Las mujeres en puestos de liderazgo aceptan mejor los cambios y se exponen a menos riesgos, según un análisis de 163 empresas a lo largo de 13 años

Las empresas lideradas por mujeres tienen más probabilidades de ser más receptivas ante los cambios, según las conclusiones publicadas este martes en Harvard Business Review.

El estudio analizó varios factores para determinar el impacto de la contratación de mujeres para puestos de dirección en los resultados empresariales, entre ellos el índice de nombramientos por género; los costes de investigación y desarrollo, marketing y diseño; y los informes de resultados de las empresas.

La investigación ha sido realizada por Corinne Post, profesora de la Facultad de Negocios de la Universidad de Lehigh (Pensilvania, Estados Unidos), Boris Lokshin, profesor asociado de la Universidad de Maastricht (Países Bajos), y Christophe Boone, profesor de la Universidad de Amberes (Bélgica).



En el estudio se examinaron 163 empresas multinacionales. En cuanto a los resultados, las empresas observaron un cambio en la aversión al riesgo y, al mismo tiempo, una apertura al cambio: «En otras palabras, estas organizaciones abrazaron cada vez más la transformación a la vez que trataban de reducir los riesgos asociados a ella», afirma Harvard Business Review.

Los investigadores consideran que este primer resultado representa un cambio en la forma de pensar de las empresas. Para cuantificar ese cambio, apuntan al crecimiento del I+D frente a las fusiones y adquisiciones.

En efecto, algunas adquisiciones, que, según los investigadores, «podrían describirse como un enfoque más tradicionalmente masculino y proactivo», han dado paso a un trabajo centrado en la investigación y en nuevos productos y estrategias dentro de la empresa. Los investigadores afirman que este cambio «podría describirse como un enfoque más femenino y colaborativo».

Sin embargo, para que los cambios sean efectivos, el estudio focaliza en la importancia de que las mujeres estén bien integradas en los equipos de gestión. En particular, en el informe también figura, que el pensamiento de la alta dirección solo se ve afectado o modificado cuando las mujeres lideran equipos que ya están previamente formados por más mujeres.

Los investigadores señalan el valor de la diversidad en general para que las empresas estén más abiertas al cambio. El año pasado, Business Insider señaló que tener un equipo especializado en diversidad, equidad e inclusión hacía que las empresas fueran más propensas a ser percibidas como líderes en sus respectivas industrias.

Annabelle WilliamsBusiness Insider
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: