Precocidad comercial

Precocidad comercial: Dícese de la tentación que tenemos de venderle al cliente en el primer contacto.

Si algo se necesita para generar una venta, es haber construido confianza; haber generado exposición y visibilidad para que el cliente considere que somos una marca confiable, una compañía confiable, un profesional confiable y que nuestro producto o servicio es lo que necesita.

¿Cómo se construye la confianza? A través de crear comunidad, exponerse, generar contenido, redes sociales, correo electrónico, brindando información de valor, comunicación, publicidad. En la medida en que su prospecto sepa que usted existe y esté familiarizado , mayor la probabilidad de que le compren. La frecuencia construye familiaridad, la familiaridad genera confianza (como que lo conozco, se quién es), y la confianza genera ventas.

Por eso lo más importante es entender que hay un prerrequisito para toda venta que se llama generar confianza. Empiece siempre a generar valor, brindar información sin esperar nada a cambio para que la venta sea realmente la consecuencia de haberle demostrado a su prospecto que usted tiene el conocimiento, la información, el producto, al experiencia y las soluciones para poder servirle.


[wp-rss-aggregator]


No pida la mano en la primera cita. No es llegar: “Mucho gusto, mi nombre es David Gómez. ¿Qué tal? ¿Se casaría conmigo?” No pasa en la vida real, pero pasa en la gestión comercial. Cuando “Hola que tal, mucho gusto, cómo me le va, encantado de conocerlo ¿Cómo se encuentra usted el día de hoy? Bueno, quisiera contarle que tenemos unas grandes ofertas para que nos compre”.

Obviamente puede que haya gente que le compre, pero si no hay generación de confianza previa, difícilmente se va a generar el resultado que estamos esperando. Por eso nunca deje de cultivar prospectos para cosechar clientes. Esté atento a la precocidad comercial.

David Gómez

Deja una respuesta