¿Hasta cuándo hay que atender a los clientes si estamos trabajando desde casa?

Que los clientes no entienden de horarios es algo que todos sabemos. Pero cuando trabajamos en condiciones normales apagamos el ordenador, cerramos la puerta de la oficina y aquí se acaba todo. Cuando lo hacemos teletrabajo no está tan claro. ¿Hasta cuándo hay que atender a los clientes si estamos trabajando desde casa?

Es algo que los autónomos están acostumbrados a gestionar. Porque si tenemos un teléfono encendido, los clientes nos pueden llamar, enviar mensajes y hay que tener en cuenta que para ellos todo suele ser urgente, no puede esperar hasta mañana. Y no es fácil encontrar el equilibrio entre no enfadar al cliente y que no abuse de nosotros.

La cuestión es que en muchos casos el empleado que tiene que trabajar desde casa muchas veces tiene que adaptar sus horarios, jornada o medios por lo que la cuestión de cuándo se cierra la oficina no es tan sencilla como cerrar la puerta. Y tampoco tenemos el criterio o la responsabilidad para decir a un cliente que este tema se puede revisar mañana o lo envíe por correo.



La cuestión es que esta comunicación, esta flexibilidad, muchas veces va en perjuicio del descanso o la capacidad para desconectar mentalmente del trabajo. Además se ha sentado un mal precedente durante el estado de alarma, donde trabajar a cualquier hora era la norma y muchas veces la evasión más tener la cabeza ocupada con temas laborales.

Con todo tenemos que pasar un proceso de reeducación a los clientes que están mal acostumbrados, que piensan que podemos trabajar a cualquier hora siempre que ellos necesiten de nuestros servicios. Y diferenciar también entre aquellos clientes VIP, que aportan a nuestra empresa un porcentaje importante de nuestra facturación, con aquellos que simplemente exigen como el primero, nos roban mucho tiempo pero realmente aportan poco a nuestra facturación.

En muchos casos no es fácil hacer entender que aunque estemos en casa y tengamos los medios para conectarnos, no podemos ponernos a mirar lo que nos pide a según que horas, por mucho que estemos con el ordenador al lado. Pero a veces se tarda menos en hacerlo que en razonar con según quien. Pero a la larga es un problema.

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: