Más de 170.000 euros en formación, perseverancia o apuesta por reinvertir: la clave del éxito de este emprendedor menor de 30 años que ya factura 1 millón de euros al añoa

“No solo es necesaria la formación en la vida profesional, sino que es fundamental y un gran diferenciador para el éxito empresarial”.

Esa es la visión de Marcos Razzetti, fundador de BlueHacking y joven emprendedor de menos de 30 años, que ha proporcionado a Business Insider España en una entrevista en exclusiva, para explicar cuáles han sido las claves de su éxito. 

Llevar una estrategia adecuada para obtener réditos a posteriori no todo el mundo lo consigue. En su caso, en pocos años ha logrado ayudar a emprendedores y proyectos digitales a crecer a través de un mecanismo denominado Growth Hacking, una disciplina que busca, con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, incrementar de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, o ingresos, o impactos, de una empresa.

Sin embargo, para llegar al momento actual, en el que ya dispone de 7 empresas consolidadas, es necesaria una cultura basada la perseverancia: “las personas que no se forman, están pagando su formación con tiempo, dinero y esfuerzo”.

“Hay dos formas de aprender a hacer algo: que otros te transmitan cómo lo hicieron o aprender a hacerlo por tu cuenta”, asegura Razzetti. “Siempre hay alguien que ha recorrido el camino que tú estás recorriendo, y tiene el mapa del tesoro que quieres encontrar… Puedes cavar durante años, o puedes comprar el mapa”, ahonda.

En su caso, se formó constantemente desde sus inicios y dice haber empleado más de 170.000 euros en formaciones. “No solo me he formado profesionalmente, sino que también lo he hecho en mi vida personal porque nuestro bienestar personal se refleja en nuestros resultados”, agrega. Unas inversiones destinadas a crecer en el entorno del marketing digital.

“Hay dos formas de aprender a hacer algo: que otros te transmitan cómo lo hicieron o aprender a hacerlo por tu cuenta”, asegura Razzetti. “Siempre hay alguien que ha recorrido el camino que tú estás recorriendo, y tiene el mapa del tesoro que quieres encontrar… Puedes cavar durante años, o puedes comprar el mapa”, ahonda.

En su caso, se formó constantemente desde sus inicios y dice haber empleado más de 170.000 euros en formaciones. “No solo me he formado profesionalmente, sino que también lo he hecho en mi vida personal porque nuestro bienestar personal se refleja en nuestros resultados”, agrega. Unas inversiones destinadas a crecer en el entorno del marketing digital.

Por qué la persistencia es una de las principales cualidades que debe tener un emprendedor, según la directora de Amadeus Ventures

Razzetti expone que comenzó primero utilizando las redes sociales para intentar vender una marca de ropa suya, y para comercializar un multinivel el cual había intentado hacer funcionar. “Después, adquirí un programa sobre cómo ayudar a dueños de negocios tradicionales a digitalizarse y cobrar por eso”, indica. Desde ahí consiguió su primer cliente y reinvirtió las ganancias en seguir formándome sobre esta y otras oportunidades digitales.

“Cuando no tienes resultados debes pagar a alguien que los tenga para que te apalanque y si es necesario trabajar gratis con tu primer cliente para obtener ese primer caso de éxito”, concreta.
“No necesito vivir como un rey hoy”, resalta. “Si aumento mis ingresos al reinvertir mi dinero, el día de mañana mis gastos van a ser insignificantes en base a mis ingresos”, dice Razzetti. 

Unos resultados que le llevaron el pasado año, según comenta, ha superar el millón de euros de facturación y que le permiten ser más ambicioso para el presente ejercicio: “Este año estimamos facturar unos 5 millones entre todas las empresas, puesto que el crecimiento está siendo exponencial, ya que se van consolidando varias cosas en nuestros negocios”.



Los métodos de inversión, claves de su éxito

¿Se necesita mucho capital? ¿Cómo se consigue construir ese potencial en pocos años? Razzetti cuenta que depende el modelo de negocio que se busque seguir. “Cuando comencé el modelo de negocio de consultoría a negocios locales, solo tuve que comprar un programa online el cual compré financiado con la tarjeta de crédito de mi padre”, recuerda. Le costó 997 dólares.

“Pienso que la perseverancia, la formación constante y las buenas relaciones estratégicas”, son las claves de mi éxito”, continúa.

A su modo de ver no se necesita más que un buen programa online con el paso a paso para comenzar. “Si entregas un servicio no tienes costo de entrega, y si obtienes clientes a través de enviar mensajes no tienes costos de adquisición”, analiza.

De ahí a saber observar cuáles son los métodos de inversión utiliza un emprendedor digital para crecer en términos financieros. Tal y como relata, Razzetti Invierto mucho en campañas publicitarias para atraer más clientes. Es una de sus claves, pero no la única. 

“También invierto en formación para saber cómo obtener más rentabilidad de mis acciones y las de mi equipo”, asevera. “Por ahí con una formación invirtiendo un dólar o una hora en vez de generar 2 dólares genero 3”, añade. 

De esta manera, su retorno sobre su inversión de tiempo o dinero aumenta. “Gano más dinero por el mismo tiempo o dinero invertido”, dice.

Otro lugar donde invierte mucho capital, reconoce, es en equipo o en trabajadores. “Las personas son el mayor activo de un negocio porque son las que operan la estrategia para que esta crezca”, asegura.

Y a ello hay que sumarle que apuesta parte de su capital en criptomonedas y activos inmobiliarios, aunque reconoce que está iniciándose en este campo. “No quiero sacrificar dinero del negocio que es donde obtengo más rentabilidad y control sobre el mismo”, matiza.

El potencial del growth hacking para capitalizar ingresos 

Efectivamente, Razzetti ha construido parte de su éxito gracias al marketing digital y a la aplicación de la estrategia del growth hacking. ¿Qué potencial tiene esta herramienta? Según asegura, es ilimitado ya que está basado en números. 

“Pongamos el ejemplo de que obtenemos 100 prospectos para mi negocio cuyo coste asciende a 1.000 dólares y tienes un coste por prospecto de 10 dólares. Luego de esos prospectos tengo un porcentaje de cierre del 10% por lo cual consigo 10 clientes. Esto me da un precio de adquisición de cliente de 100 dólares. De ese modo, cada uno de esos 10 clientes invierte 120 dólares, por lo que facturo 1.200 dólares con un beneficio de 200 dólares”, ejemplifica.

“El marketing digital ofrece el potencial de llegar a millones de personas a un costo reducido y pudiendo trackear y optimizar de forma muy clara las acciones”, opina.

Héctor Chamizo
LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: