La Nave: más mujeres emprendedoras, más iniciativas para coger impulso

La innovación es uno de los campos que aún cuenta con un margen de mejora notable en igualdad. La actividad emprendedora sigue siendo eminentemente masculina, tanto a nivel mundial, como en nuestro país, con unos datos que reflejan una clara brecha de género en este sentido.

De acuerdo con los datos de Global Entrepreneurship Monitor (GEM), solo casi 1 de cada 3 personas que emprenden en el mundo es una mujer, por lo que la brecha de género aún es más que visible.

En cuanto a la captación de fondos, las mujeres continúan obteniendo menos financiación de forma significativa, a pesar de que suelen mostrar una mayor supervivencia: según los datos del Foro Económico Mundial, las empresas lideradas por profesionales femeninas solo recibieron el 2% de toda la inversión de capital riesgo en el año 2022.

No obstante, con menos ellas consiguen más. Como explica un estudio del grupo Boston Consulting Group, las startups fundadas por mujeres son más eficientes: de cada dólar que obtienen de inversión, generan 78 centavos, frente a los 31 que generan las empresas fundadas por hombres.

En nuestro país, el porcentaje de startups lideradas por mujeres no supera el 20%, según se explica en el Mapa del Emprendimiento elaborado por South Summit. Sin embargo, ellas son capaces de levantar el doble de financiación que proviene de fondos públicos que los emprendedores: un 10% frente a un 5%, según el mismo estudio.

Sobre esto último, queda claro que el apoyo de las instituciones es fundamental, no solo para que toda la sociedad se beneficie del emprendimiento femenino, sino para caminar hacia un mundo más justo e inclusivo.

En La Nave, el centro de innovación del Ayuntamiento de Madrid, este apoyo es notable todos los días.

El porcentaje de mujeres emprendedoras entre sus filas supera la media nacional, con un 25% y 3 de las startups ganadoras del último LN Meeting -su jornada anual más importante dedicada a la innovación- estaban lideradas por mujeres. Además, se organizan varios eventos e iniciativas que tienen la igualdad como motor principal, para apostar por la presencia de mujeres y potenciar su crecimiento.

Así es como La Nave apuesta por el emprendimiento femenino.

La importancia de contar bien las ideas

El próximo 7 de marzo, y para conmemorar el Día Internacional de la Mujer, tendrá lugar la Women Pitch Competition, un evento anual que vivirá su 2ª edición después del rotundo éxito del año pasado con la inscripción de 50 emprendedoras, de las que 10 fueron seleccionadas para pitchear en La Nave.

Marta Abbad fue uno de los miembros del jurado de la primera edición como COO de Bolsa Social, un fondo que tiene una “relación muy estrecha con La Nave”, ya que se encuentran constantemente buscando “proyectos con impacto positivo”.

En palabras de esta experta, “participar en la primera edición de la Women Pitch Competition nos permitió conocer de primera mano startups muy interesantes con las que hemos comenzado a trabajar en los meses siguientes”.

La competición repetirá este año un jurado 100% femenino. Uno de los miembros será Andrea Piazza, Angel Investor en COREangels Femtech+, un grupo inversor con enfoque en soluciones para el mercado femenino. Para ella, este programa es “una oportunidad genial de conocer nuevas startups innovadoras e impulsar el emprendimiento femenino para reducir la disparidad del ecosistema”.

Piazza añade que “necesitamos más casos de éxito” con mujeres y no solo en cuanto a emprendedoras, sino también a inversoras: según la compañía global UBS, los inversores masculinos tienen tendencia a financiar proyectos en los que también hay figuras masculinas, mientras que a las mujeres les faltan referentes tanto del lado del emprendimiento como del lado de la inversión.

Oriana Circelli es CEO en WOWplay, una startup que fomenta el aprendizaje en materias STEAM desde edades muy tempranas, a través del juego y el empleo de habilidades habituales en los niños y niñas, como son la creatividad o la curiosidad. A través de un modelo de suscripción, las familias van recibiendo kits, dentro de un programa educativo en el que el nivel va aumentando y los productos que están conectados se van complicando.

Este innovador proyecto resultó ganador de la anterior y primera edición de la Women Pitch Competition, algo que para Circelli es “sumamente satisfactorio”. Como cuenta esta emprendedora, “muchas veces proyectos que son muy buenos, si no los contamos bien acaban no saliendo”.

Por lo tanto, no solo es beneficioso aprender a contar la idea de su proyecto en un discurso que sea claro y comercializable ante un público heterogéneo que puede ir desde un inversor a unos padres, sino que también enriquece “ver el nivel y la calidad de las otras participantes, que fue muchísima”.

Gracias a esta convocatoria, Circelli celebra tener una mayor visibilidad: “siempre son útiles y dan mucha exposición, y estoy segura de que muchas personas ahora nos tienen en su top of mind”.

El plazo para apuntarse a la 2ª edición de este programa estará abierto hasta el 1 de marzo, y tendrá lugar el día 7 del mismo mes.

Sentirse en el lugar correcto

Además del Programa de Aceleración habitual, La Nave ha lanzado una versión para emprendedoras bajo el nombre Empowerment Edition, cuya inscripción está abierta hasta el 8 de marzo. Aunque tiene menor duración que el original, su propósito es el mismo: que sus participantes puedan acelerar el modelo de negocio de mano de los mejores expertos y formar parte de un ecosistema tan vibrante como innovador, dentro del centro.

Y es que se trata de una iniciativa en la que las startups lideradas por mujeres seleccionadas podrán recibir sesiones formativas, charlas, asesorías con expertos relacionadas con las materias que demande el proyecto, un espacio físico de trabajo y acceso al ecosistema inversor de La Nave, entre otras cuestiones.

Momindwell es una de las empresas que participó en la última edición de este programa y su paso le ha servido para acceder al Programa de Aceleración de La Nave. Su objetivo es ofrecer una serie de herramientas claves para que los empleados de una empresa puedan sentirse mejor y más conectados a su vida profesional, gracias a la gestión del bienestar laboral y de una cultura corporativa feliz, frente a los síndromes de hoy en día como el burnout o la depresión.

De su paso por este Empowerment Edition, Karen Barrios, CEO de Momindwell recuerda que fue de enorme ayuda “ya que pusimos muchísimas cosas en práctica y mejoramos mucho a través de las sesiones”. Gracias al equipo de expertos, Barrios comenta que “fue una oportunidad única tener delante a una persona que sabía mucho sobre un tema específico” que se podía aplicar a su negocio.

Además, para esta emprendedora es muy importante ”la interacción con otras compañeras, porque es verdad que el emprendimiento es muy solitario”. También es importante “la oportunidad de crear sinergias y compartir con otras empresas”, explica.

“Las mujeres pecamos un poco con el síndrome del impostor, pero que La Nave sirva de escenario para ver a otras emprendedoras trabajar cada día en sus ideas, levantando rondas, te hace sentir que estás en el lugar correcto”, concluye Barrios.

Acercando el talento y la innovación a los más jóvenes

Un año más, La Nave es el escenario de otra iniciativa: bajo el nombre Technovation Girls, se trata de un programa internacional promovido en Madrid por Power to Code, y apoyado y extendido en Villaverde y Usera por la Plataforma Nave Boetticher.

El objetivo de este programa es “lograr que las chicas de los barrios periféricos de Madrid puedan competir superando, en lo posible, la brecha digital que las separa de las niñas del resto de la ciudad”, explica Luis López-Aranguren, uno de los organizadores.

Para ello, Technovation Girls reúne a chicas de entre 10 y 18 años para elegir una idea, preparar un plan de marketing, desarrollar una app y grabar un breve vídeo explicando su proyecto. Finalmente, sus proyectos se presentan en La Nave, donde las ideas finalistas han sido seleccionadas.

Además de este programa, otro de los que se han celebrado recientemente es Female Steam Leaders, un evento que busca empoderar a las nuevas generaciones.

Se trata de un encuentro entre estudiantes, colegios y personal educativo que tuvo lugar el pasado 9 de febrero, con motivo del Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Su intención es la de formar a los niños y niñas en el ámbito científico-técnico-creativo y servirles de inspiración y referente con mujeres que son líderes en el mundo de la ciencia y la tecnología.

“Son charlas prácticas con un lenguaje muy aterrizado para niñas y niños en primaria y secundaria”, explica Esther Molina, conductora del evento y una de las fundadoras de Female Startup Leaders, la asociación sin ánimo de lucro creada por las fundadoras de las startups más innovadoras de habla hispana que está detrás de esta idea.

Como cuenta, “es una de nuestras actividades preferidas porque de ahí surgen vocaciones científico-técnicas y ponemos delante de 100 niños y niñas en La Nave de Madrid a referentes de emprendimiento tecnológico para que pregunten lo que quieran y se vean reflejados. Todo, ojalá, para convertirse ellos y ellas mismos en futuros referentes STEAM”.

Molina apunta, además, que “hace tiempo que se ha metido ya la 5ª marcha con el emprendimiento femenino, gracias al esfuerzo real por parte de de la administración y organismos oficiales por incidir en la importancia de reducir la brecha de género e incentivar que más mujeres puedan crear sus empresas”. Y a las chicas que se están pensando emprender, “les diría que testeen su idea y que si ven que no funciona, que no desesperen, ya que son protagonistas directas de la resolución a una división que nunca debería haber existido”.

Business Solutions

Deja una respuesta