¿Hemos estado viviendo en una burbuja en relación a YouTube y su negocio publicitario?

Durante muchos años, Google (o Alphabet, que es su nombre como corporación desde hace un par de años) no ha dado datos sobre los ingresos que generaba YouTube, una de las piezas estrella de su red de servicios. Sin embargo, desde fuera, no era fácil ver cómo YouTube iba creciendo y creciendo y cómo se iba convirtiendo en más y más popular.

Los datos de visionados sí eran públicos y las cifras dejaban bien claro que cada vez más personas subían contenidos a esa red y, sobre todo, que más personas los consumían. Los youtubers se estaban asentando como nuevas estrellas mediáticas, influyentes prescriptores de contenido y de producto, y los grandes éxitos de YouTube tenían un efecto directo sobre la cultura popular. No hay más que pensar en cómo han marcado la agenda muchos de los grandes virales de la red de vídeos.

Las estimaciones de los analistas señalaban que YouTube movía mucho, mucho dinero. Pero sus previsiones no eran exactamente acertadas, como se pudo saber hace un par de meses.

Por primera vez, en la presentación de los resultados del último trimestre, Alphabet ha dado cifras concretas sobre cuánto dinero mueve YouTube. YouTube saca 8 dólares de media por cada usuario de su plataforma y tiene unos ingresos de 15.000 millones de dólares. Eso fue lo que ingresó durante todo 2019, subiendo de los 11.000 millones de 2018 y de los 8.000 millones de 2017.

Son cifras muy elevadas, cierto, pero no tanto como se esperaba que YouTube moviese. Entonces, cuando salieron los datos, ya se apuntaba que estos números rompían con las estimaciones que los analistas habían estado lanzando. Y, al final, los ingresos por publicidad de YouTube, esa joya de la corona, perdían todavía más brillo si se pensaba que la división de cloud, que logra menos fanfarria, hizo en 2019 10.000 millones de dólares.

¿Hemos estado viviendo por tanto en una suerte de burbuja en cuanto a lo que ocurría con YouTube? ¿Se ha magnificado su peso y su papel en el mercado publicitario?



Una caída abrupta en las proyecciones de ingresos

La cuestión es compleja, pero lo cierto es que las firmas de análisis están empezando ahora, en la resaca de los números reales, a corregir sus previsiones de futuro y sus estimaciones de ingresos.

eMarketer ha bajado las cifras de lo que YouTube logrará, teniendo en cuenta que lo que había conseguido en el pasado ya estaba muy por debajo de lo que esperaban. La consultora había estimado que solo en Estados Unidos YouTube iba a hacer más de 11.000 millones de dólares en 2019. La realidad fue que se quedó por encima de los 7.000 millones. Por eso, han bajado en unos cuantos miles de millones de dólares lo que esperan que haga en ingresos en los próximos años.

Solo con las cifras de Estados Unidos, las que eMarketer ha perfilado y actualizado, el desplome en lo que se espera que ingrese YouTube por anuncios es de impacto. eMarketer cree ahora que llegarán a los 12.650 millones de dólares por ingresos publicitarios en el mercado estadounidense en 2022. Antes, pensaba que iban a superar esa cifra este mismo año. Sus proyecciones previas señalaban que en 2020 YouTube facturaría 12.750 millones de dólares. Ahora esa cifra se ha convertido en 9.060 millones.

En 2021, la proyección de hace unos meses de 14.390 millones de dólares ha desaparecido. Ahora eMarketer estima que harán 10.880 millones de dólares.

Menos beneficios y más peso para las búsquedas

Y, por supuesto, no solo han bajado los ingresos, sino también los beneficios. En EEUU, el mercado que usa eMarketer como baremo, esperaban que hubiese sacado de beneficios 5.480 millones de dólares en 2019. Fueron 3.430 millones. Para acercarse a las cifras esperadas hay que esperar a 2021, cuando eMarketer estima ahora que ganarán 5.210 millones de dólares (frente a los 7.110 que esperaban antes).

Todo ello, como explican en el análisis, impacta también en los números generales de Google. Como han estado sobrevalorando los resultados de YouTube, explican, han estado infravalorando lo que creían que sacaba por otras vías, como la publicidad de búsquedas.

Y, mucho más problemático, los datos podrían ser este año incluso mucho peores. Las correcciones de proyecciones de eMarketer se realizaron a principios del mes de marzo, aunque se hayan hecho públicas ahora, y no tienen en cuenta, recuerdan desde la consultora, los efectos del coronavirus.

Vía: Puro Marketing

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: