Problema y solución: etiqueta indexada en lugar de la página

El caso en cuestión era éste: una web había conseguido posicionar en Google una keyword importante para ellos… pero la página que posicionaba era la de la etiqueta, en lugar de la página donde vendía ese servicio.

La web en cuestión es una web de venta de servicios, la keyword es precisamente la en la que la de uno de esos servicios que la web vende/promociona en una página dedicada.

Normalmente, aunque no siempre es recomendable y hay que estudiar cada caso, solemos desindexar las etiquetas para favorecer a las páginas principales, ya que consideramos que aportan más valor, y son una mejor «puerta» de entrada al contenido. Aunque como digo pueden haber otros casos en que no sea lo más recomendable.



En este caso particular las dos opciones a considerar eran:

No hacer nada para evitar la posibilidad de perder la posición, dejar que los usuarios sigan llegando a la página de la etiqueta y como mucho añadir a esta página una llamada a la acción para que sepan que deberían hacer clic en el listado de la etiqueta para entrar en la página del servicio.
Redireccionar la página de la etiqueta a la página del servicio, para que el visitante que llegue a la página de la etiqueta aterrice directamente en la página de destino que nos interesa. Al hacerlo es bastante probable que Google se dé por enterado de nuestras intenciones y desindexe la página de etiqueta en favor de la página redireccionada (llevaría un tiempo), aunque también es posible que la etiqueta se mantuviera posicionada a pesar de la redirección dependiendo de varios factores como por ejemplo enlaces externos.

En este caso, al tratarse de una kw que vende un servicio en una página única destinada para ello, mi recomendación sería la opción 2: redirigir a la página del servicio para que no existan páginas «intermedias» que pudieran afectar a la conversión.

En el caso (no es éste) de que la keyword estuviera relacionada con varios servicios podríamos mantener la página de la etiqueta listando las páginas de servicios relacionados y rediseñandola un poco para convertirla en una especie de landing page que liste las páginas etiquetadas… más o menos como solemos hacer con las páginas de categorías.

Hay que recordar que, especialmente cuando «cambiamos algo», nos arriesgamos a que resulte en un peor posicionamiento, pero si queremos progresar hay que tomar algunos riesgos cuando creemos que el resultado puede beneficiarnos.

En el SEO hay «apuestas» más seguras y otras más arriesgadas. En este caso, en mi opinión, se trataba de una apuesta bastante segura, aunque siempre recordemos a los clientes que nuestra recomendación está basada en la experiencia y el entendimiento de cómo funciona Google, pero que no tenemos control sobre lo que puede ocurrir finalmente.

Y eso es todo… por hoy.

¡Cuídate mucho!

Javier Marcilla

LucusHost, el mejor hosting

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: