a los 8 meses de su fundación al solucionar una gran traba de las compañías españolas: los envíos a Canarias

Más del 70% de las tiendas online no realizan envíos a las islas Canarias y las que lo hacen operan con condiciones poco atractivas para el consumidor.

A pesar de contar con más de 2,2 millones de residentes y 17 millones de turistas anuales, muchas empresas como Amazon deciden no prestar servicios en las Islas, diferenciándolas del resto de España.

La empresa logística e-log surge de la necesidad de su fundador y CEO Javier Vargas de hacer frente a esta frustrante problemática para muchos canarios y así poder igualar las condiciones de todos los españoles en la venta online.

Bajo el eslogan ‘Traemos el mundo a las islas y llevamos las islas al mundo’, su propuesta es clara: que sus usuarios puedan comprar en todas las tiendas ecommerce de la Península y resto del mundo a través de e-log.

¿Cómo? Registrándote en su web e indicando como punto de entrega del pedido la dirección de las instalaciones de e-log en Madrid. Una vez allí, sus trabajadores se encargarán de que llegue a Canarias en un período de 24 a 72 horas.

Además, la plataforma te permite calcular los costes de envío antes de realizar la compra online, de modo que el usuario sabe en todo momento cuánto le va a costar la operación.

Su innovadora propuesta de ecommerce le ha llevado a ganar premios como el de Mejor Servicio de Logística Ecommerce 2019 en los eShow Awards y varias nominaciones a mejor startup y omnichannel.

Desde sus inicios, e-log ha conseguido mantenerse en positivo económicamente hablando gracias a su buena gestión financiera, por lo que no han necesitado recurrir a financiación externa de ningún tipo.

Por qué ‘Canarias no es España’ para algunas compañías

Existe una idea generalizada de que enviar a las islas Canarias es más caro, por eso muchas empresas deciden no operar con el Archipiélago, no ofertan todo su catálogo o establecen precios altísimos de envío.

Una de ellas es el gigante tecnológico Amazon, quien solo permite el envío a Canarias de un número muy reducido de productos o la tienda de ropa y decoración Natura, que cobra 26 euros por gastos de envío a las Islas independientemente del producto.

Aunque es verdad que los costes no son los mismos y que existe la particularidad del impuesto propio llamado IGIC en vez del IVA, David Murillo, director territorial de e-log, asegura que no son grandes impedimentos.

«Es el gran desconocimiento por parte de los proveedores de transporte a la hora de asesorar a sus clientes lo que ha provocado que en la mayoría de ocasiones las empresas prefieran ‘no complicarse la vida'», explica el directivo, que cuenta con más de 20 años de experiencia profesional vinculada al transporte.

Esta startup también tiene un compromiso consolidado con Ceuta, Melilla y las Islas Baleares, otras zonas de España que también sufren restricciones de envíos de forma habitual.

Además, e-log tampoco deja atrás a aquellos emprendedores canarios que tengan problemas a la hora de vender sus productos en la Península de forma online gracias a la creación del Centro de CoWorking Logístico Canario e-log de Madrid y Barcelona (CCWLC), donde pueden tener un stock sus productos por solo 70 euros al mes.

El equilibrio entre la sostenibilidad y la tecnología

Desde la gestión de la información de los envíos, hasta la clasificación y reparto de cada uno de los pedidos, todo el servicio de e-log se basa en la tecnología para su correcto funcionamiento.

Concretamente utilizan la inteligencia artificial para aumentar su productividad y eficiencia, como muchas otras empresas, generalmente para definir mejores rutas de reparto y franjas horarias óptimas en función del destinatario, el tipo de paquete o la zona geográfica donde se encuentre.

Además, gracias a su aplicación de desarrollo propio, el equipo ha conseguido que tanto los trabajadores, como el usuario puedan seguir el estado de las entregas en tiempo real.

Sin embargo, encontrar el balance entre el desarrollo de la empresa y la sostenibilidad de la misma no es tarea fácil.

Aun así, e-log ha puesto en marcha campañas como la de ‘No más plásticos’ para sustituir sus bolsas por otra versión mucho más respetuosa con el medio ambiente, como son las bolsas de papel kraft reciclable y reutilizable para devoluciones. Además, la serigrafía utilizada está hecha de tinta vegetal.

También han decidido apostar por vehículos limpios, aunque les está siendo especialmente difícil por los escasos puntos de repostaje en las islas.

En relación con esto último, la empresa pretende crear una red de más de 200 puntos e-log Shops en todas las islas para establecer más puntos de proximidad para las entregas y así mejorar la efectividad y reducir la huella de carbono.

«Cuidar el medio ambiente es hoy en día absolutamente necesario por parte de todos y con mayor motivo en las islas donde tienen una capacidad muy reducida (prácticamente nula) de reciclar productos no biodegradables», añade David.

Alcanzaron la rentabilidad como empresa a los 8 meses de arrancar el servicio

Tras alcanzar la rentabilidad tan solo 8 meses después de poner en marcha el proyecto, e-log busca ahora duplicar la cifra de facturación del presente ejercicio, así como mejorar su ebitda.

“Barajamos dar entrada a capital externo que nos permita abordar los potentes crecimientos previstos con seguridad y mayor estabilidad, así como el lanzamiento de nuevos proyectos que ya estamos cocinando”, explica el director territorial de la empresa.

Para ello pretenden consolidar sus servicios ya existentes y potenciar todas sus áreas de negocio, como por ejemplo con la creación de la mayor red de e-log Shops para garantizar entregas rápidas y sostenibles, mejorar el servicio de Club de e-loggers o el CCWLC (Centro de Coworking Logístico Canario en Madrid).

Además, la compañía posee una división llamada e-log Integración Logística con la que esperan triunfar en 2021 con sus previsiones de crecimientos exponenciales gracias a la incorporación de los nuevos clientes.

Sin embargo, no todo es de color de rosa, ya que la empresa enfrenta grandes retos, como conseguir el liderazgo del comercio electrónico hacia y desde las islas Canarias en medio de la pandemia del coronavirus.

“Sin duda tenemos ante nosotros un año complicado en diferentes escenarios de la economía mundial, así que con mayor motivo nos toca trabajar para que e-log consolide sus resultados y potencie todas sus áreas de negocio que aporten estabilidad al mercado y, por supuesto, a las familias que hoy en día dependen de nosotros”, añade David.

Yaiza García García

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: