Cómo definir el presupuesto de una campaña publicitaria (y exprimir al máximo cada euro)

Estás pensando en invertir en publicidad online.

Has oído que es buena opción para atraer nuevos clientes para tu negocio, pero no sabes cuánto dinero necesitas para empezar o qué otros gastos pueda implicar lanzar una campaña de publicidad.

Por eso este post.

Y es que aquí te vamos a explicar qué criterios tenemos nosotros en cuenta a la hora de definir el presupuesto de una campaña publicitaria.

Prepárate, porque se viene un artículo cargado de mucha «chicha».

✅ Los 8 factores que debes tener en cuenta para definir el presupuesto de tus campañas publicitarias

Es importante que tengas en cuenta una idea de inicio:

Es imposible darte cifras sobre cuánto invertir en publicidad, porque cada negocio es distinto y trabaja con unos presupuestos de marketing diferentes.

Por eso no hay una respuesta correcta a la pregunta de: “¿Cuánto tengo que invertir en publicidad?”.

En nuestro caso, cuando empezamos a trabajar con un nuevo cliente, valoramos diferentes factores (sus objetivos de negocio, su sector, su competencia, cuánto puede invertir en marketing…) para elaborar un presupuesto publicitario a su medida.

Y esos factores son los que te vamos a explicar a continuación para que tú puedas hacer ese mismo análisis con tu negocio.

NOTA: no obstante, para que tengas una referencia mínima, a todos nuestros clientes les explicamos que para arrancar con Google Ads necesitamos de una inversión mínima de 300 € al mes (con otras plataformas, esta cifra será más alta).

De ahí que sea muy importante que leas lo que te explicamos al final de este post.


[wp-rss-aggregator template=»Default»]


? 1. ¿Qué queremos conseguir con esta campaña? 

El punto de partida para definir un buen presupuesto es tener claros tus objetivos de negocio.

Por ejemplo, imagina que diriges una clínica dental.

Tu objetivo podría ser:

  • Introducirte en un nuevo nicho de mercado: la mayoría de tus actuales clientes son personas que tienen 50 años o más. Sin embargo, ahora quieres enfocarte en una audiencia más joven (de 25-40 años), para venderles tus servicios de blanqueamiento dental. Como es un nicho en el que apenas has trabajado, lo primero que quieres es que el público se familiarice con tu marca.
  • Generar ventas directas: puede que tu prioridad ahora mismo sea conseguir más clientes de implantología, porque es un servicio que te deja una rentabilidad muy alta y quieres potenciarlo.

En función de lo que quieras conseguir, la estrategia publicitaria variará.

? 2. ¿De dónde partimos? (revisa las métricas previas)

Supongamos que hace un tiempo ya lanzaste una campaña para conseguir clientes de implantología.

El objetivo de esa campaña era atraer visitas hasta una página de ventas. En esa página le explicabas al usuario en qué consistía este servicio y le dabas la opción de dejar su teléfono para recibir más información.

En ese caso, puedes analizar:

Si utilizaste varios canales (por ejemplo, si lanzaste anuncios en Google Ads, en Facebook y en Instagram) haz este análisis por separado.

Así podrás saber, por ejemplo:

  • Qué canales te funcionaron mejor.
  • Qué tasa de conversión estás consiguiendo, tanto con tráfico frío (personas que no te conocen de nada) como con tráfico templado (personas que han estado en tu web antes o que ya te conocían por otras vías).
  • Si te funcionan mejor los anuncios de texto, las imágenes, los vídeos…

Luego veremos cómo usar esta información para tomar mejores decisiones a la hora de diseñar la estrategia.

? 3. ¿Qué está haciendo la competencia?

También es interesante que te fijes en las campañas que lanzan otras clínicas de tu ciudad:

  • Qué canales usan más.
  • Cómo enfocan el texto de los anuncios (qué puntos de dolor tocan, qué beneficios destacan de sus servicios, si mencionan el precio…).
  • Qué clase de imágenes utilizan, si hacen anuncios de vídeo…

Pero ¿cómo puedes ver las campañas de tu competencia?

Pues hay un par de trucos. ?

En el caso de Facebook e Instagram, puedes entrar en la Biblioteca de Anuncios e introducir el nombre de tus competidores para ver qué campañas tienen en marcha ahora mismo:

Y con Google Ads, lo más sencillo es que introduzcas en el buscador términos relacionados con tu negocio.

Por ejemplo, si tu clínica está en Madrid, podrías buscar “Clínica dental Madrid”, “Ortodoncia invisible Madrid”, etc., y ver qué otras clínicas están pujando para aparecer por esas palabras clave con sus anuncios.

? 4. ¿Con qué presupuesto contamos en total (y cómo se va a dividir)?

Supongamos que, del presupuesto total que tienes para invertir en marketing, vas a destinar 3.000 € a la publicidad (ojo: es solo un ejemplo, esta cifra la tienes que adaptar a la realidad de tu negocio).

Una parte de ese dinero se irá a los propios anuncios; es decir, será la inversión que realices para que tus anuncios aparezcan en las distintas plataformas.

Pero además, hay otra serie de gastos que debes tener en cuenta.

Por ejemplo, si decides delegar:

  • El diseño de los anuncios (imágenes y vídeos).
  • La redacción del texto o copy.
  • La parte técnica (cómo se monta y se configura la campaña para optimizar el presupuesto y atraer tráfico cualificado. Esto te recomendamos delegarlo sí o sí en un profesional, porque es bastante complejo y además puede marcar una diferencia importante a nivel de resultados).

Todos estos gastos tienen que estar desglosados en el presupuesto de la campaña.

? 5. ¿Cuáles van a ser los objetivos concretos de la campaña?

Ahora que sabes cuánto puedes invertir y qué quieres conseguir con la publicidad, es el momento de establecer los objetivos de la campaña.

Seguimos con el ejemplo de la clínica dental:

  • Si quieres aumentar tu visibilidad y abrir mercado: aquí el objetivo podría ser “Atraer a tu web a X miles de personas de 25-40 años que estén buscando información sobre ortodoncia invisible en un mes”.
  • Si quieres conseguir más ventas para tu servicio de implantología: en este caso podría ser “Conseguir que X clientes potenciales soliciten una llamada informativa en 2 meses”.

De esta forma, esas metas generales que vimos al principio las hemos bajado a tierra y las hemos convertido en unos objetivos específicos y medibles.

Esto es muy importante, porque es lo que te va a permitir saber si tu estrategia está dando resultados.

? 6. ¿Cuántas fases va a tener la campaña?

Según la estrategia que te hayas marcado, puede que necesites dividir la campaña publicitaria en diferentes fases.

Por ejemplo, si el objetivo es vender tu servicio de implantología, tu campaña podría tener:

  • Una primera fase enfocada a la captación de leadscreas anuncios para impactar a personas que todavía no te conocen (lo que se denomina “tráfico frío”). Al pinchar en esos anuncios, los usuarios van a la landing page en la que les explicas en qué consiste tu servicio y les propones solicitar una llamada informativa.
  • Una segunda fase de remarketinghabrá personas que lleguen a la landing y a las que realmente les interese tu servicio, pero que al final se vayan sin dejarte sus datos (porque quieren comparar tus precios con los de otras clínicas, porque les salta una notificación de WhatsApp y se distraen…). ¿Qué puedes hacer para no perder a estos potenciales clientes? Creas una segunda tanda de anuncios que solo van a ver las personas que han estado en esa página, pero no han rellenado el formulario (tráfico templado). Esto es lo que se conoce como “anuncios de remarketing”.

Al elaborar tu presupuesto, decide cuánto vas a invertir en cada una de las fases.

? 7. ¿Qué canales vamos a utilizar?

También debes valorar entre cuántos canales vas a distribuir tu presupuesto y la inversión que realizarás en cada uno.

Hay varios que puedes usar, pero los dos principales son:

  • Google Ads: para publicar anuncios en los resultados de búsqueda de Google, en otras webs (mediante los anuncios de la Red de Display), en YouTube…
  • Facebook Ads: con Facebook Ads se crean las campañas que aparecen tanto en Facebook como en Instagram.

Según tus métricas anteriores, podrás valorar si te interesa repartir el presupuesto a partes iguales o darle más peso a un canal concreto.

Referencia: tras 14 años diseñando campañas para nuestros clientes, hemos comprobado que conseguir una venta con Google Ads es 6,7 veces más barato que con Facebook Ads.

? 8. El último paso: medir y volver a empezar

El presupuesto publicitario no es inamovible.

Una vez la campaña esté en marcha, la idea es que vayas midiendo los resultados y haciendo ajustes según lo necesites.

Por ejemplo, imagina que a los días de lanzar tu campaña para captar clientes de implantología ves que:

  • Las campañas de Display te están trayendo más leads de lo que esperabas: pues ajustas el presupuesto y destinas más dinero a esos anuncios.
  • La conversión con tráfico frío es muy baja: aquí puedes probar con distintos copys o imágenes para ver si consigues mejores datos, o reubicar esa inversión en la campaña de tráfico templado.

Y así vas optimizando la inversión publicitaria para conseguir resultados cada vez mejores.

✅ Un último consejo para exprimir tu presupuesto de marketing…

No te centres solo en la publicidad.

Las campañas de anuncios son una estrategia muy interesante, sobre todo si necesitas conseguir clientes a corto plazo.

Pero a la larga, lo que te va a traer más rentabilidad son estrategias de SEO (posicionamiento orgánico en Google).

Y es que a través del posicionamiento SEO atraes hasta tu web tráfico orgánico: es decir, visitas «gratuitas» (por lo que el margen de ganancias que consigues por cada venta es muy superior).

Ana Pedroche

Deja una respuesta