La nueva forma de hacer televisión está en YouTube

¿Imaginas que tu marca tuviera su propio canal de televisión? Probablemente, ni se te pase por la cabeza. Los costes económicos de producción y de personal son tan altos que hacen que sea un sueño inalcanzable. Sin embargo, tener un canal de contenidos propios sí que es posible en el entorno digital. Y es que, ¿por qué pensar en televisión cuando existe un canal como YouTube con 2.000 millones de usuarios mensuales en todo el mundo? El 62% de las empresas utilizan ya YouTube como plataforma para publicar contenido (Buffer, 2019), y cada vez son más las marcas que, como PlayStation España o Mahou Cinco Estrellas, cuentan con un canal propio para conectar con sus audiencias a través de este medio.

Pero, ¿por dónde empezar a la hora de crear un contenido de marca propio en YouTube? ¿Qué contenidos crear? ¿Cómo generar visualizaciones desde el primer día y mantenerlas en el tiempo? Para descubrirlo, en MarketingDirecto.com nos hemos desplazado hasta las oficinas de 2btube que, consciente de las necesidades actuales de las marcas, y basándose en sus más de cinco años de expertise en la producción de contenidos digitales, ha lanzado TV-tube; un producto llave en mano para cualquier marca que quiera potenciar su presencia en YouTube y que promete revolucionar la forma de hacer televisión.

¿Por qué las marcas deberían apostar por crear su propio canal de televisión en YouTube?

Para Fabienne Fourquet, CEO de 2btube, “hoy por hoy, tener un canal de YouTube es como tener un canal de televisión, porque puedes alcanzar a cientos de miles de usuarios únicos con un solo vídeo y hablar a esa audiencia de la marca y/o del producto. Aunque es una inversión a medio / largo plazo, es una inversión muy rentable, porque implica no tener que gastar tanto presupuesto en publicidad cada vez que hay que lanzar un nuevo producto”.

TV-tube es una forma de crear un canal de comunicación en una plataforma consolidada y perdurable como es YouTube, que se ha convertido en la segunda página web más utilizada a nivel mundial, después de Google, y en el primer buscador para algunos targets determinados; lo que, en palabras de Lledó Holgado, directora de desarrollo de negocio de 2btube, la convierten en la ventana adecuada para que las marcas creen su propio medio.



A través de un canal de YouTube, los anunciantes pueden transmitir a la audiencia sus valores de marca, conectar con su target objetivo, posicionarse en redes y aunar lo mejor de los dos mundos, explica Fourquet: “lo mejor de la televisión (el show que hay detrás contenido, la calidad de producción, el plató diseñado en exclusiva y la opción de contar con un presentador que humanice tu marca y conecte directamente con la audiencia) con lo mejor de YouTube (datos fiables en tiempo real, interacción bidireccional con los espectadores, alto alcance y la oportunidad para crear una comunidad propia además de generar conversión directa a venta de productos o tráfico a web)”.

Un claro ejemplo de ello es el éxito de “Sabor a fútbol”, el canal de YouTube que Mahou creó hace más de tres años junto a 2btube, a través del cual “vinculamos una expresión de marca, en este caso el fútbol, con una marca como Mahou, a través de unos presentadores conocidos en el mundo digital que conectan con la audiencia más joven”, cuenta la CEO de 2btube.

Desarrollar TV-tube es hoy una necesidad, a la par que una oportunidad para todo tipo de marcas

Fue precisamente de este canal, así como del de PlayStation España, para quienes 2btube lleva años produciendo contenidos digitales y gestionando sus marcas en YouTube, de donde surgió la idea de desarrollar TV-tube para dirigirse a otros anunciantes que, como ellos, quisieran difundir sus valores de marca y su mensaje a una audiencia joven y amplia. Pero más allá de ser un servicio dirigido a grandes marcas o empresas con una voluntad de innovación digital destacada, desde 2btube observaron que es hoy una necesidad, a la par que una oportunidad para todo tipo de marcas.

¿Por qué se ha convertido en una gran oportunidad? Por un lado, porque el Coronavirus no solo ha acelerado la digitalización y ha favorecido que YouTube llegue a un público más amplio y de más edad (ya que según un reciente estudio, para los españoles de hasta 44 años, YouTube es ahora la cadena de difusión más grande del país) sino que, además, ha limitado la rentabilidad de otros medios offline. Los eventos o la publicidad exterior hoy no alcanzan a tantas personas, lo que implica que ese presupuesto se pueda destinar a medios como digital, que es la gran salvación de las marcas, tanto de este año 2021 como posiblemente del próximo.

Por otro lado, un canal de YouTube supone una ventaja competitiva para las marcas que venden online sus productos, ya que el posicionamiento que consigue es mayor al de una página web. Esto se debe a que no solo te posicionas en el buscador de YouTube sino también en el de Google, donde aparecen, de manera preferente y en la parte superior, los vídeos publicados en YouTube. Y en estos momentos, que los consumidores encuentren tu marca en Google es fundamental.

¿Qué se necesita para empezar?

Sabiendo todos los beneficios que un canal de televisión en YouTube aporta a las marcas, solo nos queda saber qué es lo que se necesita para ponerlo en marcha. Fourquet, junto a Blanca Rabena, directora de servicios B2B y paid media de 2btube, nos explican que, para empezar, lo primero que necesitas es una estrategia de contenido dirigido a la audiencia de YouTube y adaptado a este canal. “El contenido es el rey, pero la audiencia es la reina”, asegura Fourquet.

Una vez creada la estrategia de contenidos, es necesario pensar en qué presentadores o colaboradores la representan y, a partir de ahí, empezar a gestionar el canal, explica Rabena, que añade: “en esta parte es cuando nos metemos en el back office y empezamos a buscar los títulos, los tags, el posicionamiento para que el contenido de la marca llegue a su audiencia y la posicione mejor que a su competencia”. En cuanto a las marcas que ya tienen un canal de YouTube y que utilizan solo a modo de repositorio, el equipo de 2btube entraría a hacer una auditoría y una puesta a punto.

Una vez el canal está en marcha, desde 2btube trabajan para ampliar su audiencia con una estrategia de marketing que aúna el earned media, con campañas de branding y de influencers; con el paid media, que les permite saber dónde y cómo invertir para no sólo atraer visitas al canal, sino también para ganar suscriptores que le hagan crecer en audiencia y en reach de los potenciales consumidores mucho más rápido.

¿Podríamos empezar mañana mismo a crear nuestro propio canal de televisión en YouTube?

Blanca nos asegura que sí, y es que destaca una de las principales ventajas que presenta digital: la agilidad, una característica que 2btube mantiene a lo largo de todo el proyecto: desde la fase de pre-producción, en la que se crea el contenido, se eligen a los presentadores, se monta el plató y se graba; pasando por la fase de lanzamiento, en la que se mide de forma continua cómo está funcionando, y, por último, en la última fase: la de continua optimización.

Para finalizar, Fourquet recalca las principales diferencias entre un canal de televisión y TV-tube, entre las que destaca el precio. Y es que, con TV-tube se pueden empezar proyectos desde 15.000 euros al mes, frente a los millones que podría suponer tener un canal propio en televisión, algo que solo consiguieron hacer los clubes de fútbol hace años. Con TV-tube ha llegado la nueva forma de hacer televisión.

Si te ha gustado esta noticia, no olvides compartirla en tus redes sociales.

 Vía: Marketing Directo

Foto de Donald Tong en Pexels
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: