La pandemia dificulta el avance en igualdad en las empresas

Un reciente informe señala que el ascenso de las mujeres a puestos directivos se ha estancado y que aún son muchas las empresas que no han aplicado medidas por la diversidad de género. La crisis sanitaria por Covid y el estancamiento de la economía podría estar detrás de este parón por la igualdad. 

El número de mujeres directivas se ha estancado en España comparándolo con las cifras del pasado año. En 2020 se había logrado alcanzar la cifra del 34% de mujeres en altos cargos, después de aumentar desde 2019 (que llegaba al 30%). El dato que claramente ha empeorado ha sido el de mujeres que llegan a CEO, ya que ha bajado del 25% al 23% actual. En todo ello podemos extraer una conclusión: el impacto de la pandemia y la crisis económica ha hecho retroceder el impulso a la igualdad en las empresas.

Empresas medianas y desigualdad territorial

Estos datos los han obtenido desde la auditoría Grant Thornton y los han desgranado en el informe ‘Women In Business 2021’, que analiza la situación y la evolución de empresas entre 50 y 500 empleados, ya sean cotizadas o no. Este estancamiento no ha hecho que España salga del ranking de los diez países con desarrollo de políticas de diversidad e igualdad. Lo que sí debe servir es de aviso, de que sin un continuo impulso a estas, el avance por la igualdad se frena. 

Por eso uno de los datos que más preocupan es que se hayan duplicado el número de empresas que no ha aplicado ninguna medida para acabar con el llamado ‘techo de cristal’ o con otras desigualdades: pasando del un 11% en 2019 al 26% en 2020. “Este incremento nos preocupa especialmente”, explica Aurora Sanz, socia directora de Laboral de Grant Thornton. Sanz atribuye este paso atrás a la pandemia pero también recuerda que los obstáculos siguen ahí: “la maternidad, la falta de conciliación y las culturas corporativas donde el hombre prevalece por encima de la mujer”.



Diferencias por puestos y por geografía

No solo hay que evaluar cómo se llega a los puestos si no también a qué puestos y dónde. La igualdad no avanza por igual según la ‘segregación de género’ que alcanza cada puesto tradicionalmente. Por ejemplo, el mayor número de mujeres directivas están en Recursos Humanos (36%), en finanzas (32%) o en marketing (25%), mientras que las que menos mujeres directivas tienen son innovación y tecnología (12%) o los cargos de responsabilidad en comerciales (14%). Sanz asegura que “los cargos de responsabilidad suelen recaer en hombres, que desempeñan funciones que se consideran más estratégicas y que suelen conducir a la dirección general o en consejo de administración de forma más directa”.

Los datos adelantados del estudio también indican que el avance o retroceso por la igualada en las empresas también tiene diferencias territoriales. La Comunidad de Madrid continúa liderando el ranking con un 39% de mujeres en puestos directivos, seguida por Cataluña con un 34%, Galicia con un 33%, Andalucía con un 29%, la Comunidad Valenciana con un 26% y Euskadi con un 23% de directivas en el total de altos directivos.

Acciones para no estancar el avance

Las empresas que siguen con el impulso a la igualdad se han centrado en garantizar un acceso equitativo a los puestos de trabajo y su promoción, así como en aplicar políticas de condiciones flexible encaminadas a la conciliación. De hecho, el 35% de las empresas que sí que hacen acciones se centran en estos puntos. Otras acciones irían por el camino de la creación de culturas corporativas inclusivas (aplicadas en el 32% de los casos), la revisión de los procedimientos de contratación (26%) y el desarrollo de programas de ‘mentoring’ y ‘coaching’ (23%). 

Desde Grant Thornton también inciden en que no contar con políticas de diversidad supone un coste de oportunidad, tanto para la rentabilidad, el crecimiento como en la capacidad de resiliencia y adaptación a las situaciones económicas y sociales. Para remediarlo, nada mejor que potenciar el liderazgo femenino. “La conclusión es clara: a mayor implicación en materia de género, mayor probabilidad de que las compañías crezcan a un ritmo superior del 5%”, asegura Sanz.

Trabajo e Igualdad, implicadas

Estos detalles y otros fueron explicados en la presentación del adelanto del informe -que saldrá completo en marzo- en el evento Forbes SUMMIT Women al que acudieron personalidades muy relevantes en torno a la igualdad y la empresa. Como la propia ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, quien afirmó que “el compromiso con la igualdad real y efectiva debe ser el ADN de la cultura empresarial y descender al espacio de trabajo diario porque es ahí donde hay problemas”. 

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, apuntó que el objetivo es “superar la crisis de los cuidados, reorganizar los usos del tiempo en nuestra sociedad y lograr un mundo laboral plenamente igualitario”. “Es un reto que debemos abordar de la mano, desde la empresa y desde las administraciones públicas”, concluyó.

 

Laura L. Ruiz, periodista experta en igualdad

Foto de cottonbro en Pexels
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: