Este es el mayor error que suelen cometer los emprendedores tecnológicos, según uno de los mayores inversores en startups de España

Crear una startup y que esta tenga éxito es mucho más complicado de lo que puede parecer al leer los casos de éxito de muchas de ellas, así como los buenos datos de financiación que se registraron en el tercer trimestre de 2020.

Estas compañías, con pocos empleados y una base tecnológica fuerte, suelen necesitar bastante dinero en sus primeras etapas para poder desarrollar sus soluciones. Es aquí donde aparece el primer problema: muchos emprendedores no son capaces de vender su propio producto.

El business angel Eneko Knörr explica en una entrevista con Business Insider España que uno de los errores más comunes en los emprendedores tecnológicos es creer que su producto es tan bueno que se va a vender solo

«Estas cosas son un clásico en el mundo del emprendimiento y luego no pasa nada. La gente se da muchas leches por esto, al pensar que los clientes van a venir solos y que no necesitas vender ni hacer marketing», defiende.



Knörr no es el único que ha llamado la atención sobre este problema. Los directores de la aceleradora Impulse to grow, Mireia Mir y Francisco Badía, explicaban en otra entrevista con Business Insider España que ese es el principal problema que tienen las spin-offs con origen universitario: la falta de perfiles comerciales y de negocio.

«Suelen ser equipos de perfil investigador y les hace falta complementar la parte de negocio», incide Mir.

El marketing es fundamental en estas compañías una vez pasan las fases iniciales de cara a conseguir clientes. El propio emprendedor es el que asume estas funciones al principio.

Para Knörr, saber vender es la habilidad clave para tener éxito. «Creo que es una cualidad superimportante que no nos han enseñado», explica. «Es muy importante saber venderte a ti mismo, ya sea en una entrevista de trabajo, un plan a tus amigos o para conseguir clientes».

El inversor añade que los emprendedores deben ser capaces de transmitir su visión y sus ganas. «Hay pocos emprendedores que sepan hacerlo, pero los que saben, tienen muchas posibilidades de triunfar», incide.

Knörr fue elegido como mejor business angel de 2018 por la Asociación Española de Business Angels Networks (AEBAN). Estos inversores aportan una cantidad que normalmente fluctúa entre los 5.000 y los 50.000 euros a las startups en su fase inicial.

La mejor inversión de Knörr, según afirma el mismo, fue la de Ticketbis, al multiplicar por 40 su inversión. «El clásico de un mercado totalmente offline que había que pasar a internet», resume. 

El inversor no solo es conocido por su faceta como inversor, sino que él mismo ha fundado varias compañías. La última es Onyze, una plataforma de custodia de criptomonedas que utiliza inteligencia artificial para proteger los archivos de sus clientes.

De momento, está pensada solamente para dar servicio a empresas, pero Knörr no descarta ampliarlo a los consumidores finales, dado el gran interés que hay en el bitcoin. 

Marta Pachón Díaz
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: