Instalar taquillas para la recogida de paquetes puede hacer ganar más de 1.000 euros al mes a un comercio

Una de las nuevas maneras que tienen los negocios para generar ingresos extra es convertirse en un punto de recogida de paquetes, por lo que cada vez más autónomos deciden colaborar con las empresas distribuidoras y permitir la entrega y recogida de paquetería en sus establecimientos. Uno de los métodos más prácticos para realizar esta gestión es la instalación de taquillas, que pueden llegar a reportar beneficios de más de 1.000 euros al mes. En concreto, el servicio que presta Amazon permite a los autónomos percibir entre 0,35 y 0,40 céntimos por paquete recibido, dependiendo del tamaño y peso del mismo.

Además de ganar dinero de forma directa a través de la instalación de taquillas o lockers, convertirse en un punto de recogida puede incrementar la visibilidad de los negocios y aumentar el volumen de clientes, lo que podría repercutir en el número de ventas. Según las empresas distribuidoras, un establecimiento que ponga a disposición de los ciudadanos la entrega o recogida de paquetes online verá como sus ventas crecen de media entre un 12% y un 20%.

“Instalar lockers en un negocio aumenta las oportunidades de generar más ingresos gracias a una mayor afluencia de personas en el establecimiento, así como la publicidad de la tienda. Los clientes encontrarán muy práctico recoger sus productos y, al mismo tiempo, comprar en el establecimiento”, explicaron desde Amazon.

¿Qué es un locker y cómo funciona?

Los lockers son taquillas automáticas donde los clientes pueden recoger sus paquetes cuando les convenga, por lo que se ha convertido en una forma sencilla y una importante alternativa de recogida que permite a los usuarios realizar la gestión de forma segura a la par que cómoda. De hecho, los clientes que eligen recibir sus paquetes online a través de este método de recogida suelen hacerlo principalmente por la facilidad del proceso y el amplio abanico horario que ofrece.

Los usuarios de la plataforma pueden seleccionar un determinado locker según su conveniencia, bien sea por ubicación o por horario, y, tan pronto como el paquete es introducido en el locker por el servicio de mensajería, reciben el aviso de llegada junto con un código único que deberán introducir en el momento de la recogida. Dicha recogida es digital y está totalmente automatizada, por lo que el autónomo no tiene que hacer nada, basta con disponer del servicio para obtener un beneficio por la recepción del paquete.

Dependiendo del tipo de negocio y del espacio del que dispone el mismo, los lockers pueden instalarse en el interior del establecimiento o en el exterior del mismo, pudiendo ofrecer así una disponibilidad, en ocasiones, de 24 horas al día, siete días a la semana. Las taquillas pueden ubicarse tanto en grandes superficies, centros comerciales y gasolineras, como en pequeños comerciossiempre dependiendo de si su ubicación es estratégica o no.



“Los socios que albergan un Amazon Locker en su establecimiento ofrecen a los clientes una forma segura de recoger sus paquetes de Amazon ellos mismos, cuando mejor les convenga. Los lockers son una opción de recogida rápida y sin contacto que evitan tener que interactuar con el personal de una tienda”, señalaron desde Amazon.

¿Cómo puede un negocio instalar una taquilla de recogida de paquetes?

Para solicitar la instalación de uno o varios lockers de Amazon, el autónomo deberá rellenar un formulario, en el que se deberá indicar toda la información requerida. En concreto, se tendrá que señalar el número de establecimientos disponibles, el sector en el que se opera, la ubicación del negocio, la descripción de la ubicación, dónde se quieren instalar las taquillas -exterior o interior-, así como el horario de apertura y cierre. Una vez enviada la solicitud, será revisada y se pondrán en contacto desde el área correspondiente para informar sobre la resolución de la misma, en un margen de dos semanas.

Hay que tener en cuenta que el envío del formulario no garantiza la instalación de las taquillas, ya que “primero se lleva a cabo un estudio sobre la viabilidad comercial de la ubicación del negocio”, según señalaron desde Amazon. Por tanto, para obtener una resolución positiva se tendrán en cuenta todos aquellos aspectos clave para que tenga sentido llevar a cabo la instalación del locker.

¿Cuánto cuesta instalar una taquilla en un negocio?

Instalar una taquilla de entrega y recogida de paquetes en un negocio es totalmente gratuito para el autónomo, ya que los gastos de fabricación, envío, instalación y mantenimiento están cubiertos, según explica Amazon en su portal web.

En caso de que algún cliente tenga una incidencia a la hora de recoger el paquete, tampoco correrá a cargo del autónomo tener que solucionar el problema, ya que cada locker tiene disponible un número de atención al cliente, a través del cual se ofrece asistencia 24 horas al día, todos los días de la semana.

¿Cuánto dinero se puede ganar al instalar un locker en un negocio?

Instalar taquillas en un establecimiento puede suponer beneficios económicos para un autónomo tanto de forma directa -a través del dinero que Amazon paga al dueño del negocio por cada paquete recepcionado-, como de forma indirecta -gracias al aumento del tráfico de posibles clientes que puede atraer ser un punto de recogida-. Por tanto, la cantidad que podría percibir el trabajador por cuenta propia por disponer de la taquilla variará en cada caso y dependiendo de muchos factores.

En lo que se refiere a las ganancias directas obtenidas por la recepción de los paquetes, Amazon paga entre 0,35 y 0,40 céntimos por paquete. Por tanto, la cantidad mensual percibida puede variar notablemente entre un negocio y otro, dependiendo del número de paquetes que se recepcionen a final de mes, así como del peso y tamaño de los mismos. También se debe tener en cuenta el tamaño y la capacidad del locker, ya que, según el espacio del que se disponga, tendrá un número de taquillas u otro. Por tanto, un negocio podrá recibir desde 0,35 céntimos al mes por recepcionar un solo paquete hasta más de 1.000 euros si se llenan todas las taquillas durante todos los días del mes.

Por ejemplo, si un negocio dispone de un locker con 50 taquillas y su ubicación estratégica hace que se llenen todos los días del mes, podría recepcionar unos 1500 paquetes al mes, lo que supondría una ganancia de unos 540 euros. Si, por ejemplo, al día se llena el 50% de la capacidad del locker, es decir se recepcionan 25 paquetes, el autónomo percibiría unos 270 euros.

En caso de disponer de un locker grande, con 100 taquillas de distintos tamaños, se podrían obtener beneficios de más de 1.000 euros, si se diera la situación de alcanzar la capacidad máxima de forma diaria. Eso sí, es importante tener en cuenta que el hecho de disponer de 100 taquillas no quiere decir que de forma asegurada se vayan a llenar cada día del mes, por lo que las ganancias podrían variar de forma drástica dependiendo del número de paquetes recepcionados.

Un factor importante que puede influir en la cantidad percibida por el autónomo es el tiempo que tienen los clientes para recoger el paquete, que es de tres días. El retraso en la recogida puede hacer que a final de mes se reciban menos paquetes y, por tanto, se obtengan menos ingresos por esta vía.

Otra de las principales ventajas de este servicio es el aumento de las ventas y la visibilidad que ofrece a los negocios, algo que confirman tanto los autónomos que cuentan con lockers en sus negocios como la empresa que ofrece dicho servicio. «El hecho de que recojan paquetes en mi establecimiento me ayuda a pagar algunas facturas, pero sobre todo hace que aparezcan nuevos clientes y compren mis productos«, señaló a este medio una autónoma que gestiona un negocio en una localidad de la Comunidad de Madrid. De hecho, tal y como explicaron las empresas distribuidoras, un establecimiento que ponga a disposición un servicio como este podría ver un incremento en sus ventas de entre el 12% y el 20%.

El portavoz y tesorero de la Confederación Española de Comercio (CEC), Carlos Moreno, aseguró que se trata de un «aliciente para el pequeño y mediano comercio, además de suponer una ocasión inmejorable para que todos ellos sean parte en la digitalización del sector y se sigan adaptando a las necesidades del consumidor actual. Este servicio les ofrece alternativas a su actividad comercial principal y potencia las compras en los negocios de proximidad«, explicó.

MARTA ESCRICHS